MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Intel ‘Editor’s Day’ 2008

Como ya es costumbre, este año Intel nos invitó a su evento por excelencia en México. Es una fiesta en donde nos adelantan los nuevos productos y tecnología que ofrecerán en los meses venideros. Por demás está decir que vimos cosas sorprendentes de las cuales hablaré un poco más a continuación.

Por Manuel Delaflor / Revista Siempre!

 

Todos sabemos quién es Intel, básicamente cualquier persona los reconocerá como “los de los procesadores” aun y cuando no sepan a ciencia cierta qué productos ofrecen. Los entendidos en estos temas automáticamente asociarán marcas como Pentium, Core 2 o Centrino a la firma. Y es que estamos hablando de varias de las marcas más reconocidas a nivel internacional, incluso por gente que no usa una computadora.

Por supuesto, Intel es más que la compañía de los procesadores, en realidad podemos visualizarlos como un conglomerado que tiene varias ramas, que llegan a alcanzar zonas tan (aparentemente) lejanas de la tecnología como la salud o la educación.

Durante las conferencias hablaron, por ejemplo, del programa México Competitivo que es como una subsidiaria del programa mundial World Ahead, y cuya idea es apoyar el espíritu emprendedor y la innovación en diferentes áreas. Para esto cuentan con apoyo a universidades para la modificación de sus programas para que incluyan las capacidades de los nuevos procesadores multinúcleo.
Hasta el 2007 habían llegado a 25 universidades y la meta para el 2008 es llegar a otras 25, entre éstas podemos mencionar al ITESM, la UNAM, la UAM, la UDG, el ITESO y el Conalep.

Otra iniciativa de esta rama es el llamado Premio Intel, en donde se incentiva a los ganadores con premios económicos y la asesoría necesaria para llevar a cabo sus ideas de negocios. En este año están dividiendo la competencia en dos categorías: la Master con 300 mil pesos en efectivo, con la asesoría de Intel y Endeavor, y la categoría Junior, en donde el premio consiste en 50 mil pesos en efectivo y la invitación a formar parte del programa de Becaros de Intel en GDL. Para mayores informes de este programa apunte su navegador a: www.premiointel.com.mx

Otra rama importantísima de esta compañía es denominada Intel Capital, el brazo de negocios que invierte en compañías que les resultan interesantes. En México mencionan dos ejemplos sobresalientes de su portafolios: JackBe, quienes ofrecen soluciones para grandes compañías en AJAX y están físicamente en USA y Tralix, quien ofrece soluciones para empresas basadas en correo electrónico, como facturas, estados de cuenta y boletines de comunicación.

El año pasado Intel nos invitó a su Centro de Diseño en Guadalajara e hicimos un par de artículos extensos al respecto, baste decir aquí que siguen trabajando e incrementando su planta laboral, ofreciendo a Intel más que “mano de obra barata”, ya que los ingenieros e investigadores tienen las manos libres para presentar proyectos y trabajar en áreas de investigación aun y cuando éstas no estén generando productos en el futuro inmediato.

Un punto importante a mencionar es que, para esta edición, tuvimos la presencia del jefe máximo de Intel (Paul Otellini), cosa que es relativamente inusual, y que demuestra (desde mi punto de vista) que esta compañía está a punto de ofrecer un producto que potencialmente revolucionará la industria.
Me refiero a su último procesador. No, no estoy hablando del sucesor del Core 2 Duo y el Core 2 Quad. No, no va a ser el procesador más rápido de todos los tiempos y tampoco estará dentro de las estaciones de trabajo de las grandes empresas.

¿A qué me refiero entonces? Al procesador más pequeño que están fabricando, de tamaño diminuto y apropiadamente llamado Atom; este CPU es el as bajo la manga del gigante azul. Todo indica que pronto podremos encontrarlo desde en lavadoras y refrigeradores hasta en equipos de comunicación como GPS, teléfonos celulares de avanzada y nuevos productos que vienen en camino y nos permitirán estar conectados siempre y en todo lugar.

Y cuando me refiero a permanentemente me refiero precisamente a esto: podremos estar en línea en donde quiera que estemos. En lo personal, visualizo un mundo en donde la realidad online (chats, emails, contenidos generados por los usuarios, audio, videos, redes sociales) sea tan cotidiana como lo es ahora la realidad físicamente accesible por medio de nuestros sentidos.

En este mundo no estar conectado representará una sensible baja en nuestra productividad y/o emancipación. Nos coartará los niveles de comunicación, nuestro acceso a la información y hasta nuestra capacidad para la resolución de problemas de manera instantánea.