MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Todas las llamadas conducen a Guatemala

Guatemala, con 15 millones de habitantes, ha dado pasos importantes para cerrar la brecha digital. Desde 2010, por ejemplo, funciona en la capital el Campus Tecnológico, diseñado como “un espacio físico donde la innovación y la tecnología puedan tener una sede para florecer a niveles de competitividad mundial”.

 

Por Danilo Valladares

GUATEMALA, nov (IPS) – “Me llamó mucho la atención el trabajo para aprender más inglés. Había buscado empleo en un banco, pero ganaría la mitad que aquí y trabajando más”, relató Carlos De León desde su cubículo en un “call center” (centro de llamadas), una actividad que crece a ritmo vertiginoso en Guatemala.

De León, un estudiante universitario de 20 años, trabaja para uno de estos centros, también conocidos como Contact Centers and BPO (Business Process Outsourcing), que ya concentran entre 16.000 y 18.000 empleos y están dinamizando el desarrollo de tecnologías, según la Asociación Guatemalteca de Exportadores.

En Guatemala operan 75 centros de llamadas, aunque solo 15 de ellos hacen “outsourcing” (contratación de firmas externas de operaciones y servicios), dando ocupación a 10.000 jóvenes bilingües (inglés y español) como principal fuerza laboral, mientras que entre 6.000 y 8.000 más son solo hispanohablantes, según la organización empresarial.

Germán López, de la comisión de los Contact Centers and BPO de la Asociación Guatemalteca de Exportadores, dijo a IPS que, cada mes, esa industria “inyecta a la economía” unos ocho millones de dólares por concepto de salarios, que oscilan entre 562 y 625 dólares mensuales por persona de promedio.

“De eso se paga seguro social, IVA (impuesto al valor agregado), el supermercado, una casa, entretenimientos. Y por cada empleo de estos se generan cuatro indirectos”, explicó.

Según la Asociación Guatemalteca de Exportadores, estos centros de llamadas facturaron 194.9 millones de dólares en 2011, 46 por ciento más que en 2010, mientras que este año esperan aumentar su factura 24 por ciento, lo cual equivaldría a unos 241.6 millones de dólares.

Según López, la industria de los call center se expandió en Guatemala a partir de 2003 y 2004, cuando comienza a prestar sus servicios al mercado estadounidense.

“La cercanía, los precios competitivos que ofrece a Estados Unidos y el horario similar, son aspectos que han hecho de Guatemala, un país atractivo para ese mercado del Norte”, agregó.

Así, hoy por hoy, los Contact Centers and BPO ofrecen soporte técnico y resolución de problemas en distintas ramas tales como las telecomunicaciones, la electricidad, banca y finanzas, principalmente.

El boyante crecimiento de esta industria en Guatemala, que ha atraído capitales de India, Canadá y del propio Estados Unidos, donde se encuentran los más grandes centros, además estimula el desarrollo de tecnologías como el software, aplicaciones web y desarrollos digitales.

“Las industrias nos piden cada vez más servicios. Como empresa, por ejemplo, tenemos un acuerdo con otra firma de desarrollo de software que, si tiene un cliente que quiere desarrollo de programas y Contact Center, se lo podamos ofrecer”, dijo López, directivo del centro de llamadas Allied Global.

Además, “como asociación de exportadores estamos viendo la posibilidad de presentar al país como una unidad proveedora de tecnología que abarca Contact Centers, software y servicios digitales”, agregó.

Guatemala, con 15 millones de habitantes, ha dado pasos importantes para cerrar la brecha digital. Desde 2010, por ejemplo, funciona en la capital el Campus Tecnológico, diseñado como “un espacio físico donde la innovación y la tecnología puedan tener una sede para florecer a niveles de competitividad mundial”.

El lugar, ocupado con 100 empresas del sector de tecnologías de la información, se especializa principalmente en la producción de efectos especiales para películas, juegos de vídeo, software para teléfonos móviles y de Internet.

La empresa guatemalteca Surtidora de Alta Tecnología creó este año la CybeTech Pad CT 8003, primera tableta guatemalteca, ensamblada en China, para competir con marcas mundiales.

Por su parte, la empresa de origen coreano Sollen-Guatemala se apresta a iniciar operaciones en el país para fabricar pantallas táctiles para iPad y iPhone con el fin de distribuirlas en todo el continente americano. Así, los centros de llamadas son parte de la gama de posibilidades para el desarrollo tecnológico y para alentar la competitividad del país.

José Calderón, del Centro de Aprendizaje de Lenguas de la estatal universidad de San Carlos de Guatemala, dijo a IPS que trabajan en un proyecto con la asociación de exportadores, el Ministerio de Economía y otras casas de altos estudios, para motivar a los jóvenes a estudiar inglés.

“La idea es que los jóvenes aprendan inglés desde que entran a la universidad, y que dentro de cinco años tengamos entre 40.000 y 50.000 jóvenes que sepan el idioma”, dijo.

Como parte de esa labor, la universidad de San Carlos deberá disponer que sus más de 150.000 alumnos estudien inglés. “Esto les permitiría trabajar en un call center y, a la vez, financiar sus estudios”, añadió.

“Los call centers están impulsando a que los jóvenes aprendan inglés o bien lo perfeccionen, porque tal vez saben el idioma, pero no a nivel que se requiere para este tipo de trabajos”, dijo a IPS la profesora Patricia Mendizabal, del privado Instituto Guatemalteco Americano, que imparte cursos de inglés.

Así, el panorama para la industria de centros de llamadas es alentador.

Roberto Mancilla, de la agencia mixta Invest Guatemala, que promueve las inversiones, comentó a IPS que Guatemala, “por su posición geográfica, tener horarios similares a Estados Unidos y una enseñanza del idioma inglés de pronunciación acorde a ese país, ha dado un salto sustancial para competir en este tipo de outsourcing”.

Sin embargo, admitió que el aprendizaje del inglés sigue siendo un desafío.

(FIN/2012)