MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

100,000 en programas de protección al consumidor en St Mary’s

SAN ANTONIO, TX – El Procurador General de Texas Greg Abbott hoy le otorgó más de 100,000 dólares a la Facultad de Derecho de la Universidad de St. Mary’s, la cual usará los fondos para extender servicios legales a traves de su clínica de protección al consumidor para ayudar a consumidores del Sur de Texas.

“La aportación de hoy es un reconocimiento del compromiso demostrado por la Facultad de Derecho de la Universidad de St. Mary’s para servir a consumidores del área local”, dijo el Procurador General Abbott. “Con estos recursos adicionales, la clínica legal de St. Mary’s puede ampliar la disponibilidad de su ayuda legal de alta calidad. Esperamos colaborar con el Decano Cantú y sus colegas para ayudar a los consumidores en el Sur de Texas”.

“Le agradecemos al Procurador General y su personal por este apoyo”, dijo el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de St. Mary’s, Charles Cantú. “La Universidad de St. Mary’s procura graduar estudiantes que algún día serán profesionales de derecho que se dedican a la excelencia, con pasión por el servicio y comprometidos a ser éticos en el desempeno de sus labores legales. Una parte importante del proceso educacional es el esfuerzo llevado a cabo en el Centro de Derecho y Justicia Social. A través del trabajo de la clínica, fomentamos el deseo de nuestros estudiantes para buscar la justicia y cumplimos con nuestra misión universitaria de tener un enlace con nuestra comunidad”.

Los fondos son parte de la liquidación de la empresa Mark Nutritionals, Inc. En diciembre de 2002, la Procuraduría General demandó a la empresa, con sede en San Antonio, por su extenso mercadeo engañoso y venta de productos para perder peso, conocidos como “Body Solutions”.

Mark Nutritionals, Inc., se declaró en bancarrota en septiembre de 2002, con la intención de reorganizarse bajo el Capítulo 11. El caso fue convertido a liquidación bajo el Capítulo 7 en abril de 2003, y la Procuraduría General logró persuadir a la corte de bancarrota que estos fondos restantes en el caso serían mejor utilizados para ampliar la educación sobre el derecho del consumidor en Texas. En 2005, las facultades de derecho de las universidades Southern Methodist University y la Universidad de Houston recibieron aportaciones similares derivadas de la bancarrota de Mark Nutritionals para complementar sus programas de protección al consumidor.

La clínica de derecho de la Facultad de Derecho de St. Mary’s se enfoca en las necesidades legales de personas de bajos recursos en San Antonio y el sur de Texas. La clínica de derecho le proporciona al público asesoramiento y representación legal en áreas de defensa penal, derecho de inmigración, derecho de familia, y asuntos civiles. La clínica de derecho utilizará los fondos para estrenar un nuevo Programa de Defensa del Consumidor, el cual ayudará para ampliar sus servicios legales para el consumidor.