MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Se mantiene la huelga en la VW; negociaciones hasta el jueves

 

LA REDACCIóN / Revista Proceso

MÉXICO, D.F.,  (apro).– A instancia de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), empresa y sindicato de la Volkswagen acordaron hoy reiniciar negociaciones el próximo jueves 20, a fin de levantar "lo antes posible" la huelga que estalló este martes, luego de que los trabajadores rechazaron un aumento salarial de 1%. 

 

El vicepresidente de relaciones corporativas y estrategia de Volkswagen en México, Thomas Karig, lamentó la falta de un acuerdo entre ambas partes, al señalar que "un conflicto laboral siempre es una mala señal, una mala imagen para los clientes y ante la casa matriz".

 

En conferencia de prensa, el directivo aseguró que regresarán a la mesa de negociaciones con la intención de convencer a los trabajadores de la necesidad de acordar la entrega de un pago único: un bono de 5 mil 500 pesos, pagadero de manera inmediata.

 

La STPS citó al Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz, Similares y Conexos "Volkswagen de México", así como a la empresa Volkswagen de México, S.A. de C.V., para que el jueves, a partir de las 12:00 horas, acudan a la Unidad de Funcionarios Conciliadores de la dependencia. 

 

Así mismo, exhortó a ambas partes a realizar el máximo esfuerzo posible y actuar con absoluto sentido de responsabilidad para que, en esta nueva etapa de negociaciones, se pueda alcanzar un acuerdo que permita equilibrar los legítimos intereses de cada una de las partes. 

 

La dependencia indicó que el acuerdo debe lanzarse "en el marco de un contexto económico recesivo y, particularmente, de gran dificultad para la industria automotriz".

 

Y señaló que con el eventual acuerdo se evitarán "daños mayores en las fuentes de empleo y el ingreso de los trabajadores, así como en los procesos productivos de la planta". 

 

En tanto, Thomas Karig defendió la propuesta patronal al considerarla una opción exitosa en otras empresas automotrices que ensamblan en México, como Ford, General Motors y Chrysler.

 

Añadió: "Hemos escuchado que se trata de un aumento pobre (la propuesta), una burla. Lamentamos que así se entienda".

 

La compañía propuso un aumento directo al salario de 1% aplicable hasta febrero de 2010 y el bono de 5 mil 500 pesos, pero el sindicato buscaba 3% más el pago adicional, ambos para ejercer inmediatamente.

 

El secretario del sindicato, Víctor Jaime Cervantes, recordó que la demanda de incremento salarial inicial era de 8.5%, y conforme transcurrió la negociación, el sector obrero redujo su petición a 3 puntos porcentuales, pero la empresa insistió en mantener su oferta de 1%, por lo que decidieron colocar las banderas rojinegras.