MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Mitos y realidades sobre los productos congelados


G. Rodríguez / Revista Siempre!

 

El perfeccionamiento de la técnicas de congelación industrial permite que gran variedad de productos lleguen a los consumidores con higiene y seguridad, además de una calidad constante por los estrictos controles a los que están sometidos. Los alimentos congelados son fáciles de almacenar y conservan sus cualidades y calidad durante largos periodos. Este tipo de productos está disponible todo el año y ya vienen seleccionados, limpios, picados, es decir, listos para ser cocinados o calentados y servidos. Sin embargo, en ocasiones tenemos ciertas dudas o simplemente desearíamos estar mejor informados sobre las características de estos productos. Le presentamos algunas de las creencias más comunes acerca de los alimentos congelados y la realidad de éstas. 
Mito 1: los alimentos congelados no son tan frescos como los “no procesados”.
Realidad: El proceso de producción contribuye a conservar el valor nutricional de los alimentos, detiene su proceso natural de degradación o descomposición y evita el desarrollo de microorganismos. Los vegetales congelados se cosechan y procesan el mismo día para conservar su frescura y calidad. Cuentan con un empaque resellable, lo que nos permite utilizar únicamente una parte del producto y garantizar la frescura del resto.
Mito 2: los vegetales congelados no saben igual que los no procesados.
Realidad: el sabor de un vegetal “no procesado” y uno congelado es el mismo, siempre y cuando éste último haya sido almacenado bajo las condiciones adecuadas (-18°C o menos). Es muy importante no interrumpir la cadena de frío.
Mito 3: los vegetales congelados contienen menos nutrimentos que los “no procesados”.
Realidad: los vegetales congelados tienen un alto valor nutrimental y pueden llegar a contener niveles más elevados que los “no procesados”, pues los vegetales que se venden sin procesar tardan días en ser seleccionados, transportados y distribuidos, y durante este tiempo pierden parte de sus vitaminas y minerales.
Mito 4: los vegetales congelados contienen conservadores.  
Realidad: la congelación es un método natural y saludable que permite mantener la frescura y características generales de los alimentos por más tiempo, sin necesidad de conservadores.
Mito 5: los alimentos congelados son más caros que los “no procesados”.
Realidad: con los alimentos congelados se aprovecha cada gramo, no se paga por partes que no se vayan a utilizar o estén dañadas. Se mantienen frescos durante largos periodos, evitando desperdicios por descomposición. Al no depender de la temporada, los vegetales congelados están siempre disponibles y cuentan con precios básicamente estables todo el año.