MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Indígenas en serie

 

 

       Por Diego Cevallos


MÉXICO,  (IPS)  .- De viejos almacenes y del

olvido salieron al mercado mexicano, en forma de

discos compactos, medio siglo de filmaciones

sobre pueblos indígenas. El objetivo es exponer

visiones y realidades casi nunca difundidas por

el cine y la televisión comercial.

 

   En librerías del Estado y en las oficinas de

la gubernamental Comisión Nacional para el

Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) se

vende desde comienzos de mes la serie titulada

"El cine indigenista", que abarca en formato DVD

cerca de 20 cintas, la primera realizada en 1958.

 

   Es loable el intento de sacar del olvido

películas donde los indígenas no aparecen como

seres incapacitados o que merecen la burla, la

compasión o la risa, pero es una lástima que no

tengan la debida publicidad, dijo a IPS Homero

Santacruz, antropólogo que se dedica a la

difusión cultural en salas de arte y otros espacios.

 

   La serie fue realizada por el CDI echando

mano a su acervo de cine y video. El objetivo es

ofrecer al público filmes que en su gran mayoría

son de formato documental, para conocer más de cerca a los pueblos 

originarios.

 

   Entre las películas que incluye la serie

están "Todos somos mexicanos", de 1958, que

exhibe cómo se desplegaron algunos programas

sociales oficiales en el sureño estado de

Chiapas, y "En clave sol", de 1981, sobre como

una comunidad de la etnia mixe preserva sus tradiciones a través de la 

música.

 

   También están "Tejiendo mar y viento" de

1987, que aborda cómo fue el primer taller de

cine que se impartió en México a mujeres

indígenas, y uno de 1983 titulado "Raramuri

ra´itsaara", sobre la deforestación en una zona indígena.

 

   IPS consultó la disponibilidad de la serie en

varias librerías que distribuyen producciones del

Estado, pero sus dependientes indicaron que aún no llegado.

 

   "Este tipo de ofertas en DVD que hace el

Estado se presentan como pasos importantes para

difundir ideas o realidades diferentes, en este

caso para valorar y conocer más a nuestros

indígenas, pero no llegan al público, se quedan

en círculos muy pequeños", señaló Santacruz.

 

   Sin publicidad y sin difusión en medios, esta

serie "pasará de noche" por los mercados aun

cuando sea interesante, oportuna y necesaria, opinó.

 

   El CDI informó que parte de la serie permite

descubrir cuáles han sido las políticas del

Estado hacia los indígenas en los últimos 50

años. En ese periodo transitaron del paternalismo

y los conceptos integracionistas hasta el actual

que pregona la diversidad y el respeto a culturas indígenas y su 

autonomía.

 

   En México, con más de 104 millones de

habitantes, se calcula que los indígenas suman

entre 10 y 12,7 millones. Algunos estudiosos

advierten que podrían ser muchos más, pero que

gran parte de ellos ya no se reconocen como tales.

 

   En los numerosos museos de México, los libros

para escuelas y en el discurso oficial se exalta

a las culturas indígenas que habitaron y habitan

el país. Sin embargo, ser aborigen implica en los

hechos tener menos ingresos y sufrir el rechazo

social, coinciden en señalar diversas investigaciones.

 

   En el cine comercial, los indígenas mexicanos

han sido presentados en general como salvajes,

aunque también como personas llamadas a generar

lástima, burla o risa, tal como ha sucedido por

ejemplo con las numerosas y exitosas cintas

mexicanas de los años 70 y 80 que protagonizó la

llamada "india María", actriz cuyo nombre real es María Elena Velasco.

 

   En casi todos los indicadores sobre

desarrollo, los indígenas mexicanos aparecen

rezagados respecto del resto de la población.

 

   Entre los nativos, el analfabetismo promedio

es de 31,1 por ciento frente a 9,2 del promedio

nacional. Un 53,5 por ciento de los indígenas

viven en casas con piso de tierra y 13 por ciento

no cuentan con agua potable, drenaje ni electricidad.

 

   En las escuelas mexicanas se inculca a los

niños el orgullo por el origen indígena y por

aquellos pueblos que construyeron grandes

ciudades y desarrollaron avanzados conocimientos,

pero en las calles muchos de los actuales nativos piden limosna.

 

   México es la nación con más indígenas de

América Latina. Según datos oficiales, 86,1 por

ciento no tiene en México asegurado sus derecho a

la salud y casi 30 por ciento no ha terminado la primaria.

 

   La mortalidad infantil entre los pueblos

nativos es 48,3 por cada 1.000 nacidos vivos,

frente a 28,2 por 1.000 de promedio nacional.

 

   Tras destacar el esfuerzo de la CDI para

exponer el cine indigenista, Juan Urrusti,

director de algunas cintas de ese género, señaló

en declaraciones al diario local Reforma que es

necesario reforzar la autoestima de los indígenas

con este tipo de iniciativas, pues nunca se ven

reflejados en los medios de comunicación.

 

   Santacruz coincidió, pero reiteró que es

lamentable que la serie "El cine indigenista"

llegue al mercado sin publicidad. Además,

consideró que se trata de un producto que

difícilmente llegará a ser visto por indígenas mexicanos.

 

 

(FIN/IPS/dc/dm/cr ae pr/mx sl la/08)