MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Los negocios deben continuar

BEIRUT, (IPS)  El sector privado libanés tuvoun año lúgubre. En 2007, la tierra de los cedros
fue golpeada por una crisis tras otra. Pero los empresarios mantuvieron el espíritu alto y sus
proyectos en curso, previendo tiempos de paz.

 Por Mona Alami

Protestas permanentes, problemas de seguridad, una breve guerra en un campo de
refugiados palestinos y los habituales atentados tienen en vilo a este país.

La situación política tiende a la inseguridad, pero los empresarios se aferran a la
consigna "el show debe continuar". Expansión parece ser el término que más se escucha en las
calles de Beirut, independientemente de lo que les depare el futuro.

 La cadena comercial ABC, que posee siete centros comerciales y más de 1.000 empleados,
está dedicada a reforma una de sus principales sucursales en la ciudad de Dbayeh.

 "En marzo lanzaremos una nueva sección que ocupa un piso entero de 8.000 metros cuadrados
dedicado a los niños, llamado Kidsville", señaló Robert Fadel, gerente general de ABC.

  "También contará con una sala de juegos de
500 metros cuadrados, un gran sector de artículos
infantiles y una cafetería, La Mie Dorée", añadió.

    Una segunda gran tienda en Ashrafieh, barrio
de Beirut, se ampliará con una sala de juego de 800 metros cuadrados.

    La empresa de Johnny R. Saade también se suma
a la tendencia. Su rama turística Wild Discovery
instalará en los próximos meses un comercio en Kaslik, en el noreste de
Líbano.

    "Decidimos continuar con el proyecto de abrir
nuevas sucursales en Líbano, a pesar de la
situación imperante, de acuerdo con la sencilla
estrategia de invertir en tiempos de una crisis
relativa a fin de prepararnos para la inevitable
recuperación política y económica que puede
preverse", indicó Sandro Saade, uno de los propietarios.

    "El nuevo local también se justifica con el
objetivo estratégico de cubrir el norte de
Beirut, donde hay demanda de servicios turísticos de alta calidad",
añadió.

    La rama inmobiliaria de la compañía se
enorgullece de un proyecto residencial de 30
millones de dólares en más de 18.000 kilómetros
cuadrados en uno de los barrios elegantes de Beirut.

    Además, la compañía instalará una bodega de
vinos en el valle de Bekaa, cerca de los poblados
de Kefraya y Tell-Denoub, en una franja de tierra
de 50 hectáreas. El proyecto, de unos 25 millones
de dólares, empleará a unas 50 personas, sin contar el personal
temporario.

    "El emprendimiento en Líbano también incluye
dos proyectos complementarios más, un museo del
vino y un ‘hôtel de charme’ (hotel de encanto,
exclusivo) con entre 30 y 35 habitaciones",
informó Karim Saade, otro de los propietarios.

    Pero no se trata sólo de grandes nombres con
fe en las turbias aguas libanesas.

    El fundador de iLoubnan, un portal de
noticias de Líbano, Nehme Lebbos, dejó su país en
1991 y trabajó 12 años como consultor en
tecnologías de la información en Francia.

    "Desde de irme, siempre quise volver. Comencé
con iLoubnan en marzo de 2005 con ayuda de mi
esposa, una periodista francesa. Es una revista
en Internet con una sección de comercio electrónico", explicó Lebbos.

    El joven empresario invirtió todos sus
ahorros en su proyecto, además de un préstamo
bancario. El éxito del portal le permitió ampliar
sus operaciones, con cuatro periodistas de tiempo
completo y una red de otros 20 reporteros independientes en el mundo.

    Una visión compartida de Líbano parece
amalgamar las diversas iniciativas empresariales.

    "Líbano es nuestra tierra natal y creemos en nuestro país", señaló
Fadel.

    Lebbos es consciente de los riesgos que
corre, pero igual está decidido a impulsar un cambio en su país.

    Muchas empresas invierten en Líbano, pero
también hay muchas que inician operaciones en el
extranjero. ABC abrirá filiales en Jordania en marzo.

    "La empresa llevará al mercado jordano el
espíritu de Líbano y se propone imponerse como un
atractivo polo comercial", indicó Fadel.

    Asimismo, los hermanos Saade se basan sobre
una red internacional de agencias para sus
operaciones turísticas y para el lanzamiento de
una nueva bodega en el vecino Siria.

    El grupo se propone contrarrestar el
escenario negativo realzando la calidad de sus
servicios. Por ello, Wild Discovery invierte en
un programa de capacitación de su personal a fin
de mejorar sus capacidades técnicas.

    Para la mayoría de los empresarios, la razón
esencial que liga a sus proyectos es destacar a
Líbano como una marca en la región.

 Lebbos cree que eso no es posible sin la ayuda de los jóvenes.

  "Necesitan viajar, estudiar en el extranjero
y vivir en otros países, luego regresar e invertir en Líbano", sostuvo.