MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Mercados serenos ante corte de suministros

 

 

Por Humberto Márquez


CARACAS,  (IPS)  – Los mercados de energía se movieron con relativa 

serenidad en la primera jornada de 2009, pese a que la OPEP se encamina a 

reducir su oferta, la tensión aumenta en Medio Oriente por los ataques de 

Israel sobre Gaza y Rusia cerró los gasoductos a Ucrania.

 

El barril de 159 litros del crudo West Texas Intermediate (WTI), marcador 

estadounidense, avanzó durante la jornada en Nueva York hasta 46,36 

dólares, una ganancia de 1,76 dólares por unidad respecto a su cierre el 

último día hábil de 2008.

 

  En Londres, el Brent del mar del Norte, crudo de referencia europea, 

también ganó 1,33 dólares hasta 46,92 por barril.

 

  Son alzas moderadas dentro de la suerte de montaña rusa de precios del 

último semestre, durante el cual el barril de crudo trepó a más de 147 

dólares para luego caer a cerca de 35.

 

  La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en procura 

de apuntalar los precios y con la esperanza de dar estabilidad al mercado, 

lanzó una ofensiva de recortes a su oferta, de 500.000 barriles diarios en 

septiembre, otros 1,5 millones en noviembre y 2,2 millones de 

unidades –paulatinamente– a partir de este viernes.

 

  Integrada por Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes 

Unidos, Irán, Iraq, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela, la OPEP 

cubre entre 35 y 40 por ciento de los 86 millones de barriles que el mundo 

demanda cada día, a la vez que provee más de 60 por ciento del crudo que 

se comercializa internacionalmente.

 

  El ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez, dijo que con el 

retiro de 4,2 millones de barriles respecto de mediados de 2008 "la idea 

es lograr el mejor impacto posible en la estabilización del mercado 

petrolero. Hay que esperar a que tenga efecto. Nosotros pensamos que el 

mercado debe reaccionar ante este recorte".

 

  "Estamos monitoreando muy de cerca la reacción del mercado frente a 

esta decisión de la OPEP, que es muy importante, para ver si el precio del 

petróleo mejoran y así tomar medidas sobre nuestra economía", agregó 

Ramírez.

 

  La cesta petrolera venezolana, que se vendió durante 2008 a un promedio 

de 88 dólares por barril, se ubicaba a fines del año pasado en alrededor 

de 30 dólares.

 

  El gobierno ya tomó la primera medida de ajuste, al disminuir de 5.000 

a 2.500 dólares el cupo anual de divisas que autoriza a usar a sus 

ciudadanos que viajen al extranjero.

 

  Varios países de la OPEP comenzaron su programa de recortes. Arabia 

Saudita ordenó disminuir cinco por ciento de los despachos hacia Japón, y 

Emiratos Árabes Unidos dispuso eliminar la entrega de excedentes que 

normalmente otorgaba a sus clientes.

 

  En Venezuela se conoció que el gobierno ordenó a operadoras que 

reduzcan la extracción, incluso a pequeños socios como la firma india Oil 

and Natural Gas Corp., que opera un yacimiento con no más de 35.000 

barriles diarios de producción.

 

  Ramírez dijo que "para nada" está previsto afectar Petrocaribe, el 

acuerdo mediante el cual Venezuela entrega combustible a sus vecinos del 

área con facilidades de pago.

 

  "Esos convenios siguen vigentes y tienen una tabla (de pago mediante 

créditos blandos) que se ajusta de acuerdo al precio (internacional) del 

petróleo", indicó el ministro.

 

  En Europa, el cierre de los grifos rusos sobre las tuberías que llevan 

gas a Ucrania, y la posibilidad de que ese vecino "intercepte" el fluido 

ruso que va a otros países derivó en una cierta inquietud sobre el 

mercado, reflejada en el alza del Brent.

 

 "Si hay una interrupción en el suministro de gas ruso al resto de 

Europa, eso se traducirá en uso mayor del petróleo como combustible e 

impactará los precios", comentó el analista Oliver Jakob, de la firma de 

estudios suiza Petromatrix.

 

  El pleito Moscú-Kiev se produce tras fracasar las negociaciones entre 

la empresa rusa Gazprom y la ucraniana Naftogaz acerca del precio del gas, 

que la primera quiere fijar en 250 dólares por cada 1.000 metros cúbicos 

en tanto la segunda se rehúsa pagar más de 201.

 

  "El tiempo del gas barato ya pasó", advirtió el primer ministro ruso 

Vladimir Putin, quien estimó que se debería vender a Ucrania cada 1.000 

metros cúbicos a más de 400 dólares.

 

  Naftogaz, que además tiene una deuda con su proveedor ruso de unos 400 

millones de dólares, se apresta a resistir el invierno con sus reservas, 

pero si la situación persiste durante meses la incidencia sobre los 

precios de otros energéticos será inevitable.

 

  Otro factor presente en este cambio de año y que puede afectar 

suministros y precios del crudo, como históricamente ha ocurrido, es la 

conflictividad en Medio Oriente, exacerbada por los ataques israelíes 

contra la franja palestina de Gaza, que han causado más de 400 muertos y 

miles de heridos en menos de una semana.

 

  Ese horizonte impulsó los precios en los principales mercados, en los 

que por otra parte predomina la certidumbre de que la recesión económica 

mundial hará muy lenta la reconstrucción de la demanda petrolera.

 

  En la Agencia Internacional de Energía, organismo integrado por países 

desarrollados, se preocupan porque esa contracción implique cancelación de 

proyectos de inversión en los yacimientos para asegurar la producción en 

el mediano y largo plazo.

 

  El economista-jefe de la Agencia, Faith Birol, estimó que "pese a la 

presión a la baja para los precios en 2009, pueden repuntar entre 2010 y 

2015, de nuevo hasta los 100 dólares", el umbral que cruzó el barril de 

petróleo hace exactamente un año.

(FIN/IPS/hm/mj/wd if nr sl/08)