MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Apuesta a la energía eólica

MANILA,  (IPS)  .–   China planea triplicar su

capacidad de energía generada a partir del viento

en los próximos dos años, en línea con el

objetivo del gobierno central de promover las

energías limpias y un desarrollo económico más

sostenible, dijo un alto funcionario.

       Por Prime Sarmiento

 

   La capacidad total de energía eólica de China

se ubica actualmente en 6.000 megavatios, pero

para fines de 2008 habrá llegado a 10.000

megavatios. Y para 2010, el gobierno habrá

impulsado una producción eólica de 20.000

megavatios, estima Song Yanqin, subdirector de la

división de administración de la investigación y

colaboración internacional del Instituto de

Investigaciones en Energía de China (ERI, por sus siglas en inglés).

 

   El ERI es parte de la Comisión Nacional para

el Desarrollo y la Reforma, con sede en Beijing,

que es la agencia encargada de implementar los

programas de conservación energética y de

reducción de emisiones contaminantes.

 

   "Un aumento en la capacidad de energía eólica

ayudará a satisfacer la creciente demanda local y

también a garantizar la protección ambiental",

dijo Song a IPS en una entrevista realizada en el

marco del Foro Asiático de Energías Limpias,

realizado del 2 al 6 de este mes en Manila por el

Banco Asiático de Desarrollo y la Agencia

estadounidense para el Desarrollo Internacional.

 

   Song agregó que la creciente capacidad eólica

va a la par del plan del gobierno de aumentar la

cuota de energías renovables del país y, por lo

tanto, ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del 

país.

 

   La economía china, en rápida expansión –el

promedio anual de su producto interno bruto

aumentó alrededor de 10 por ciento en los últimos

cinco años– la ha convertido en una importante consumidora de energía.

 

   China depende principalmente del carbón, un

recurso energético originario, abundante y

barato. La Administración de Información sobre

Energía pronosticó que, en los próximos 20 años,

a medida que la economía nacional continúe

aumentando, la demanda de carbono crecerá a un ritmo anual de 3,5 por 

ciento.

 

   Pero las plantas alimentadas a carbón

estimulan las emisiones de carbono, que aceleran el recalentamiento 

planetario.

 

   El Banco Mundial informó que China posee 20

de las 30 ciudades más contaminadas del mundo, en

buena medida debido a su elevado uso de carbón.

 

   El calentamiento global y el consecuente

cambio climático son tomados en serio por el

gobierno chino. El derretimiento de los glaciares

en la Región Autónoma de Tíbet y en la

noroccidental provincia de Xinjiang, así como el

aumento de las temperaturas en la región

occidental del país ya amenazan con reducir los

rendimientos del arroz, un cultivo que requiere mucha agua.

 

   Las áreas costeras también han sufrido los

extremos brotes de tormentas ocurridos en los

últimos años, que han sido atribuidos al cambio climático.

 

   "China busca un nuevo sendero de desarrollo",

observó Yu Cong, director del centro de

eficiencia energética del ERI. Yu, quien también

participó en el foro de Manila, agregó que el

gobierno chino prefiere un modelo más sustentable

de desarrollo económico y que se esfuerza por

reducir su consumo de energía. El desarrollo de

fuentes renovables, como la eólica, es una medida clave, señaló.

 

   Las energías renovables representan apenas un

cuarto de la capacidad total instalada del país, de unos 700.000 

megavatios.

 

   En 2007, la nación consumió 2,65 millones de

toneladas de equivalentes del carbón, apenas 7,5

por ciento de las cuales eran renovables. El

gobierno espera que para 2010 la energía eólica,

la hidroeléctrica y la solar representen 10 por ciento del consumo total.

 

   En comparación con los principales

productores y consumidores de energía eólica,

como Alemania, España y Estados Unidos, la

capacidad instalada de China todavía es baja.

Pero Song confía en que esto cambie en los

próximos años, y que China pueda surgir como el

mayor productor mundial de energía eólica.

 

   "Tenemos los recursos. Nuestras franjas

costeras son más extensas que las de España", dijo.

 

   "Aunque China todavía está rezagada en

relación a muchos países en términos de plantas

de energía eólica, sus recientes datos de

crecimiento han excedido por lejos al promedio

mundial. Un entorno político cada vez más fuerte

y una creciente base local de manufacturas

contribuyeron para que China más que duplicara su

capacidad eólica en 2006", dijo Joanna Lewis, del

Centro Pew sobre Cambio Climático Global, con sede en Estados Unidos.

 

   En un estudio difundido en julio de 2007,

Lewis comparó las estrategias de desarrollo de

energía eólica en China, India y España. Enumeró

varios programas para alentar la manufactura

local de turbinas de viento y aumentar la

cantidad de establecimientos eólicos.

 

   Esto incluyó deducciones impositivas,

concesiones, un proceso licitatorio competitivo

para el desarrollo de granjas eólicas, la

promoción de transferencia de tecnologías y

subsidios para la investigación en energía generada a partir del viento.

 

   Tales medidas continuarán apoyando no sólo al

programa de energía eólica de China, sino también

a su plan de desarrollo de energías renovables.

Los subsidios, los incentivos fiscales y la

asignación de más fondos para la investigación

pueden ayudar a crear una "demanda de mercado

estable, predecible y sustentable" para las energías renovables, dijo 

Song.

 

 

(FIN/IPS/traen-js-rp/ps/rdr/ap nr ip dv en kp/08)