MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Zedillo: rescate bancario de México, más caro que el de EU


LA REDACCIóN Revista Proceso

MÉXICO, D.F.,  (apro).– El rescate de la banca en México, luego de la severa crisis devaluatoria de 1994, fue más caro, proporcionalmente, de lo que le está costando al gobierno estadunidense salvar su sistema financiero, dijo en Davos, Suiza, Ernesto Zedillo, presidente de la República en ese entonces.

 

         Reportes de las agencias noticiosas EFE y AP, dieron cuenta de la participación conjunta del expresidente Zedillo y de José Angel Gurría, canciller y luego secretario de Hacienda en el gobierno de aquel, durante el primer día de actividades del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), que se realiza cada año en ese centro vacacional de los alpes suizos.

 

         Zedillo –ahora consejero de grandes empresas multinacionales y asesor en Naciones Unidas–, y Gurría—hoy secretario ejecutivo de la OCDE–, fueron escuchados con atención por un público compuesto de personalidades relevantes de la política, la economía y los negocios a nivel mundial. 

 

         Zedillo, según la agencia AP, dio la clave: "Gurría y yo somos expertos en estos asuntos (de crisis y rescates). Estuvimos en una crisis financiera masiva en México en 1994 y 1995, y como gobierno tuvimos que tomar decisiones difíciles."

 

         Explicó: "Tuvimos que rescatar de la quiebra masiva a los bancos. Pero ese rescate tuvo un costo equivalente, entonces, al 20% del Producto Interno Bruto del país. Eso es más grande, inclusive, que lo que ha pagado el gobierno estadunidense por rescatar a sus bancos." 

 

         Tan alto fue el costo de ese rescate, dijo el expresidente, que "todavía sigue pagándolo el país". Fue una decisión dura, agregó, porque "es difícil decir que vas a gastar esta enorme cantidad de dinero y, al mismo tiempo, decir que (la gente) tiene que ser más austera, porque tuvimos que reducir el gasto público en 3%".

 

         Adicionalmente, mencionó el expresidente, entre las medidas dolorosas que debieron tomarse en ese entonces, también se aumentó 50% la tasa del Impuesto al Valor Agregado, que pasó del 10% al 15%; otra: se aumentaron los precios controlados, como las gasolinas.

 

         Según la información de las agencias, Zedillo hizo sentir al público que no se arrepentía de las medidas tomadas en su administración. "La gente me pregunta sobre la situación actual y yo digo: lo único que no puedes permitir es que tu sistema financiero se vaya al drenaje", justificó.

 

         "Si eso pasa, entonces el sistema de pagos y toda la economía colapsará", advirtió el también director del Centro de Estudios sobre la Globalización, de la Universidad de Yale.

 

         Por su parte, la agencia española EFE agregó en un despacho que el expresidente mexicano considera que la actual intervención de los gobiernos de todo el mundo, ante la brutal crisis financiera global, ha sido hasta ahora "errática e inconsistente". 

 

         Coincidieron los mexicanos en un panel de expertos, que según la agencia concluyó con la propuesta, para el mundo, de crear un mecanismo para cuantificar los activos tóxicos que tienen los bancos; que los accionistas deberían aumentar el capital de las instituciones de crédito y, en caso de que no sean capaces de hacerlo, tendrá que ser el Estado el que los recapitalice.

 

         Antes, José Angel Gurría, secretario general de la OCDE, coincidió con Zedillo en el tema de los rescates, pero agregó que éstos no deben hacerse "sin importar las consecuencias".

 

         Los gobiernos, dijo Gurría, deben tomar decisiones concretas y difíciles sin desbalancear el sistema de incentivos en el sector financiero. Porque, agregó, "no es posible generar un sistema perverso en el que los bancos bien administrados no tienen el apoyo del gobierno, mientras que los indisciplinados reciben la salvación estatal".