MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Receta de ciudadanía

BELO HORIZONTE, Brasil,  (IPS) . – Negro F. cuenta que todo empezó con 

el grupo Manos del Grafiti. En 1996, él y su amigo Alex caminaban por 

calles de la periferia de la capital del sudoriental estado brasileño de 

Minas Gerais, cuando se sintieron atraídos por los colores y formas de 

dibujos y pinturas en los muros.

Por Clarinha Glock

 

Ambos jóvenes buscaron informaciones sobre el grupo grafitero del barrio 

Alto Vera Cruz de Belo Horizonte y empezaron a participar en sus 

encuentros y acciones comunitarias.

 

  Negro F. empezó a compartir experiencias y sueños con los MC (Maestro 

de Ceremonia, animador de fiestas) Renegado (Flavio de Abreu Lourenço) y 

Dani Crizz (Danielle Ferreira), y el DJ (de Disc Jockey, recreador de 

músicas) Francis (Francislei Henrique).

 

  En aquella época, como ahora, muchos grupos surgían y desaparecían en 

seguida, con muchas ideas y poco poder de articulación. "Queríamos un 

trabajo mas sólido, con continuidad, persistencia y alcance", explicó 

Negro F, como es conocido Eustaquio Maciel, de 28 años.

 

  En consecuencia surgió en 1997 el grupo Negros de la Unidad Conciente 

(NUC), un modelo de organización y participación en Belo Horizonte, que 

movilizó la población del barrio y vecinas en actividades culturales, 

sociales, ambientales y de capacitación, que van modificando la vida en 

las comunidades pobres.

 

  Fue necesario tener mucha fortaleza para no desistir ante los 

obstáculos financieros y la falta de apoyo de autoridades, en un trabajo 

de hormiga que empezó por la música.

 

  El primer disco que hizo popular al NUC, se lanzó en 1998 y se tituló 

"Funk Minas". Rap y funk son géneros musicales hoy muy populares en las 

periferias de las grandes ciudades de Brasil, a tal punto que se lo 

escucha casi diariamente en la Radio Favela, una famosa emisora 

comunitaria local.

 

  En 2000, otro disco alcanzó repercusión nacional con la presentación 

del grupo en el Festival Abril Pro Rap en Brasilia. Una nueva grabación, 

con apoyo de la Ley de Incentivo Cultural del municipio, incorporó otras 

iniciativas comunitarias, como el grupo Meninas de Sinhá, de mujeres que 

rescatan canciones folclóricas, y Capoeirarte Brasil, que cultivan esa 

mezcla de lucha y danza creada por esclavos afrodescendientes.

 

  Con las puertas abiertas, el NUC multiplicó la convivencia con otros 

grupos, consolidando relaciones más allá del arte y la música.

 

  Ganó en 2004 la oportunidad de hacer parte del Festival de Hip Hop de 

la Habana, compuso canciones con el grupo TNT, de Santiago de Cuba, y 

establecieron la conexión Alto Vera Cruz – La Habana. El año siguiente 

estuvo en Caracas.

 

  La actividad se diseminó de distintas maneras y conquistó adeptos de 

todas las edades. Así, la popularidad atrajo otros grupos locales que 

pidieron ayuda para organizarse. Se creó entonces un espacio de 

referencia, denominado Centro Multiculturalismo Comunitario, en 

instalaciones pequeñas, pero suficientes para acoger charlas sobre 

incentivo cultural, profesiones y técnicas.

 

  Hace dos años, el NUC obtuvo una sede mayor y amplió el proyecto 

creando una sala de danza, otra de multiuso y un laboratorio de 

comunicación. El crecimiento trajo nuevos adherentes, como el Afroreggae, 

una iniciativa similar de Río de Janeiro, más antigua y conocida, que 

ayuda en la gestión.

 

  Finalmente el NUC se constituyó como uno de los llamados Puntos de 

Cultura, que el ministerio del área del gobierno del izquierdista Luiz 

Inácio Lula da Silva fomenta en todo Brasil. Talleres de audiovisual, 

promovidos en conjunto con la alcaldía, fortalecen la red comunitaria, con 

actividades en las escuelas y calles.

 

  Los Núcleos de Apoyo Familiar, un proyecto del gobierno municipal para 

la asistencia a padres y niños pobres, incluye a jóvenes de 14 a 26 años a 

los proyectos del NUC, que comprenden también talleres de radio así como 

de alimentación alternativa.

 

  "Fuimos descubriendo cuánto el arte y la cultura tienen en común. De la 

investigación hecha con grupos organizados sobre plantas medicinales y 

huertos comunitarios, se crearon programas que difunden las radios 

comunitarias", señaló Negro F a IPS.

 

  En los talleres, los jóvenes grabaron un video sobre las condiciones 

del riachuelo Santa Terezinha, que ellos quieren recuperar. Allí se 

cuentan historias de los buenos tiempos en que sus aguas servían para el 

lavado de ropa y para baños de personas, hasta que fueron cubiertos de 

basura.

 

  El riachuelo cruza Alto Vera Cruz y otro barrio cercano, Taquaril, 

además de áreas de preservación ambiental.

 

  La comunidad obtuvo recursos de la alcaldía "para construir espacios de 

esparcimiento y para reciclar las antiguas casas aledañas, implantando una 

estructura de saneamiento para conservar limpio el riachuelo en el ámbito 

de un proyecto mayor", después de sacar los basurales del barrio y hacer 

campañas de mantenimiento, informó Negro F.

 

  "Queremos el espacio limpio", afirmó.

 

  Además de producir y exhibir videos en los barrios, se pretende 

involucrar a los jóvenes en debates con la comunidad sobre distintos 

problemas y proyectos. La acción se multiplica y sólo en el Alto Vera Cruz 

circulan 40.000 personas. Sumando los alrededores, la población 

involucrada alcanzará entre  80.000 y 90.000.

 

  Del grupo fundador del proyecto, todos son voluntarios, cada uno se 

arregla para sobrevivir como puede, haciendo talleres de graffiti, rap y 

espectáculos. Un ejemplo de ello es conformado por artistas y grafiteros 

llamado CTOR-9 Crew, del que forma parte Negro F, quien difundió dibujos 

originales y coloridos en la región metropolitana.

 

  Una muestra es el homenaje al pintor español Salvador Dalí dibujado en 

una pared exterior de una esquina del centro de Belo Horizonte.
 

(FIN/IPS/cg/dm/cr ae pr md/br sl la/08)