MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Defensa de Zhenli Ye Gon exhibe en EU corrupción de la PGR


J. JESúS ESQUIVEL / Semanario Proceso


WASHINGTON,  (apro).– Después de exhibir el poder corruptor del narcotráfico entre los altos mandos de las corporaciones de seguridad mexicanas, la defensa del empresario chino, Zhenli Ye Gon, consiguió que la Corte Federal del Distrito de Columbia le diera tiempo para presentar una moción de la liberación del acusado, así como para contrarrestar al pedido de extradición del gobierno de Felipe Calderón

 

El juez federal John M. Facciola concedió un plazo de 20 días hábiles a los abogados Manuel Retureta y Eduardo Balarezo para presentar ante la Corte su solicitud de liberación de Ye Gon, así como para "revisar" y conseguir más información sobre los argumentos del gobierno mexicano para justificar su pedido de extradición.

 

Así, la audiencia del juicio de extradición de Ye Gon fue una vez más una vitrina donde se exhibieron los problemas de corrupción al más alto nivel dentro de la Procuraduría General de la República (PGR), argumento bajo el cual la defensa del empresario chino solicita desestimar el pedido de extradición.

 

"El paquete con la información relacionada con los cargos que le imputan en México al señor Ye Gon, fue preparado y recolectado por Noe Ramírez Mandujano, un sujeto arrestado por sus nexos con el narcotráfico, por ello pedimos más tiempo para revisar la información que ha entregado el gobierno de México al Departamento de Estado estadunidense", alegó el abogado Retureta al juez Facciola.

 

La defensa de Ye Gon, que un día antes de esta audiencia logró que a su cliente le devolvieran unos 1.7 millones de dólares en cuentas bancarias, bienes y automóviles, argumentó ante el magistrado Facciola que "las manchas" por corrupción dentro de la PGR deben ser valoradas en el proceso de extradición que enfrenta Ye Gon.

 

No sólo eso, pues los abogados Balarezo y Retureta detallaron al juez los hechos por los que Ramírez Mandujano, extitular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), y Jorge Joaquín Díaz López, excoordinador de Investigaciones de la misma dependencia, fueron arrestados en 2008 y 2009, respectivamente, por sus presuntos nexos con el narcotráfico.

 

La defensa estableció además que estos dos exfuncionarios federales fueron los encargados de elaborar el expediente de cargos vinculados al tráfico de narcóticos y lavado de dinero que le imputa el gobierno de Calderón a Ye Gon y bajo los cuales también las autoridades mexicanas le piden a Estados Unidos la extradición del empresario chino.

 

"Si el gobierno de Estados Unidos quiere realizar la expatriación (de Ye Gon), debe presentar más evidencias que le hubiese proporcionado el gobierno mexicano", señaló el juez durante la audiencia.

 

Ante la escalada de argumentos de la defensa de Ye Gon, tocó a la fiscal federal Valinda Jones salir a rebatir el torrente de acciones jurídicas.

 

"En una audiencia de extradición como esta, la Corte no está para establecer la credibilidad de las evidencias que presenta un país soberano a otro. No se trata de imponer los estándares judiciales de Estados Unidos al sistema judicial de México", argumento la fiscal Jones.

 

La representante del Departamento de Justicia se anotó una victoria cuando le recordó a Facciola que la audiencia no tiene otro propósito más que hacer valer el cumplimiento de un acuerdo internacional como es el de extradición, suscrito entre los gobiernos mexicano y estadunidense, y nada más.

 

El magistrado dio la razón a la fiscal Jones, pero añadió que debido a que el de Ye Gon es un caso bajo "circunstancias únicas", se concedía el plazo a la defensa del acusado para recibir más información del gobierno mexicano por medio del Departamento de Justicia estadunidense.

 

Con su overol a rayas color rosa y blanco de la prisión federal donde se encuentra recluido, Ye Gon daba la impresión de que estaba contento por el plazo que el juez concedió a sus abogados. 

 

Sin embargo, el hecho de que Facciola no rebatió el argumento de Jones sobre la obligación del gobierno de Estados Unidos para cumplir con el tratado de extradición con México, es un indicio de que sólo es cuestión de tiempo para que el magistrado autorice el regreso del empresario de origen chino a territorio mexicano.

 

La defensa de Ye Gon admitió que aun cuando el empresario chino nacionalizado mexicano fuera puesto en libertad, sería arrestado inmediatamente por la autoridades migratorias estadunidenses y enviado a un centro de detención temporal.

 

Si eso pasara, los abogados de Ye Gon reclamarían entonces el asilo político para su cliente.

 

También se prevé que aunque Facciola emitiera un fallo negativo para Ye Gon en el juicio de extradición, la defensa apelará la resolución, y con ello se abriría un nuevo proceso judicial que llevaría por lo menos un par de años más.

 

Por cierto, la fiscal Jones recibió una felicitación inusual al término de la audiencia: "Valinda, eres nuestra héroe", le dijo una funcionaria de la embajada de México en Washington asignada a la oficina de asuntos legales.

 

La fiscal estadunidense se limitó a sonreír ante el halago.