MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Caso de apuestas de Aces Wired Inc. termina con la declaración de culpabilidad

Caso de apuestas de Aces Wired Inc. termina con la declaración de culpabilidad de cuatro personas en el Condado de Tarrant

 

 

FORT WORTH, TX – Cuatro ejecutivos de Aces Wired Inc. se declararon culpables hoy en Fort Worth. Las declaraciones de culpabilidad marcan el final de una larga investigación relacionada con apuestas realizada por la Procuraduría General de Texas y la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Tarrant. Aces Wired operaba centros de máquinas tragamonedas con video en varias ciudades de Texas. 

 

El acuerdo de declaración de hoy requiere que la corporación entregue las ganancias obtenidas por medio de las apuestas, al igual que aparatos de apuestas y parafernalia confiscada en la redada que llevaron acabo agencias de la ley de varios condados en mayo de 2008. La semana pasada, la entidad de Aces Wired Amusement Centers con sede en el Condado de Dallas se declaró culpable en los condados de Nueces y Bexar de dos cargos penales de participar en actividad criminal organizada para la promoción de apuestas. La corporación también se declaró culpable de dos cargos de posesión de un aparato de apuestas, el cual es un delito menor. Bajo el acuerdo declaratorio global, Aces Wired tiene que entregar al Estado de Texas los aparatos de apuestas y las ganancias obtenidas. Las órdenes emitidas hoy para entregar los activos aplican a los centros de apuestas de Aces Wired en el Condado de Tarrant. 

 

 

Bajo el acuerdo de hoy, los ex funcionarios de la empresa, Kenneth Griffith, de 59 años, Jeremy Tyra, de 27 años, y Knowles Cornwell, de 57 años, todos de Dallas, se declararon culpables del cargo de impedir el arresto, un delito menor Clase A. Cada uno pagará una multa de 4,000 dólares y cumplirá dos años de condena diferida. Los cargos contra dichos acusados tienen que ver con sus esfuerzos para proteger a empleados de Aces Wired de los oficiales de la ley que trataban de localizar y confiscar aparatos de apuestas y ganancias en mayo de 2008. 

 

Gordon Graves, de 72 años, quien se declaró culpable la semana pasada en el Condado de Nueces de un delito penal por falsificación de pruebas, presentó una declaración idéntica ante la Corte de Distrito del Condado de Tarrant. Él pagará una multa de 5,000 dólares según los términos de su declaración. Los cargos contra Graves tienen que ver con su intento de esconder aparatos de apuestas de las autoridades que ejecutaron órdenes de cateo el año pasado en Tarrant y otros condados.

 

Se cree que la investigación del estado a Aces Wired y sus ejecutivos es el procesamiento penal coordinado de apuestas más grande en la historia de Texas. Aces Wired pierde el derecho a aproximadamente 1 millón de dólares en activos como parte de las declaraciones de culpabilidad.

 

A finales de 2007, dos oficiales de la unidad de investigación de delitos del orden público del Departamento de Policía de Dallas empezaron a investigar a los acusados que operaban de la oficina corporativa en Dallas, entre ellos el principal operador Graves. Al mismo tiempo, el Departamento de Policía de Corpus Christi estaba realizado una investigación separada a actividades de apuestas. La investigación inicial de estos oficiales llevó a una iniciativa de investigación más amplia coordinada por el Servicio de Inteligencia Criminal de Departamento de Seguridad Pública de Texas. 

 

Se unieron a ese esfuerzo la Procuraduría General, las fiscalías de distrito de los condados de Tarrant, Nueces y Bexar, y el Departamento de Policía de San Antonio.

 

Durante la redada realizada en mayo de 2008, los investigadores ejecutaron más de una docena de órdenes de cateo en centros de apuestas en Corpus Christi, San Antonio, Copperas Cove, Tye y Fort Worth, al igual que en dos oficinas corporativas de Dallas y diversos bancos en todo el estado. Durante esta redada, los oficiales confiscaron aproximadamente 1 millón de dólares en efectivo y más de 600 aparatos de apuestas ilegales.