MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Cómo tratar y evitar la diarrea

 

 

 

Uno de los causantes principales de las infecciones estomacales son los malos hábitos alimenticios. Muchas familias, donde ambos padres trabajan, no suelen llevar horarios de alimentos, mucho menos un control de calidad de lo que comen, y es precisamente este estilo de vida lo que provoca que el estómago recienta los descuidos.

G. Rodríguez / Revista Siempre!

Y dentro de estas infecciones, la diarrea es muy común, sin embargo, no se debe considerar como algo ordinario. Por el contrario, si no se trata de manera adecuada puede convertirse en un problema serio, ya que ocasiona deshidratación, con consecuencias mucho más serias. Este trastorno se caracteriza por el número de veces que una persona (niño o adulto) evacua. Las heces pueden ser blandas, líquidas o semilíquidas.
La diarrea es más frecuente en los niños y la mayoría de las ocasiones es causada por un virus, aunque existen otros factores que influyen, como infecciones, sensibilidad a los alimentos, antibióticos y el consumo excesivo de frutas o jugos de frutas. Sobre todo cuando se ingieren en la vía pública y el vendedor no cuenta con las medidas higiénicas necesarias. Lo que come o bebe un niño también puede empeorar la diarrea. Algunos tipos de síntomas pueden aliviarse con cambios en la dieta.
Cuando un miembro de la familia presenta esta enfermedad, lo primero a evitar es la deshidratación. Tanto en niños como en adultos no se debe dejar de alimentarlos y de administrar líquidos. En el caso de los niños, aunque los consejos de la abuela indican que hay que darle agua de arroz, lo mejor es el suero hecho en casa, que es por cada litro de agua hervida, agregar ocho cucharadas de azúcar y una de sal.

Anteriormente se aconsejaba como paliativo el ayuno para dejar descansar los intestinos, pero médicos de hoy sugieren que se continúe con la alimentación habitual, ya que así la diarrea será más fácil de tratar. La mayoría de los niños pueden reponer los nutrimentos que pierden por la diarrea si aumentan la cantidad de comida ingerida.

Si la diarrea es persistente, lo mejor es acudir de inmediato con el médico para que le realice un diagnóstico preciso sobre la causa y ésta se elimine. Ahora bien, existen en el mercado diversas soluciones para la diarrea, algunas lo que hacen es que detienen la frecuencia de las evacuaciones, sin atacar la causa, cuando en realidad lo que es necesario es acabar con la infección.

Para ello, y si así lo recomienda el médico, será necesario recurrir a soluciones que contengan neomicina, caolín y pectina —Kaomycin—, el cual ofrece una rápida acción absorbente, que promueve la eliminación de toxinas y permite por la formación de heces más sólidas.

Claro, ante de eso, lo idea es evitar que se presente la diarrea, y las formas de prevenirla son muy sencillas, como lavar perfectamente los alimentos, hervir el agua, ingerir alimentos frescos, evitar los alimentos muy grasosos y, por supuesto, reducir al máximo el consumo de frituras, frutas y otros alimentos que se venden en la calle.