MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Precio récord a pesar de hallazgos

CARACAS,  (IPS)  – El hallazgo de un nuevo yacimiento petrolífero en
Brasil no alteró la carrera de los precios del crudo, que este viernes
marcaron otro récord al venderse a 117 dólares el barril de 159 litros en
el mercado de Nueva York.

Por Humberto Márquez

"Es necesario tomar medidas para frenar el impacto que adquiere la
especulación financiera, como la de los fondos de cobertura (poco
convencionales, de estrategias arriesgadas) y los bancos de inversión, con
su creciente participación en el mercado petrolero", advirtió el libio
Abdalá El Badri, secretario general de la Organización de Países
Exportadores de Petróleo (OPEP).

   El grupo advirtió que ni siquiera considera ya reunirse para estudiar
algún incremento a la producción del grupo, de 32 millones de barriles
diarios, que equivalen a 37 por ciento del total mundial, pues los precios
escapan completamente de su control.

   "El mercado está bien abastecido. No hay demanda física de más
petróleo. No vemos necesidad de actuar con pánico", dijo el ministro de
Petróleo de Qatar y ex presidente de la OPEP, Abdullah al-Attiyah.

   La OPEP está integrada por Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador,
Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irán, Iraq, Kuwait, Libia, Nigeria,
Qatar y Venezuela. Hace una década buscaba que su cesta de crudos se
vendiese a 20 dólares por barril, y esta semana vio cotizarla a un
promedio de 105,54 dólares.

   Los principales crudos de referencia impusieron nuevas marcas. El
barril de West Texas Intermediate (WTI), marcador estadounidense, tocó
este viernes los 117 dólares, antes de cerrar a 116,87, en tanto el Brent
del Mar del Norte alcanzó 114,17 dólares por unidad.

   Luis Giusti, ex presidente de la corporación estatal Petróleos de
Venezuela SA (Pdvsa) y consultor en el londinense Centro de Estudios
Globales de la Energía, sostiene que alrededor de 40 dólares en el actual
precio de cada barril de crudo responde a la especulación financiera.

   Junto con la especulación en los mercados de futuros, "el
debilitamiento del dólar estadounidense, tensiones geopolíticas y
limitaciones en el sistema de refino de Estados Unidos marcan la escalada
de precios", sostuvo El Badri.

   El Ministerio de Energía de Venezuela, en su informe semanal, agregó la
preocupación por los suministros en Nigeria y en Estados Unidos.

   México, uno de los principales proveedores de Estados Unidos, cerró por
mal tiempo a comienzos de semana, sus tres principales terminales de
exportación petrolera.

   Las reservas comerciales de crudo en Estados Unidos disminuyeron la
segunda semana de abril en 0,7 por ciento respecto de la primera, y se
situaron en 313,7 millones de barriles, 1,5 millones de barriles menos de
lo que vaticinaban analistas del mercado.

   "El sistema está tan ajustado que cualquier problema de suministros
genera una preocupación real. Ya no tenemos un gran colchón (de capacidad
de producción cerrada) y ahora es mucho más fácil que el dinero entre y
empuje los precios", comentó Robert Nunan, de Mitsubishi, la mayor
corporación japonesa de comercio internacional.

   La sobrecarga de dinero en el mercado opaca hallazgos como el
recientemente anunciado en Brasil, un campo con 33.000 millones de
barriles que se ubicaría a gran profundidad bajo el océano Atlántico en la
sudoriental zona de Santos.

   "Sería el mayor descubrimiento mundial de los últimos 30 años y el
tercer campo del mundo en la actualidad", dijo el presidente de la Agencia
Nacional de Petróleo, Haroldo Lima. Si se confirmase el hallazgo, "Brasil
se convertiría en un exportador en el nivel de los países árabes y
Venezuela", dijo la ministra jefa del gabinete, Dilma Rousseff.

   El presidente de la empresa brasileña Petrobras, Jorge Zelada,
relativizó el anuncio y dijo que su corporación " no puede confirmar la
magnitud" del yacimiento, ya bautizado Carioca. "No tenemos una evaluación
del reservorio de ese campo", aclaró.

   En otro extremo del planeta, la producción de Rusia, la segunda del
mundo después de la de Arabia Saudita y que en 2007 fue de 9,83 millones
de barriles por día, podría entrar en fase de declinación, según el
vicepresidente de la empresa Lukoil, Leonid Fedun.

   "El período de intenso crecimiento de la producción en Siberia
occidental ya pasó. La del año pasado probablemente será la mayor que veré
en mi vida", dijo Fedun. En enero y febrero la producción rusa fue de 9,75
millones de barriles diarios y en marzo bajó a 9,72 millones de unidades.

   Mientras eso ocurre del lado de la oferta, la demanda sigue creciendo,
a razón de 1,4 por ciento anual según la OPEP. Este año se consumirán 1,2
millones de barriles diarios más que en 2007.

   China, que consume siete millones de barriles diarios e importa cuatro
millones de unidades, permanece como el primer impulsor de la demanda. Por
ello, señales de una leve desaceleración del crecimiento económico chino
llevaron a que durante algunas jornadas de la semana los precios del crudo
retrocedieran, pero este viernes galoparon de nuevo.
(FIN/IPS/hm/dm/if dv en nr/wd 08)