MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Reclamo de pobres, acuerdo entre ricos

MADRID,  (IPS)  – El décimo noveno Congreso Mundial del Petróleo 

finalizó este jueves en la capital española, escuchando los planteos a 

favor de los pobres de todo el mundo y con acuerdos, con sutiles 

diferencias, entre los grandes del sector.

 

Por Tito Drago

 

La industria mundial de crudo y derivados es el sector que más riqueza 

distribuye entre los accionistas de sus empresas, pero sin que esa 

actividad tenga impactos positivos de fuste sobre la vida de millones y 

millones de personas que, "en rigor de verdad son los verdaderos dueños de 

esos recursos naturales", dijo a IPS Isabel Tamarit, responsable del 

sector privado en la organización no gubernamental Interpón Oxfam.

 

  Las soluciones, añadió, están a la vista "pero hay que tener voluntad 

política de los gobiernos y de los empresarios para implementarlas". La 

solución, concluyó, se lograría con políticas y contratos de explotación 

más justos y "una clara transparencia en la gestión de los hidrocarburos 

en sus diferentes etapas, tanto por los gobiernos como por las empresas".

 

  Sobre el mismo tema, Oxfam presentó un documento, según el cual con los 

beneficios obtenidos en un solo lote petrolero en Bolivia, de 

aproximadamente 65 millones de dólares al año, se podría financiar la 

atención de la salud de más de un 1,1 millones de personas y la educación 

de más de 860.000. Peor eso no se hace.

 

  En el Congreso, inaugurado el martes, el optimismo desbordó los vasos, 

tanto acerca del mantenimiento de los altos precios como de la dependencia 

del petróleo de las economías de los países.

 

  Linda Cook, directora ejecutiva de una de las más grandes empresas, 

Shell, y Abdullah Salatt, consejero del ministro de Energía e Industria de 

Qatar, uno de los mayores productores, afirmaron en la reunión plenaria 

que la creciente demanda del gas natural le dará mayor protagonismo a 

corto plazo.

 

  Eso se debe, afirmó Cook, al aumento de la población mundial y al 

crecimiento económico global.

 

  Mohammad Meziane, presidente de la empresa estatal argelina Sonatrach, 

fue más allá al explicar que la planificación energética de Europa indica 

que 80 por ciento de la misma se basará en los combustibles fósiles y que 

gran parte de éstos serán de gas natural.

 

  Salatt fue concluyente al considerar que "todos los elementos 

fundamentales para que se produzca una globalización del gas natural se 

están dando a un ritmo muy rápido".

 

  El presidente de la Nacional Offshore Oil Corporation, Cheng Fu, puso 

de relieve que el gran aumento de la demanda en el sector se debe 

mayoritariamente al desarrollo de países del Sur, "que están en un proceso 

de industrialización y ello implica un mayor consumo de energía y 

recursos".

 

  Ello lleva a que se impulse una mayor producción, lo cual implica el 

desarrollo de nuevas tecnologías "para aumentar nuestro suministro, aunque 

nos sea más fácil buscar zonas donde la extracción es más accesible 

técnica y económicamente", afirmó Christophe De Margeri, presidente de la 

multinacional petrolífera Total, considerada la cuarta a nivel mundial.

 

  En cuanto a las demandas de las organizaciones no gubernamentales, 

varios representantes de empresas petroleras plantearon la necesidad y su 

compromiso de aumentar acciones para la protección del ambiente.

 

  "Podemos y queremos trabajar con las organizaciones no 

gubernamentales", pues gracias a la participación de algunas de ellas, sus 

compañías han identificado y solucionado problemas originados por la 

industria del petróleo, indicó Brian Doll, ejecutivo de la firma 

estadounidense Global Environment & Health Advisor ExxonMobil.

 

  Un ejemplo positivo, añadió, es una programa de cooperación realizado 

por su empresa junto con grupos defensores del ambiente, al desarrollar el 

programa Libre de Plomo (Lead Free), que desde comienzos de este siglo 

lograron que más de 200 millones de personas en el mundo puedan respirar 

mejor gracias a la puesta en vigor de leyes que prohíben el uso de 

gasolina con plomo.

 

  Beatriz Espinosa, responsable de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de 

Petrobrás, puso de manifiesto que esa empresa brasileña recibe premios 

desde 1998 por los métodos que desarrolló para que se defiendan la salud, 

la seguridad y el ambiente, convirtiendo esos temas en "un asunto crucial 

para las 68.000 personas que forman la compañía".

 

  Pero, desde la fundación noruega DNV, su representante, Elizabeth 

Harstad, destacó que se siguen produciendo grandes accidentes en la 

industria de petróleo, con explosiones y derrames masivos de crudo.

 

  Aunque la industria, entre otras cosas aplicando programas 

desarrollados por DNV, ha hecho correcciones, Harstad subrayó que "todavía 

hace falta que haya capacitación y liderazgo de quienes lideran las 

grandes multinacionales del petróleo para evitar derrames de crudo, escape 

de gases  tóxicos y explosiones de tanques de almacenamiento".

 

  El presidente del Consejo Mundial del Petróleo, Randall Gossen, 

considera que existe una relación estrecha entre las decisiones de las 

empresas, el cumplimiento de la ley y su responsabilidad hacia el 

ambiente, con las comunidades. Para tener éxito, explicó, "la tecnología 

no es el único instrumento, pues se requiere además la licencia social 

para operar".

 

  Todo ello lo escuchan las organizaciones no gubernamentales, pero 

mantienen sus críticas.

 

  Entre las de Intermon se destacan los cuestionamientos que hacen a los 

contratos demasiado largos, que logran las empresas en los países del Sur, 

a la renuncia de los estados que las otorgan a subir los impuestos cuando 

aumenten los beneficios empresariales por el alza del precio del petróleo, 

exoneración de responsabilidad sociales o ambientales (salvo excepciones) 

y la venta a precios internacionales dentro de los países del Sur 

empobrecido.

 

(FIN/IPS/td/dm/en ip/wd/08)