MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Dilemas financieros

LA HABANA,  (IPS)  .- El nuevo gobierno cubano, encabezado por Raúl Castro, parece dispuesto a
enfrentar con urgencia problemas tan complejos como la dualidad monetaria y la incapacidad de
los salarios para estimular la producción, en un país que vive el decimoctavo año de crisis económica.

        Por Dalia Acosta

    La prioridad quedó clara en el primer discurso de Castro, el día 24, y desde hace días se palpa en las calles de varias ciudades de esta isla caribeña. "Dicen que va a bajar la cotización del peso convertible cubano, frente a la moneda nacional", señaló una habanera de 34 años mientras hacía fila para cambiar dinero.

    Las especulaciones no cesan. Los rumores, que antecedieron a la sesión del parlamento del pasado fin de semana, apuntan a un descenso de la actual tasa de cambio de 25 pesos cubanos por un peso convertible (CUC) a 20, 16 y hasta 13 pesos cubanos por unidad. El dólar estadounidense vale oficialmente hoy 1,04 CUC.

    "Si es verdad, saldrán ganando las personas que viven de su salario en pesos cubanos. Pero la
gente como yo, que vive de las remesas que su familia les manda del exterior, perdemos", añadió
esta mujer, que todos los meses cambia 40 CUC a pesos cubanos para garantizar "más o menos" las
compras de alimentos en el agromercado.

    Sin embargo, es evidente que para el gobierno
de Cuba la prioridad pasa por cotizar mejor la
moneda nacional y, por ende, aumentar el valor
real del salario, muy deteriorado desde los
inicios de la crisis económica que sucedió a la
pérdida de sus socios comerciales de los hoy
desaparecidos bloque socialista europeo y Unión
Soviética, a comienzos de la década del 90.

    En su discurso de asunción como presidente
del Consejo de Estado, el domingo, Raúl Castro
afirmó que su administración tendría como
prioridad "satisfacer las necesidades básicas de
la población", siempre sobre la base del
"fortalecimiento sostenido de la economía nacional y de su base
productiva".

    Según Pavel Vidal, especialista del Centro de
Estudios de la Economía Cubana, gracias al
"crecimiento del producto interno bruto y de las
exportaciones en sectores como el níquel y los
servicios profesionales", la isla está en
condiciones de reevaluar el peso cubano frente al peso convertible.

    Desde 2005, el sistema estatal de casas de
cambio (Cadeca) vende un CUC por 25 pesos cubanos y los compra a 24 pesos.

    La medida beneficiaría a buena parte de los
11,2 millones de habitantes de esta nación
caribeña  y "no desestimularía la entrada de
divisas", señaló Vidal a IPS. Sin embargo,
sectores de la población con una proporción mayor
de ingresos en moneda fuerte verían afectado su poder adquisitivo.

    El Estado paga los salarios y las pensiones
en pesos cubanos, utilizados para pagar
los  servicios públicos básicos, asistir a
centros culturales y deportivos, adquirir algunos
productos industriales, los alimentos en los
agromercados y aquellos productos subvencionados
mediante la "libreta de abastecimientos", que poseen todas las familias.

    En cambio, el peso convertible (CUC),
sustituto del dólar estadounidense desde 2004, se
usa para acceder a determinados servicios y
comprar en la llamadas "tiendas recaudadoras de
divisas", también estatales, donde se ofertan
productos básicos de mayor calidad, así como
electrodomésticos, muebles, bebidas y otros de consumo doméstico.

    Los rumores acerca de una posible reducción
de la tasa de convertibilidad han producido
aglomeraciones en las casas de cambio de Santiago
de Cuba, más de 850 kilómetros al este de La
Habana, donde "la gente comenzó a sacar pesos
convertibles del banco para cambiarlos por pesos
cubanos", relató a IPS la profesora Yolanda Felipe.

    "Creo que esa reacción se debe a
especulaciones y a una mala interpretación del
discurso de Raúl (Castro)", dijo a IPS el
economista Armando Nova, escéptico ante una
posible reevaluación inmediata del peso cubano.
Para el especialista, la solución no está en el
descenso progresivo de la tasa de cambio, sino en el aumento de la
producción.

    La doble circulación monetaria fue autorizada
por el gobierno en 1993, con el objetivo de
inyectar dólares frescos a la economía nacional,
que pasaba por el peor momento de la crisis. En
aquella época cada dólar llegó a costar 150 pesos
cubanos, sólo en el mercado negro, pues las Cadeca aparecieron en 1995.

    "La eliminación de la dualidad monetaria en
los mercados de la población no acabaría con las desigualdades", sostuvo
Vidal.

    A su juicio, las disparidades en los ingresos
podrían reducirse mediante la reevaluación del
peso cubano en las Cadeca y el incremento de los
salarios y pensiones, ambos dependientes de
factores como la productividad del trabajo, las
exportaciones y la competitividad.

    Las autoridades consideran que alrededor de
60 por ciento de la población tiene acceso a la
moneda convertible, fundamentalmente a través de
remesas familiares, propinas, servicios por
cuenta propia, programas de estimulación salarial
o pagos de entidades foráneas radicadas en el país.

    "Los mayores beneficios de la eliminación de
la dualidad monetaria pueden encontrarse en el
sector empresarial", señaló el investigador.

    Las entidades que operan en pesos cubanos no
pueden usarlos en la compra de pesos convertibles
ni divisas, por lo cual "les resulta muy difícil
realizar las importaciones necesarias para
completar su ciclo económico", agregó.

    El presidente Raúl Castro advirtió que
"cualquier cambio referido a la moneda debe
hacerse con un enfoque integral", tomando en
cuenta "el sistema salarial, los precios
minoristas, las gratuidades y los millonarios
subsidios que actualmente suponen numerosos
servicios y productos distribuidos de una forma igualitaria".

    "Constituye hoy un objetivo estratégico
avanzar de manera coherente, sólida y bien
pensada, hasta lograr que el salario recupere su
papel y el nivel de vida de cada cual esté en
relación directa con los ingresos que recibe
legalmente, es decir, con la importancia y
cantidad del trabajo que aporte a la sociedad", aseveró el mandatario.

    En un estudio publicado a comienzos de 2007,
Nova concluyó que una familia de cuatro personas,
dos de ellas adultas, necesitaba alrededor de
1.319 pesos cubanos mensuales para cubrir sus
necesidades mínimas. Si dos personas de ese
núcleo trabajan y ganan el salario medio actual,
de 408 pesos, necesitarían al menos 503 pesos extra.

    Se calcula que cada hogar destina como
promedio más del 93 por ciento de sus ingresos a
la compra de alimentos. El presupuesto doméstico
apenas alcanza, entonces, para otras exigencias
también elementales, como ropa, calzado o el
disfrute de actividades recreativas y culturales.

    Otra investigación, realizada por Vidal,
sostiene que el salario medio real de 2006
representaba apenas 24 por ciento del devengado
en 1989, antes del inicio de la crisis económica,
a pesar del incremento en el salario nominal, de
188 a 385 pesos. El alza general de sueldos y
pensiones de 2005 aumentó ligeramente el poder adquisitivo.

    En su discurso del domingo 24, Castro
calificó de "irracionales e insostenibles" los
subsidios que el Estado mantiene a la
distribución igualitaria de servicios y
productos, en particular los comprendidos en la
llamada "libreta de abastecimiento", una canasta
básica de alimentos y artículos de higiene asignada a todas las familias.

    Similares señalamientos hechos por el líder
máximo de la revolución, su hermano Fidel Castro,
en marzo de 2005, hicieron pensar a economistas
locales que la política igualitarista sería
reemplazada por una que tomara en cuenta los
dispares niveles de ingresos y condiciones de
vida, pero hasta ahora no han ocurrido movimientos en ese sentido.

    "Mucha gente todavía depende de la libreta
para comer", dijo a IPS Elena Suardíaz, de 62
años. "Si la quitan tendrán que dejar alguna
opción para quienes tienen poco dinero, sobre
todo para los jubilados como yo", sugirió esta
enfermera retirada, mantenida hoy por sus hijos
pues, asegura, "la pensión no alcanza para nada".

(FIN/IPS/da-blc/dm/if ip dv/sl la/08)