MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Con Intimidación y Presión ‘Venden’ la Justicia

SAN ANTONIO, TX. —  La Juez Sarah H. Garrahan-Moulder prohibió a nuestro periódico cubrir adecuadamente el final del acuerdo en que se vio obligada la familia Bugarin para salir del ‘calvario’ de este proceso criminal en que se vieron envueltos luego del abuso policial del 10 de abril del 2006, en la Marcha por una Reforma Migratoria justa.

No obstante le hicimos del conocimiento a la Juez Sarah H. Garrahan-Moulder que con su actuación estaba violando el derecho que tiene el pueblo para ser informado debidamente y que se consagra en la Constitución de los Estados Unidos de América.

La Audiencia estaba programada a partir de las dos de la tarde. La sala de la Cuarta Corte estaba vacía con excepción de una persona que esperaba por otro asunto.

Nuestro periódico informó oportunamente sobre este asunto criminal desde la noche en que sucedieron los hechos el pasado 10 de abril del 2006 en la Marcha pro: ‘Reforma Migratoria’ En nuestro reportaje escribimos y publicamos algunas fotografías de los policías que nosotros consideramos abusaron de su poder porque fuimos testigos de ello, estuvimos a casi un metro y medio de distancia.

Ante la negativa del Departamento de Policía de San Antonio de entregarnos todos los reportes de policía sobre este asunto criminal, nos vimos obligados a solicitárselo al propio alcalde Phil Hardberger. Fue entonces que nos atendió inapropiadamente su Directora de comunicación Diane Galvan quien no hizo su trabajo como debiera. Nos dejaba en la antesala y nunca entrego completamente lo solicitado hasta el día de hoy.

Con sus ‘reportes’ queríamos contar con la información para que el pueblo pudiera comprobar la forma en que se cubren unos a otros los policías como lo hacen las autoridades corruptas en cualquier parte del mundo, cuando abusan de su poder y luego no quieren dar cuenta de ello. En esta ocasión fuimos testigos, sucedió a plena luz del día y ante muchos testigos. 

Estos fueron sus cargos: ‘Disorderly conduct, interfering with the duties of the police and resisting arrest’

En enero del 2008 publicamos que una vez mas la corte había decidido posponer una vez mas el juicio. En nuestro periódico impreso del mes de febrero publicamos en la primera plana que este juicio se habría de celebrar el día de hoy, para efecto de que tanto la comunidad como los líderes comunitarios apoyaran a esta familia en desgracia.

Previamente a celebrarse la marcha para honrar al líder sindical hispano ‘Cesar Chávez’ le hicimos saber a sus lideres como: Rosa Rosales Presidente de LULAC, a Jaime Martínez, líder sindical y fundador de esta marcha; a Tony Mandujano, ex―miembro del ejército de los Estados Unidos de América, y líder de los veteranos y otros mas, sobre la necesidad de apoyar a esta familia. Lamentablemente ninguno puso atención y ninguno menciono nada y ninguno se presento en la corte para apoyar.

‘A Paso de Tortuga la Justicia para Migrantes’ Este fue el titulo con el que escribimos los primeros días de Enero nuestra información luego de que una vez mas había sido pospuesto el inicio del juicio que en nuestra opinión, estaba a favor de la familia Bugarin ya que fuimos testigos del abuso policial.

Creímos que el día de hoy finalmente se iniciaría el juicio del caso criminal no. 961976 en la Cuarta Corte del Condado de Bexar a cargo de la Juez Sarah H. Garrahan-Moulder, pero fuimos sorprendidos cuando nos enteramos que solamente estaban finiquitando el ‘arreglo’ que se tuvo al inicio de esta semana.

El joven Bugarin nos explicó que recibieron una llamada telefónica de parte del fiscal del Condado de Bexar para negociar los términos para concluir el caso. Los abogados recibieron diferentes propuestas y al final decidieron la siguiente, en palabras más o menos así:

“¡Nuestro padre acepta sacrificarse y declararse culpable de un delito menor con el pago de una multa muy pequeña –diríamos que simbólica- a cambio de liberar a sus tres hijos que están siendo acusados por delitos criminales, retirando todos los cargos y terminar completamente la causa en contra de nuestra familia!”

Preguntamos a la familia Bugarin:

¿Cómo es posible que sus tres abogados, la declaración de testigos presenciales e incluso nuestro periódico que afirma fue un abuso de la policía, hayan aceptado que su padre sea sacrificado y declarado culpable, aunque sea de un cargo menor?

Perdón, creo que esta pregunta ustedes no deben de contestarla, mas bien quien debería de contestar es la propia sociedad, la comunidad, o el pueblo es quien debiera responder por ustedes, porque en su mayoría los dejaron solos.

¡Si se Puede! ¡El Pueblo unido jamás será vencido!

¿Dónde estaba el pueblo, o los líderes en la corte para que la familia Bugarin se retractara del acuerdo y evitar sacrificarse el anciano por sus tres jóvenes hijos?

¿Dónde estuvo la representación del Consulado mexicano para asesorar a sus con-nacionales?

Esperando… como dijo recientemente el Cónsul en Houston, Texas luego de los dos heridos al salir del juego de soccer entre México y Estados Unidos: ‘¡Nosotros no hacemos nada a menos que nos lo soliciten!’ Disculpe, pero si se encuentran en el hospital, están heridos y sabemos que son mexicanos…??? Este pueblo y líderes no pueden argumentar que no sabían, porque nosotros nos encargamos de hacerlo publico y de entregarles en su mano a varios lideres un ejemplar del periódico para que no hubiera duda. ¿Se pudo? ¡No, No se Pudo!

¿Quiénes se reunieron con la Juez, y el Fiscal representando al estado, al gobierno y aclarando que no representando al pueblo (porque así debiera haber sido), para finiquitar este asunto? Por lo menos podemos felicitarlos de que lograron su objetivo. Evitaron con este acuerdo injusto ser demandados por una suma millonaria por el abuso policial.

A los tres abogados ‘defensores’ ( Louis W. Correa, Robert H. featherston y Victor ) los reprobamos en ética profesional, porque olímpicamente apoyaron este acuerdo y no buscaron que prevaleciera la verdad y la justicia.

No es por demás decir que felicitamos al nuevo Jefe de la Policía, a quien por lo menos sale a caminar y marchar junto con la gente, y para hacerlo debe estar tratando de hacer su trabajo lo mejor posible.

Nuestro deber es informar y con este artículo damos por concluido este asunto en el cual el ‘Pueblo’ es quien sale reprobado. Si el Pueblo se hubiera organizado como atinadamente lo reitera Rosa Rosales de LULAC, los reprobados hubieran sido los Policías que abusaron de su poder y especificamos que no estamos hablando de TODOS los Policías.

¡Cristo es la Respuesta!