MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Expertos de ONU exigen cambios radicales

 

 

Por Diego Cevallos


MÉXICO,  (IPS)  – La economía mundial pinta mal y puede ponerse 

peor, lo que obliga a tomar medidas inmediatas para restaurar la 

confianza, advirtió este jueves el Departamento de Asuntos Económicos y 

Sociales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Es preciso un despliegue masivo y concertado de estímulos fiscales y 

medidas de largo aliento para cambiar radicalmente el sistema financiero 

global, en el cual los países en desarrollo deben contar con voz y voto, 

sostiene el informe anual Situación y Perspectivas para la Economía 

Mundial, presentado en México.

 

  "Ojala las medidas urgentes, que sin duda se requieren", no le resten 

atención a "lo más importante: diseñar una reforma radical al sistema 

financiero, que se ha ido a la bancarrota", dijo a IPS Robert Vos, 

director de ese departamento de la ONU.

 

  "Va tomar tiempo, pueden ser dos años o más, pues se necesita mucha 

discusión técnica. Pero afortunadamente el terreno está abonado y hay 

conciencia de que las cosas no pueden seguir igual", señaló el funcionario 

y principal autor del informe.

 

  El estudio indica que la economía mundial se encuentra hoy "anegada en 

la peor crisis financiera desde la Gran Depresión", con los países 

industrializados en recesión y el resto afrontando "perspectivas 

sombrías".

 

  El organismo proyecta que este año el producto interno bruto mundial 

crecerá apenas un promedio de uno por ciento frente al 2,5 estimado en 

2008, cifra ya de por sí baja en relación a la de años precedentes.

 

  "El producto en los países desarrollados caería 0,5 por ciento en 2009, 

el crecimiento en las economías en transición se ralentizaría de 6,9 por 

ciento en 2008 a 4,8 por ciento en 2009, mientras que la tasa para el 

conjunto de los países en desarrollo caería de 5,9 por ciento en 2008 a 

4,6 por ciento en 2009", señala el informe.

 

  "La gran incertidumbre de las condiciones actuales da lugar a pensar en 

la seria posibilidad de un escenario más pesimista", advierte. 

"Ciertamente tenemos una panorama pesimista, pero creemos que si todos 

juntamos las manos podríamos salir delante de este momento, que es grave y 

puede ponerse peor."

 

  Para evitar el riesgo de una recesión generalizada e intensa, el 

estudio de la ONU sugiere poner en marcha mecanismos de reactivación 

económica a gran escala que sean coordinados y concertados 

internacionalmente con inyecciones de liquidez y medidas de 

"re-capitalización".

 

  En un escenario "optimista", indica que, de darse un estímulo fiscal 

efectivo equivalente a 1,5 o dos por ciento del producto interno bruto de 

las grandes economías, los países industriales en su conjunto alcanzarían 

un crecimiento de 0,2 por ciento, mientras que los países en desarrollo 

llegarían a un repute superior a cinco por ciento.

 

  En la perspectiva del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de 

la ONU, los problemas actuales, gestados en Estados Unidos e irradiados al 

mundo, son la "crónica de una crisis anunciada" que tuvo como origen un 

"patrón de crecimiento global insostenible", basado en gran parte sobre la 

demanda de bienes de consumo alentadas por el crédito fácil.

 

  Según el informe, la entrega de gigantescas sumas de dinero público 

dirigidas a recapitalizar a bancos e instituciones "fallidas" no ha 

logrado despejar los nubarrones y es claro que se requerirá de más tiempo 

para que retorne la confianza.

 

  Pero se debe ir más allá, apunta. "Al combatir el fuego de hoy, los 

responsables de la política deben mirar al mañana" y allí aparece la 

necesidad de una revisión "del marco de políticas de desarrollo" y la de 

desplegar un estímulo fiscal "coordinado internacionalmente", según el 

informe.

 

  "Paquetes fiscales coordinados amplificarán los efectos multiplicativos 

en por lo menos 30 por ciento, creando un estímulo aún mayor para la 

economía mundial y cada país en particular", indica.

 

  De no lograrse un nivel de coordinación internacional correcto, la 

reactivación de la economía mundial se retrasaría, lo que a su vez 

postergaría la restauración de la confianza en los mercados, añade.

 

  En los cambios con miras al futuro lo más importante será afrontar las 

causas de "carácter sistémico que han dado lugar a la crisis actual" 

demostrando que los actuales "mecanismos de gobernabilidad global son 

inadecuados", precisa.

 

  En el futuro, un Fondo Monetario Internacional, por ejemplo, requerirá 

de un mayor equilibrio en su administración y gestión, dando "el peso 

necesario" a los países en desarrollo, declaró Vos a IPS.

 

  Es patente la irrelevancia actual de las instituciones de Bretton 

Woods, creadas en una conferencia en esa localidad estadounidense en las 

postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, como el Fondo Monetario 

Internacional y Banco Mundial, sostuvo el funcionario.

 

  Hace falta de representatividad y democracia en esas instituciones, que 

carecen de estrategias efectivas de coordinación para responder 

adecuadamente a crisis como la actual, dijo.

 

  Vos reconoció que crear una nueva arquitectura financiera global podría 

tomar meses o años, y recordó que la actual se diseñó en dos años de 

discusiones. "Sin embargo, hay que empezar ahora", concluyó.

(FIN/IPS/dc/mj/wd if fm dv md sl/09)