MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Cortar el círculo vicioso de la crisis

 


Por Mario de Queiroz


OPORTO, Portugal,  (IPS)  – Las palabras del ministro de Finanzas de 

Portugal, Fernando Teixeira dos Santos, encontraron eco entre sus pares de 

América Latina, España y Andorra cuando advirtió del peligro que 

representa el círculo vicioso que se está creando entre el deterioro del 

sistema financiero y la economía real.

 

La reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales 

iberoamericanos, celebrada en esta ciudad capital de la Región Norte de 

Portugal,  concluyó que la asignatura más urgente es una acción 

internacional coordinada que rechace el proteccionismo, apoye el 

crecimiento de la actividad económica y el empleo, y refuerce el sistema 

financiero.

 

  El domingo y este lunes, los funcionarios evaluaron la crisis 

internacional y prepararon propuestas de medidas que presentarán en la 

próxima reunión del Grupo de los 20 (G-20), formado por los principales 

potencias industriales y países emergentes, interesados en el sistema 

financiero internacional, que se celebrará el 2 de abril en Londres.

 

  El G-20 está conformado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, 

Gran Bretaña, Italia, Japón, Rusia, Arabia Saudita, Argentina, Australia, 

Brasil, China, India, Indonesia, México, República de Corea, Sudáfrica, 

Turquía, y un representante de la Unión Europea. Si bien España no forma 

parte del grupo, consiguió un lugar en la cumbre después de un intenso 

cabildeo.

 

  La posición iberoamericana será expuesta en Londres por las 

delegaciones de Argentina, Brasil y México.

 

  Portugal ejerce la presidencia de la Comunidad Iberoamericana y será el 

anfitrión de la XIX Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno, que se 

realizará en Estoril, distrito de Lisboa, el 30 de noviembre y 1 de 

diciembre de este año, bajo el lema "Innovación y Ciencia".

 

 Acudieron a Oporto los ministros de Finanzas de  Andorra, Argentina, 

Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Cuba, Ecuador, El Salvador, 

España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Paraguay, 

República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

 

 También estuvieron presentes el secretario general de la Comunidad 

Iberoamericana, Enrique Iglesias, la vicepresidenta del Banco Mundial para 

América Latina y el Caribe, Pamela Cox, y el director del Fondo Monetario 

Internacional (FMI) para el Hemisferio Occidental, Nicolás Eyzaguirre.

 

  Otros asistentes fueron Enrique García, presidente de la Corporación 

Andina de Fomento (CAF), Luis Alberto Moreno, presidente del Banco 

Interamericano de Desarrollo (BID) y el secretario general de la 

Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Ángel 

Gurría.

 

 El ministro portugués Teixeira dos Santos subrayó que el encuentro se 

destinó a reflexionar sobre "la mejor manera de combatir la crisis 

económico-financiera", con el propósito de adoptar "una postura coordinada 

de los países iberoamericanos", que contribuya a que en la cumbre de 

Londres se encuentren "soluciones para el problema global" que enfrenta el 

mundo.

 

  Gobernantes y especialistas admiten las fallas del sistema de 

supervisión –asentadas en la autorregulación y en la supuesta disciplina 

del mercado–, difícil de garantizar en momentos de optimismo desmesurado 

como el que se vivía antes de estallar la crisis.

 

  El ministro anfitrión destacó "la necesidad de contener tendencias 

proteccionistas",  dando importancia a la adopción de medidas "que 

promuevan el comercio internacional y el correcto funcionamiento del 

mercado, aumentando los flujos comerciales y de inversiones".

 

   En refuerzo de los conceptos de Teixeira dos Santos, Cox  aseveró que 

"ningún país del mundo va a escapar" a la crisis y que "el proteccionismo 

no es solución", sino que se requiere una estrategia internacional 

coordinada.

 

  Cox aseguró que "en este momento nadie en el mundo sabe qué hacer, pero 

si existe algo que la crisis reveló fue cuán interconectadas están las 

economías, no solo por los sistemas financieros, sino también por las 

exportaciones y la producción de bienes y servicios".

 

  "Cualquier solución necesita de todos los países alrededor de una 

mesa", concluyó.

 

  Durante el encuentro, se coincidió en que los efectos de la crisis se 

extendieron rápidamente a todas las economías, incluidas aquellas de 

reducida exposición a los llamados "activos tóxicos", en referencia a las 

inversiones en carteras ruinosas o riesgosas y al mercado de deudas 

hipotecarias de Estados Unidos.

 

 Las últimas previsiones del FMI habían indicado un crecimiento del 

producto bruto mundial de 0,5 por ciento para este año, frente a 5,2 por 

ciento en 2007 y 3,4 por ciento en 2008.

 

   Sin embargo, Eyzaguirre admitió en Oporto que la situación de la 

economía mundial sería aun peor, probablemente con una contracción de la 

actividad productiva.

 

  "Esta es una crisis muy severa y verdaderamente global, como se nota 

por el colapso del comercio internacional y de la producción industrial en 

todo el mundo, y no se puede decir que las cosas estén mejorando", subrayó 

el funcionario del FMI.

 

  Otras cifras preocupantes son los datos de desempleo que, según la 

Organización Internacional del Trabajo (OIT), superará siete por ciento 

este año, frente a seis por ciento en 2008 y 5,7 por ciento en 2007.

 

  América Latina, menos vulnerable a los efectos de la crisis, según el 

FMI y la OIT, podría experimentar crecimiento de su producto bruto, pero 

más modesto que en los últimos años.

 

  Iglesias recordó que para América Latina ésta es "una crisis importada" 

y el continente ya está sintiendo sus efectos, a pesar de su mejor 

preparación para enfrentarla.

 

  Iglesias dijo a IPS que es "motivo de gran preocupación" el avance del 

proteccionismo internacional, y recordó la experiencia de la década de 

1930, cuando "prevalecieron soluciones de corto plazo que condujeron al 

proteccionismo".

 

  Interrogado sobre el camino a seguir, Iglesias enfatizó en que "es 

importante mirar hacia la historia para evitar que se repita".

 

  Hoy se vive "una situación excepcional" tras la cual "nada será igual", 

pero "de aquí va a salir un nuevo mundo, que esperamos sea mejor", 

concluyó Iglesias.

 

  Por su parte, el secretario general de la OCDE fustigó el error masivo 

"en la regulación, supervisión y administración del riesgo" financiero.

 

  Gurría subrayó que será necesario "mejorar  estos aspectos para que los 

mercados no caminen más rápido que los reguladores, y la innovación y la 

creatividad no sean sinónimos de abusos y desorden, sino de progreso".

 

  Las previsiones del gobernador del Banco Central de Brasil, Henrique 

Meirelles,  indican que los mercados financieros tendrán productos más 

simples y más  transparentes después de la crisis.

 

  Meirelles opina que el período que seguirá a la depresión deberá 

caracterizarse por una menor exposición al riesgo, con más transparencia, 

acompañada por una mayor coordinación de las entidades reguladoras 

financieras de los países, a fin de dar "respuestas globales a problemas 

que también son globales".

 

  El economista dio como ejemplo "las enormes dificultades" que el Banco 

Central de Brasil encontró en plena crisis para recolectar información 

sobre las colocaciones monetarias que las instituciones financieras tenían 

fuera del país.

 

  Los mayores defectos del sistema financiero internacional, explicó, son 

la falta de supervisión de algunas operaciones, la falta de previsión de 

riesgos sistémicos, la desvalorización de los riesgos de liquidez y el 

exceso de confianza en las agencias de crédito.

 

  Meirelles recomienda adoptar "colchones reguladores" que atenúen los 

efectos de una eventual nueva crisis, así como el establecimiento de 

mecanismos que faciliten la intervención de los bancos centrales.

 

  De esta forma, "el sistema continuará global, interconectado y 

abierto", concluyó el gobernador del Banco Central del país más vasto de 

América Latina. (FIN/IPS/mdq/dcl/la eu ip if fm/09)