MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

La “eterna” batalla: Apple vs. PC

Tener una computadora es cada vez más una necesidad. Desde para ir a la escuela hasta para trabajar, pasando por los que juegan en ellas o hasta se la pasan “en los chats”. Hace unos años la tendencia se veía clara y ahora es cierto que no saber computación le pone un peldaño abajo a la hora de conseguir un trabajo. Es casi como si fuera analfabeta.

Por Manuel Delaflor / Revista Siempre!

Y ahora bien, elegir una computadora nunca ha sido fácil; por un lado, hay demasiados fabricantes diferentes, todos ofreciendo básicamente lo mismo, pero tratando de diferenciarse tanto como pueden. Sin embargo, no es tan fácil.

Una analogía puede ser útil. En la industria de los automóviles cada fabricante hace sus propios motores, sus propias suspensiones, asientos y tableros. En el mundo de la computación, no. Todos compran los mismos procesadores, memorias, discos duros y otros componentes, para luego simplemente ensamblarlas y venderlas bajo su propia marca.

Ahora bien, hubo una compañía que sí ofrecía algo diferente, por mucho tiempo. Nos referimos a Apple con sus conocidas Mac. Estas solían ser computadoras que traían un procesador distinto al de las PCs, memoria diferente, interfaces y discos duros distintos y hasta un sistema operativo distinto.

Durante años, los fans de las Mac siempre consideraron que estas computadoras estaban un paso arriba de las PCs. Que eran mejores, más rápidas… en una palabra: superiores. No vamos a hablar aquí si de si esto era cierto o no (no lo era), ya que actualmente la discusión no tiene sentido.

Y es que ahora las Mac son PCs. Así es, mismo procesador, misma memoria, mismos discos duros, mismas tarjetas de video… Sin embargo, todavía hay dos cosas que las hacen diferentes de las Pcs: una es su diseño y la otra el Sistema Operativo (OS) que utilizan.

En el caso de las PC, todos sabemos que hay de dos sabores: el viejo y conocido Windows XP (que algunas computadoras todavía traen de fábrica) y el nuevo aunque no siempre deseado Windows Vista. Para las Mac, el sistema operativo es conocido como “Leopard” y es la evolución del OSX (de alguna manera el equivalente al Windows XP).

Volviendo a lo que decíamos, del lado de Mac los fans siempre han insistido en que sus sistemas operativos son “superiores” a los respectivos sistemas operativos de Microsoft. Para algunos esto es una cuestión de que les parece “más bonito” o quizás simplemente se entienden mejor con él, al considerarlo “mas intuitivo”.

No obstante, más allá de subjetividades, una de las características más importantes es que el sistema operativo que usamos sea estable. Que nos simplifique la vida al “simplemente” funcionar. Y en este sentido, la realidad es que las Apple “truenan” tanto como las PCs. Esto es, usted podrá estar trabajando en su programa favorito hasta que, sin previo aviso, la máquina deja de responder (se queda pasmada) o de plano hasta se apague y se vuelva a encender sola.

Hablamos aquí en términos generales, por supuesto, cada sistema operativo es distinto y la verdad es que han mejorado considerablemente en los últimos años. Además, cada caso es único, ya que hay personas que no han tenido problemas ni con sistemas operativos más simples debido al uso que le dan a la computadora.

Hablando de Windows, el 95 y el 98 (para no irnos más atrás) eran muy poco confiables. Había que apagar y encender la computadora varias veces al día para que la misma se sintiera responsiva, y lo más seguro es que la máquina terminara tronando más de una vez por semana.

La cosa cambió dramáticamente cuando arribó el Windows XP, especialmente en su última versión, conocida como SP2. El Windows Vista, digan lo que digan sus detractores es, en este sentido, el mejor sistema operativo de Microsoft. Es simplemente estable, podrán fallar los programas que corremos, pero en casi dos años que llevo usándolo (y en mi caso incluso abusando de él debido a mi trabajo), jamás me ha fallado.

Con los sistemas de Mac era básicamente lo mismo. Hasta que apareció el OS X, también conocido como “Tiger”, que también era un sistema operativo básicamente perfecto en el sentido de la estabilidad. La computadora hacía lo que le pedías. Punto.

Sin embargo, el nuevo Leopard no es tan estable, ya me tronó en una ocasión (y eso que sólo lo uso cuando voy a casa de mi hermana o con amigos) y se de más de uno al que le ha hasta hecho perder el trabajo de toda una tarde.

Por supuesto, esto no es regla, tampoco es para asustarse y no prender su computadora; la mayoría de las veces los sistemas operativos hacen lo que deben, y usted no tendrá problema alguno. Sin embargo, el motivo de este artículo es llamar a las cosas por su nombre, y no dejar que uno u otro “bando” le convenzan de que su computadora es la mejor de todas, y que la otra es “una porquería”.

Ambas plataformas tienen sus pros y sus contras, y nadie mejor que usted para saber qué es lo que realmente necesita.