MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Consejeros del IFE maniatados


Por ÁLVARO DELGADO / Revista Proceso

 

El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés, al igual que el resto de los integrantes del Consejo General, niega que intereses partidistas  determinen la sospechosa tolerancia del organismo hacia el incumplimiento del Cofipe por parte de Televisa y TV Azteca. Sin embargo, sus antecedentes profesionales y políticos, así como su actuación, son congruentes: "En la práctica salen del IFE, por unanimidad o por un gran consenso, propuestas que son claramente partidarias", como dice un exfuncionario electoral.

 

En apogeo las críticas por el perdón del Instituto Federal Electoral (IFE) a las televisoras por violaciones a la ley, el viernes 13, y cuando se desahogaba el proceso por otros incumplimientos legales, el vicepresidente de Televisa, Bernardo Gómez, y el senador priista Jorge Mendoza, representante de Televisión Azteca, se reunieron, sigilosamente, con Leonardo Valdés, presidente del organismo.

En los encuentros en la oficina de Valdés, celebrados por separado la tarde del miércoles 18 y la mañana del jueves 19, ambos reiteraron los alegatos de inocencia que habían expuesto sus respectivos equipos de abogados en la audiencia del segundo proceso sancionador iniciado por el IFE por omisiones de ambos consorcios en la transmisión de promocionales que ordena la ley.

Pero para entonces las multas por 4.2 millones de pesos ya estaban en marcha –materializadas, por unanimidad de los consejeros, en la sesión del viernes 20–, y en las reuniones sólo se formalizó el compromiso de establecer un canal de diálogo de las dos televisoras con el presidente del Comité de Radio y Televisión, Virgilio Andrade, y el secretario ejecutivo, Jacobo Molina.

"Fueron reuniones cordiales, en las que intercambiamos diversas opiniones, pero fundamentalmente tuvieron como objetivo estandarizar esta relación", asegura Valdés al confirmar a Proceso las reuniones, y añade que, "si bien las televisoras pueden tener diálogo con la y los consejeros de manera permanente", el IFE requiere conductos sobre todo para resolver cuestiones de carácter técnico.

–¿Hay un compromiso para iniciar una etapa de colaboración?

–Yo creo que sí. Ambos concesionarios han comprendido que es muy importante la corresponsabilidad en esta materia y me han expresado a mí personalmente su decisión. Yo espero que esa expresión se concrete en la solución de los problemas específicos que se vayan planteando y sobre todo el acatamiento de la ley y en el reconocimiento de la autoridad que el IFE tiene en esta materia.

Pero aclara: "Si a pesar de este diálogo, de este esfuerzo de la autoridad para que podamos salir adelante en la aplicación de esta reforma, algún concesionario o permisionario incumple con la ley o con la normatividad, el IFE volverá a iniciar procedimientos sancionadores y, si es el caso, volverá a imponer sanciones. ¡De eso no me cabe la menor duda!

–¿Dice usted que el IFE no será rehén de intereses privados?

–¡Nunca!

En entrevista al finalizar la sesión del viernes 20, en la que se aprobaron por unanimidad los dos proyectos de sanción a Televisa y Televisión Azteca –cuya violación a la ley sienta un precedente en el caso de la primera empresa y en la segunda se acreditó reincidencia–, Valdés niega que la autoridad del IFE se haya menguado con el perdón del viernes 13.

Este es un extracto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1686 que empezó a circular el domingo 22 de febrero.