MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Sin dinero no hay reformas

MONTEVIDEO,  (IPS)  – Un grupo de trabajo de la ONU concluyó este 

martes en la capital uruguaya la primera evaluación de un plan piloto para 

mejorar la eficiencia del foro mundial en el trabajo por el desarrollo con 

los gobiernos nacionales. La financiación sostenida sigue siendo el 

principal reto.
 

Por Raúl Pierri

 

Los dos co presidentes de la Asamblea General de la ONU (Organización de 

las Naciones Unidas), el irlandés Paul Kavanagh y el tanzano Augustine 

Philip Mahiga, subrayaron la importancia de la colaboración de los 

donantes para permitir las reformas necesarias.

 

  "Un funcionario argentino en la ONU dijo una vez que se necesitan tres 

para bailar el tango (

)  Los tres bailarines en esto son el equipo de la 

ONU, que debe estar más coordinado, el gobierno del país en cuestión, que 

en todas sus instituciones y ministerios debe también ser más conexo, y 

los donantes, que asimismo tienen que ser más congruentes cuando definen 

sus prioridades", dijo Kavanagh en rueda de prensa.

 

  "Tiene que haber coherencia en los tres socios: la ONU, el gobierno del 

país y los donantes. No es que haya resistencia (en los países a las 

reformas), pero hay que romper con todas las maneras de hacer las cosas, y 

eso toma su tiempo", señaló por su parte Mahiga.

 

  El diplomático tanzano señaló que el financiamiento adicional era uno 

de los principales desafíos para concretar la reforma del sistema de la 

ONU.

 

  "Esta nueva iniciativa requiere financiación adicional de parte de la 

ONU. Esto es algo que tiene que concretarse con la movilización de 

recursos. Pero en esta área hay buenas noticias. Los socios para el 

desarrollo, los donantes, han respondido positivamente. El reto es 

sostener esa asistencia", afirmó.

 

  Kavanagh y Mahiga, embajadores permanentes de sus respectivos países en 

el foro mundial, finalizaron en Montevideo una gira por los países 

elegidos para probar el plan piloto de reforma llamado "Unidos en la 

Acción", que pretende maximizar y concentrar los esfuerzos de desarrollo 

de los gobiernos y las agencias del foro mundial.

 

  Las naciones seleccionadas son Albania, Cabo Verde, Mozambique, 

Pakistán, Ruanda, Vietnam, Tanzania y Uruguay. Este último es el único 

considerado de "renta media". A la iniciativa se sumó posteriormente 

Malawi.

 

  Mahiga explicó a IPS que la situación era muy diferente en todos estos 

lugares, pero indicó que había similitudes generales, como el compromiso 

oficial con el plan piloto.

 

  Ambos embajadores subrayaron la necesidad de que todos estos gobiernos 

asuman el liderazgo del proceso de desarrollo y definan sus prioridades 

sin presión externa.

 

  Los diplomáticos, que presentarán a fines de este mes un informe ante 

la Asamblea General sobre su gira, se reunieron en Uruguay con el 

canciller Gonzalo Fernández, el director de la Oficina de Planeamiento y 

Presupuesto (de rango ministerial), Enrique Rubio, y el coordinador 

residente de la ONU en Uruguay, Pablo Mandeville.

 

  Además, se entrevistaron con representantes de España, Holanda, Italia 

y Noruega, países que contribuyeron como donantes en el Programa Conjunto 

2007-2010 "Construyendo capacidades para el desarrollo", que el gobierno 

izquierdista uruguayo de Tabaré Vázquez suscribió con la ONU.

 

  Este plan, que se espera atraiga 15 millones de dólares en los próximos 

cuatro años, permitirá que las agencias cooperantes, el gobierno y los 

municipios trabajen en forma armónica, cuando antes actuaban en forma 

bilateral o independiente.

 

  El embajador irlandés sostuvo que la llegada de fondos se hará más 

fluida cuando los donantes tengan más confianza en la efectividad de las 

agencias del foro mundial.

 

  Kavanagh señaló que en los últimos años hubo una disminución de la 

proporción de ayuda que ha prestado la ONU. "Parte de la razón para eso es 

que hubo una disminución también de la confianza en la eficacia del 

sistema", indicó.

 

  En el caso de Vietnam, hace 30 años, de toda la asistencia 

internacional al desarrollo que fluía a ese país, 30 por ciento provenía 

de la ONU. Hoy está en el orden del uno o dos por ciento, indicó.

 

  "En los países menos adelantados que hemos visitado, la magnitud de esa 

asistencia está normalmente en el orden de entre cinco y seis por ciento. 

Por tanto, el objetivo de este ejercicio es revertir esta tendencia y 

tener a todos los diversos elementos que existen en los organismos de la 

ONU funcionando en el terreno en forma operativa de manera más efectiva 

juntos como un único equipo", dijo.

 

  De esta manera, "se convencerá a los donantes de que el dinero 

proveniente de los contribuyentes está obteniendo mayor valor, cuando ese 

dinero es canalizado por el sistema de la ONU", señaló.

 

  "La idea de mejorar la coherencia del trabajo de desarrollo del sistema 

de la ONU no es un fin en sí mismo. Sí, queremos ser más coherentes, pero 

el objetivo subyacente es un sistema más efectivo", indicó el embajador 

irlandés.

 

  "Quizás lo más importante es persuadir a los países en desarrollo y a 

los de renta media de que las actividades de la ONU representan la 

prestación de servicios más efectiva, no de acuerdo con los programas y 

prioridades fijados por otros, sino en respuesta a las necesidades del 

país en cuestión", afirmó.

 

  El plan piloto está centrado en los llamados "cuatro unos": Los 

objetivos son coordinar un programa conjunto de desarrollo entre las 

agencias de la ONU y el gobierno nacional, definir un marco presupuestario 

que reúna todas las fuentes e instrumentos de financiación, congregar en 

una sola oficina a las agencias del foro mundial en el país para optimizar 

recursos, y asegurarse de que estas tengan una sola voz, para evitar 

duplicaciones o contradicciones.

 

  Se espera que la Asamblea General, sobre la base del informe que 

presentarán Kavanagh y Mahiga, concluya su propia evaluación para el año 

próximo, cuando comenzará la etapa de ejecución de las reformas en los 

demás países miembro.

(FIN/IPS/rp/dm/wd dv if/08)