MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Lo alternativo se vuelve masivo

LONDRES,  (IPS) .-   Mientras recrudece el temor

por el encarecimiento del petróleo y por las

consecuencias de la producción de biocombustibles

sobre la carestía de alimentos, científicos y

activistas promueven energías de fuentes no

contaminantes, eficientes y, además, a gran escala.

        Por Sanjay Suri

 

   Los 10 principales productores de energía de

fuentes alternativas, que emiten poco dióxido de

carbono, han cubierto por sí solos la demanda de

nueve millones de personas este año y evitan la

emisión de 1,9 millones de toneladas de ese gas

de efecto invernadero, coincidieron responsables

de emprendimientos innovadores.

 

   Los gases invernadero como el dióxido de

carbono, el metano y el óxido nitroso son

considerados por la mayoría de la comunidad

científicas como responsables del recalentamiento

planetario y el cambio climático.

 

   Los 10 pioneros fueron identificados por los

premios Ashden a la Energía Sustentable, otorgados en Gran Bretaña.

 

   Las emisiones que logran evitar varias

organizaciones dedicadas a producir energía de

fuentes alternativas en África y Asia equivalen

al consumo de unos 700.000 habitantes de Gran

Bretaña, según un informe elaborado por el

Instituto Internacional para el Ambiente y el

Desarrollo (IIED, por sus siglas en inglés), en

colaboración con el GVEP Internacional, con sede en Londres.

 

   El GVEP se dedica a promover la energía

limpia en áreas rurales y semiurbanas. El estudio

fue encargado por el Departamento (ministerio) de

Desarrollo Internacional de Gran Bretaña.

 

   En Bangladesh, un solo programa de energía

solar instaló más de 160.000 paneles domésticos,

en comparación con los 2.300 existentes en Gran Bretaña.

 

   El programa de la organización Grameen Shakti

(Aldea Energética) en Bangladesh comenzó como

esfuerzo a pequeña escala, pero se volvió masivo.

 

   "Comenzamos en 1996 instalando unos cientos

de paneles solares al año", relató Dipal Barua,

de Grameen Shakti. "Ahora colocamos 8.000 al mes.

Nos habíamos propuesto llegar a un millón en

2015, pero lo superaremos en 2010."

 

   Esos paneles generan electricidad suficiente

para alimentar durante cinco horas cuatro

lámparas, una televisión en blanco y negro, una

radio y la carga de un teléfono celular, indicó Barua.

 

   "Su costo es de unos 400 dólares al año, pero

no pedimos una entrega inicial. Aceptamos una

pequeña cantidad por adelantado y nuestros

ingenieros cobran el resto en un plazo de dos o más años", añadió.

 

   Los paneles solares marcan una tremenda

diferencia en la vida de las personas, señaló Barua.

 

   "El queroseno de las lámparas es caro y daña

el ambiente. Este sistema nos permite dar luz a

las viviendas por las noches para que los niños

puedan estudiar y a los comerciantes mantener su negocio", dijo a IPS.

 

   La gran demanda convirtió a Grameen Shakti en

una organización que emplea a 2.000 ingenieros y

cuenta con un presupuesto anual de 30 millones de dólares.

 

   En las aldeas de Nepal se están instalando

nuevos sistemas de biogás. El combustible,

obtenido mediante la transformación de heces de

animales, se usa para cocinar e iluminar y

permite reemplazar el fuego de leña y las lámparas de queroseno.

 

   El costo de ese dispositivo es de unos 400

dólares por unidad. Los hogares pueden obtener un

subsidio por un tercio del precio total,

contribuir a otro tercio en especies y pagar el resto mediante 

microcrédito.

 

   Al igual que los paneles solares de

Bangladesh, cada dispositivo de biogás brinda la

energía necesaria para cubrir las necesidades

básicas de los hogares. La demanda de unidades y

su producción aumentan rápidamente.

 

   Grameen Shakti se dedica ahora, también, a la

instalación de plantas de biogás y el desarrollo

de tecnología para mejorar el funcionamiento de las cocinas.

 

   En India, la Empresa de Desarrollo

Internacional creó bombas a pedal para irrigar,

que reemplazan a las de gasóleo.

 

   También la Compañía de Luz Eléctrica Solar

creó una amplia variedad de bombas solares y

otros dispositivos. En ambos casos no se trata de

implementos alternativos para unos pocos. La

demanda es de miles de unidades al mes, y aumenta rápidamente.

 

   "Esto va más allá de una linda idea o del

concepto de nicho de mercado", dijo a IPS el

responsable de programa de los premios Ashden a

la Energía Sustentable, Ben Dixon. "Estamos

llegando a un punto de inflexión después del cual

esta tecnología beneficiará a millones de personas."

 

   El desafío, ahora, es "explorar oportunidades

para emular éstos éxitos en otros lugares". La

divulgación pública de estos logros es la forma

de avanzar, señala el informe del IIED y el GVEP.

 

   Las pequeñas y medianas empresas que

desarrollan esas tecnologías comparten una fuerte

orientación social y el objetivo de llevar

energía a los pobres, señala la investigación

encargada por el Departamento de Desarrollo Internacional británico.

 

   "Es llamativo que todos los programas se

hayan desarrollado en un plazo significativo. En

siete casos fue de 10 años o más. Eso permitió

crear experiencia en el ámbito local, cadenas de

suministros y la permanente incorporación de nuevos enfoques e ideas".

 

   La mayoría de los programas, señala el

informe, "estuvieron a cargo de personas que

estuvieron desde el principio, y la continuidad

del liderazgo y su perspectiva pueden haber

desempeñado un papel significativo".

 

   Esos logros no deben permanecer aislados como

ahora y deben poder repetirse en otros lugares a

través de la transferencia tecnológica y de mecanismos financieros, 

prosigue.

 

   La nueva tecnología limpia puede ser

fácilmente adoptada por personas sin otras fuentes de energía.

 

   Los hogares de unos 2.000 millones de

personas en el mundo carecen de electricidad y

1.600 millones dependen del fuego de leña para cocinar, según el 

documento.

 

   "Esto es importante para la salud, la

educación y la disminución de la pobreza. El alza

del petróleo y la demanda creciente hacen difícil

que los sistemas energéticos centralizados llenen el vacío", subraya.

 

   Los 10 programas que pone de relieve el

informe ofrecen tecnologías simples y asequibles,

como cocinas mejoradas, paneles solares de uso

doméstico, biogás y bombas de agua.

 

   "Las tecnologías tienen beneficios

ambientales significativos, como reducir las

emisiones de dióxido de carbono y la

deforestación, pero también consecuencias

sociales y económicas. Transforman la vida de sus

beneficiarios mediante mejores ingresos, salud,

seguridad alimentaria, aire más puro y más

oportunidades para estudiar", señala el informe.

 

   Una de las principales conclusiones del

informe es que los posibles beneficiarios deben poder acceder al crédito.

 

   "Eso es porque los costos iniciales de las

nuevas tecnologías como los paneles solares

pueden ser una barrera, aun si el alto precio del

queroseno y de otros alternativas signifique que

el plazo de reembolso sea sorprendentemente corto", señala el informe.

 

   El documento recomienda los microcréditos que

cuente con respaldo de préstamos blandos y

subsidios del gobierno y fondos de carbono

específicamente diseñados para apoyar dichas fuentes de energía.

 

 

(FIN/IPS/traen-vf-mj/ss/raj/wd dv pr nr kp cs md/08)