MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Adobe Photoshop CS3. Para darle a las fotos un gusto personal



 

Por Manuel Delaflor / Revista Siempre!

La fotografía es una afición o gusto que cada día tiene más adeptos, esto por la proliferación de cámaras digitales y el hecho de que vienen además pegadas a una gran cantidad de “Gadgets” que no son necesariamente cámaras, como teléfonos celulares o computadoras de mano.

Ahora bien, cierto que la gran mayoría de la gente disfrutará de las fotos así sin más, puesto que lo que les interesa es el momento capturado y no la calidad estética de la foto en sí misma. Cualquiera de estos usuarios estará feliz con un software que, si acaso, les ayude a darle luz a una foto que se ve oscura, o quizás hasta hacer algún cambio rápido como cambiarla a blanco y negro.

Sin embargo, así como está creciendo el número de personas que tienen algún tipo de cámara fotográfica a su alcance, también aumenta el de las que buscan hacer algo más creativo con sus fotografías.

Es para todos estos individuos que existen paquetes de software más especializados, hemos hablado en alguna ocasión de algunos como el Picasa, que es posible bajar de manera gratuita de Google, con el que la manipulación digital se vuelve un poco más algo de la vida diaria. La misma Adobe (la creadora del Photoshop) tiene software gratuito y software de bajo costo. Sin embargo, en esta ocasión hablaremos del que muchos consideran el software de edición de fotografía más profesional del mundo.
Nos referimos al Adobe Photoshop, que ya está en la versión denominada CS4, pero por cuestiones de precio yo acabo de hacerme apenas de la versión CS3, que es la inmediatamente anterior, y será de la cual hablaremos.

En primer lugar, tengo que decir que resulta bastante más fácil de utilizar de lo que podría imaginarse alguien que lee la frase “software de edición profesional”, en otras palabras, sí es muy poderoso pero esto no implica que no lo pueda usar básicamente cualquier persona que sabe usar una computadora.
Para editar nuestras fotos hay una serie de herramientas predefinidas que nos permiten aclararla, o aumentar la intensidad de los colores, hasta aquí el Photoshop es similar a paquetes de edición (como el Picasa) que como dijimos muchas veces son gratuitos.

Pero si nos interesa lograr algo más interesante pronto descubriremos una serie de herramientas que nos permiten lograr cosas que son imposibles para esos paquetes de software gratuito. Por ejemplo, una de mis herramientas favoritas se llama “Shadow/Light” (en la versión en Inglés, asumo que en español será “Sombra/Luz” y que nos permite lograr que fotos que tienen un área muy brillante y otra muy oscura se conviertan en fotos que podemos disfrutar.

Por ejemplo, digamos que tomaste la foto de tu familia pero ellos quedan oscuros, pues el paisaje detrás de ellos era demasiado luminoso (una situación típica de esto es una playa). Todo lo que tienes que hacer es utilizar esta herramienta y Photoshop se encargará de maximizar la luz en la región más oscura sin hacer que la brillante “se queme” o, en otras palabras, que se vuelva tan brillante que pierda todo detalle.

Photoshop también cuenta con una buena cantidad de filtros que nos permitirán reducir el desenfoque de una foto, o jugar con el balance de colores (digamos por ejemplo que los rojos están saturados pero los demás se ven bien), también podremos reducir el ruido (esos como puntitos que “ensucian” toda la imagen cuando la tomamos en condiciones de poca luz o con un valor ISO muy alto) sin perder detalles.
Los más aventurados podrán utilizar filtros especiales que darán a sus fotos efectos como de pintura al óleo, o a lápiz, o quizás cambiar el fondo de la foto para que parezca que la foto fue tomada en la playa en vez de en la azotea (hay una nueva herramienta que nos ayuda a cortar cualquier elemento de la foto con una facilidad que no tiene precedentes).

En realidad, la única desventaja que se le puede encontrar a esta programa es su precio, en lo personal, por eso me decidí por la versión CS3 en vez de la CS4. También es difícil pensar que podemos justificar su costo un uso simplemente casero, pero para una oficina pequeña o un fotógrafo o diseñador profesional su uso es básicamente indispensable, por lo que su costo puede de alguna manera integrarse al presupuesto.

En resumen:

Espero sea evidente que la naturaleza de este artículo está simplificada lo más posible debido al perfil del lector de la revista. Photoshop puede hacer mucho más de lo que esbozamos aquí, sin embargo, ya había varias personas que me habían pedido un artículo al respecto de este programa, debido a lo que comentábamos en un principio, y es a que cada vez hay más personas interesadas en mejorar la calidad de sus imágenes. Al final, el Photoshop es uno de los mejores programas de edición que pueden encontrarse, pero eso sí, piensa si realmente lo vas a usar, quizás una herramienta menos costosa o hasta gratuita puede hacer lo que necesitas.