MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Prioridad: Definir Desarrollo Regional Mexicano



Por: Luís de la Teja

 

 

Con fundamento en la opinión de destacados especialistas en políticas federalistas de la UNAM, lo que México, requiere a nivel el diseño de políticas regionales, no es el de crear niveles de diseño, sino el reconocer las dos dimensiones tradicionalmente contrapuestas, la sectorial y la regional, reconocer sus especificidades, y dinámicas propias y ubicar conciliatoriamente sus complementariedades de diversos tipos, al momento en que converjan voluntades y consensos políticos para iniciar gradualmente una reforma territorial del desarrollo mexicano,

 

Esta reforma parte de las Reforma específica del Federalismo, buscaría incorporar en la estructura del gobierno federal la vertiente territorial- regional- local que de articulación a las políticas regional e interinstitucionales y en los distintos niveles de gobierno, e incorporadas como territorios económicos y políticos o sociales esta reforma conllevaría la revisión de la constitución y en las leyes secundarias, la ley de Planeación, Ley General de Asentamientos Humanos, en la concepción de la dimensión de lo regional, hoy inexistente.

 

Para enfrentar correctamente en México la problemática del desarrollo regional en el contexto de la globalización se necesita en síntesis no de un paliativo, probablemente útil en cierta dimensión, sino de la gran obra de ingeniería política e institucional de carácter territorial, que se ha borrado del debate del federalismo.

 

En la actualidad se plantea el debate en instituciones publicas y privadas por la disyuntiva de políticas sector- regionales o políticas regionales- sectoriales.

 

Estrategias de modernización en los procesos globales China y México

 

China lo hizo mediante una estrategia de mercado dirigido Economía de Mercado Socialista instrumentada a partir de 1979, como plasmación de las medidas promovidas por Deng Xaoding, por el contrario México, lo hizo bajo una estrategia neoliberal. “Estrategia del Cambio Estructural o modernización económica instrumentada a partir de 1983 por los gobiernos de Miguel de la Madrid, Salinas, Zedillo y Fox. 

 

Los resultados de ambas estrategias de inserción en los mercados globales han sido diametralmente opuestos. En China el PIB por habitante, prácticamente se sextuplicó.

 

En contraste el PIB Per Cápita de México, prácticamente no creció en las tres décadas de experimentación, presentando un crecimiento ínfimo. 

 

La Clave radica en los estilos distintos de inserción en la globalización. 

 

El caso de México

 

México fue globalizado por la ortodoxia del Fondo Monetario Internacional mediante una estrategia neoliberal que comprendió la apertura comercial unilateral, abrupta y prácticamente indiscriminada, la supresión y reducción de las Políticas de Fomento Económico, general y sectorial, la privatización per se de la mayoría de las empresas públicas, la liberalización a ultranza de los mercados financieros, y la privatización de los bancos.

Así como la liberación de la Inversión Extranjera Directa y de otros rubros de la cuenta de capital (mercado de dinero, mercado accionario).

 

China

 

En cambio partió de sus propias realidades diseño por si misma su estrategia de inserción en la globalización y mantuvo el control de sus procesos de transformación , no realizo una liberalización comercial unilateral, abrupta, sino que se fue abriendo gradual y selectivamemente (por regiones e industrias ).

 

Su comercio exterior, no suprimió sus políticas de fomento económico, general y sectorial sino que las reformo y diversifico; no privatizó sus empresas públicas, sino que elevo su eficiencia otorgándoles autonomía administrativa y financiera; no privatizó ni liberalizó su sistema bancario, sino que los mantuvo en poder del Estado, pero rompiendo su estructura monopólica, sistema de un solo banco, para crear un sistema de múltiples bancos y empresas financieras independientes, aunque de propiedad pública.

 

No liberalizó abruptamente la inversión extranjera directa sino que promovió la inversión extranjera hacia ramas económicas seleccionadas principalmente en forma de co- inversión con empresas estatales chinas (o de colectividades chinas) aceptando inversiones puramente extranjeras en zonas comerciales en áreas libres orientadas a la explotación.

 

Además, las políticas macroeconómicas de China a diferencia de las de México, han estado consistentemente orientadas al crecimiento económico y no a la estabilidad de precios  como objetivo prioritario a ultranza.