MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Técnicas de la fotografía digital

 

 

 

Hace algún tiempo, cuando todavía se utilizaban las cámaras con película fotográfica, eran relativamente pocas las personas que tomaban fotografías. Había cámaras baratas, ese nunca fue un impedimento, pero el costo del revelado y la cantidad de fotos que podía uno tomar con cada rollo limitaban bastante las cosas.

Por Manuel Delaflor / Revista Siempre!

Actualmente, las cámaras vienen hasta en los teléfonos, de donde la cantidad de personas que cuentan con una se ha incrementado enormemente. Claro que, como usualmente sucede, esto implicará también que el número de malas fotografías se ha multiplicado, y pues mucha gente no tiene realmente idea de cómo podría mejorarlas.

Dejando de lado lo obvio (comprar una buena cámara DSLR con varios juegos de lentes, uno para cada ocasión) y tomar un curso de fotografía, ¿qué podemos hacer para que las fotos salgan lo mejor posibles, utilizando la cámara que tenemos? Es a este punto a donde orientaremos el presente artículo.
Por principio de cuentas debemos aclarar algo. Tomamos fotografías de la luz. Claro, ésta choca con una miríada de objetos y se producen todo tipo de pequeños milagros, tonos, coloraciones, sombras, etcétera, y todo esto hablando sólo de la luminosidad y dejando de lado, por ahora, cuestiones como la emoción que uno puede capturar al capturar a los seres queridos en alguna circunstancia particular.

Y quizá más de uno estará pensando que a qué viene esta obviedad, y voy a explicarme. No todo el mundo parece apreciar que si la luz no es adecuada, no hay magia posible que haga que la foto sea buena. Pongamos algunos de los problemas más frecuentes en evidencia.

Queremos tomar la foto de nuestros amigos para subirla al Facebook y como fondo usamos ese paisaje que nos gustó tanto. Problema, el paisaje sale bien, pero nuestros amigos tan oscuros que ni siquiera pueden reconocerse. También es probable lo segundo, que ellos salgan bien, pero el paisaje tan sobrepasado de luz que no puede ya apreciarse ningún detalle.

Otro ejemplo clásico es cuando tomamos una foto en interiores y sale toda borrosa, movida, y nos sentimos mal, pues el momento que queríamos capturar se ha perdido para siempre. Veamos otro más, tomamos una foto utilizando el flash tan sólo para descubrir que un espejo o vidrio refleja tanta luz que podemos olvidarnos del momento.

Y bueno, algunas cámaras modernas han logrado minimizar estos problemas en gran medida, gracias a tecnologías como backlight que compensa automáticamente a los sujetos contra un fondo luminoso, o aumentando la velocidad de disparo y la sensibilidad de captura de la luz (para que no salga “movida” la foto) y hasta con sensores más limpios que nos permitan tomar fotos en interiores, sin flash.

Pero, ¿qué hacemos si tomamos una foto con una cámara que no cuenta con esas bondades, por decir, una más vieja o hasta la de un celular? Bien, pues le daré unos tips para estos tres errores comunes.
Si hay más luz atrás de sus sujetos pruebe cambiar la toma para que ellos salgan iluminados. Bueno, esto es lo obvio y tenía que decirlo. Sin embargo, a veces lo que usted quiere es precisamente que salgan con ese fondo. Aquí hay dos alternativas.

Una, apunte la cámara a sus amigos o familiares y apriete ligeramente el disparador. La mayoría de las cámaras ajustará el valor de la luz a ellos y no al fondo, con lo que lograrán salir iluminados. El problema es que el fondo saldrá demasiado iluminado y con poco detalle. La otra alternativa es que apunte precisamente al fondo y luego obligue al flash a disparar (aunque calcule que hay suficiente luz en la foto), de esta manera todo tendrá luz.

Para el segundo ejemplo, la foto borrosa en interiores, es apropiado que conozca su cámara a plenitud. Si existe la opción para ajustar los valores de ISO, hágalo manualmente y seleccione el valor más alto posible. Al mismo tiempo, ajuste la velocidad de la foto hasta al menos 1/30 de segundo. Si es más lenta, tanto el movimiento de los sujetos como el de sus manos al dar el click podrán hacer que la foto salga movida.

En mi opinión, al menos, es mejor que salga un poco oscura a que esté borrosa. Además, más tarde podrá agregarle un poco más de luz con algún programa especial, y no me refiero a algo tan sofisticado como un Photoshop, puede usar el Picasa2 (programa gratuito que puede descargar de Google) el iPhoto en Mac o el Windows Photo Galery en Windows.

Para el tercer problema que mencionamos, la mejor alternativa es también incrementar la sensibilidad de la cámara (en ISO) al máximo que permita. Si cuenta con controles manuales asegúrese también de que la abertura del opturador sea la mayor posible (a mayor abertura más luz entrará al sensor), por último, consígase uno de esos trípode para mesa y ponga la cámara con el disparador automático.