MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

La Camorra, moderna Gomorra

ROMA,  (IPS)  .-   La película termina con una

música machacona y la palabra "Gomorra" en fucsia

sobre negro. El público aplaude y se retira

tranquilamente de las salas italianas, mientras

la música persiste en el oído camino a casa, martillando el mensaje.

 

Por Miren Gutierrez y Aldo Ciummo

 

   Los italianos no han recibido como un mero

entretenimiento a "Gomorra", un vistazo desde

adentro a la Camorra, como se conoce a la mafia

originaria de Nápoles, la ciudad más poblada del sur de Italia.

 

   "Ya conocíamos esta verdad, pero la película

nos la muestra de una manera cruda y detallada",

dijo Eliana Villa luego de ver este filme que

ganó la Palma de Oro (Gran Premio del Jurado) en el Festival de Cannes.

 

   "Es imposible ser optimista, pero necesitamos

luchar contra esta situación", opinó otra espectadora, Lidia Marzoli.

 

   El autor de la novela de igual título sobre

la que se basa el filme, el napolitano Roberto

Saviano, recibió amenazas de muerte luego de publicarla en 2006.

 

   El libro, que narra en primera persona las

vivencias de un joven que aprende cómo manejar el

negocio ilegal del desecho de residuos tóxicos,

fue traducido a docenas de idiomas. Se vendieron millones de ejemplares.

 

   "Tengo constante custodia policial. Debo

mudarme todo el tiempo

Ya no vivo una vida

normal", dijo Saviano al diario La Repubblica, de Roma.

 

   El escritor retrató una organización criminal

que, según diversas estimaciones, mató a 3.600

personas en los últimos 30 años, incluido el ex

fiscal general Pier Luigi Vigna.

 

   La Camorra, que opera en toda la

sudoccidental región italiana de Campania, logró

controlar la industria de la construcción, el

tráfico de armas y de drogas, la confección de

alta costura y hasta el manejo de residuos tóxicos.

 

   Esta institución clandestina se compone de

numerosos clanes vinculadas a través de una

estructura menos piramidal que la de otras

organizaciones mafiosas italianas, como la Cosa

Nostra de Sicilia (la Mafia original) o la ‘Ndrangheta de Calabria.

 

   Los clanes de la Camorra suelen resolver sus

conflictos mediante la violencia. El choque en

2006 entre dos de ellos, los Misso y los

Secondigliano, acabó con 15 vidas y dejó gran cantidad de heridos.

 

   "Gomorra" se estrena en Italia en tiempos de

decadencia política, estancamiento económico y

obsesión del público con la inmigración ilegal.

 

   La producción italiana creció apenas 0,4 por

ciento en el primer trimestre de este año. La

aerolínea nacional, Alitalia, cae en picada por

las deudas y por pérdidas de un millón de dólares diarios.

 

   Nápoles refleja esa decadencia. Las calles

están repletas de basura sin recoger ni

tratamiento. Se trata de otro problema vinculado

con la Camorra, que transporta desechos desde el

norte de Europa y los arroja ilegalmente por toda la ciudad.

 

   Por otra parte, la basura se está apilando

desde antes de la pasada Navidad. El municipio de

Nápoles dejó entonces de recogerla en los

domicilios para evitar el sabotaje de sus

camiones por parte de la Camorra, que también

pretende monopolizar el lucrativo negocio de la exportación de residuos.

 

   El temor invadió la ciudad. El supuesto

secuestro de un niño por una joven gitana alentó

este mes varios ataques contra campamentos de esa

comunidad, incluidos incendios.

 

   "La novela retrata bastante bien la base

cultural de los barrios de Nápoles. Da al lector

una comprensión profunda de la psicología de la

gente que vive allí", dijo a IPS telefónicamente

el activista y cura católico "Don" Tonino Pugliese, residente en la 

ciudad.

 

   "También ofrece una nueva perspectiva de la

Camorra, despojada de las viejas imágenes. Se

refiere a una organización con negocios

nacionales e internacionales, y con un brazo

militar que controla esta región", agregó.

 

   Pugliese participa en Libera Antimafia,

organización que trabaja con niños y niñas para

educarlos en una cultura de legalidad, solidaridad y participación.

 

   "No puedo imaginar sus efectos inmediatos,

pero ‘Gomorra’ se ha convertido en una referencia

necesaria en cualquier análisis sobre los problemas de Nápoles", agregó.

 

   El director de la película, Matteo Garrone,

optó por concentrarse en cinco personajes cuyos

caminos se cruzan con la Camorra. El filme se

rodó en secreto en barrios empobrecidos de

Nápoles, incluido el bastión de esta mafia,

Scampia, con actores no profesionales.

 

   "Es una película apocalíptica, sin

esperanzas", dijo Garrone al diario Corriere

della Sera, de Milán. "No la consideren como la

pintura de un enfrentamiento entre buenos y

malos, porque, en realidad, las cosas son más

complicadas y las fronteras son difusas."

(FIN/IPS/traen-mj/mg-ac/ks/eu ip if cr ae cv/08)