MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Empresa cibernética de CA es acusada de fraude por convertir agua en combustibl

 

 

 

AUSTIN – El Procurador General de Texas Greg Abbott acusó a un empresario del sur de California de violar la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act, DTPA). Según la acción legal presentada por el estado, los manuales para instalar aparatos en el vehículo que convierten el agua en combustible no reducen el costo del combustible, ni aumentan el millaje de la gasolina ni mejoran el rendimiento del motor. 

 

Eyal Siman-Tov, también conocido como “Ozzie Freedom”, opera la empresa 1 Freedom Inc. y la página Internet afiliada, water4gas.com, al igual que muchas otras páginas Internet. Además de las afirmaciones en sus manuales sobre los beneficios de la conversión del agua a combustible, el demandado también declaró falsamente que los clientes que colocaban estos aparatos en su vehículo serían elegibles para un crédito sobre sus impuestos. 

 

 

Casi 3,200 clientes de Texas compraron manuales entre octubre de 2007 y septiembre de 2008, cuando el precio de la gasolina subió a su nivel más alto. Los supuestos manuales “Water4Gas” cuestan 97 dólares por una colección de dos libros. 

 

Las páginas Internet de los demandados afirman que los manuales guían a los usuarios en el proceso de modificación del vehículo que supuestamente permite a los clientes usar agua como fuente de combustible. Para lograrlo, los manuales dicen mostrar a los clientes cómo construir un aparato de “hidrógeno al instante”, el cual supuestamente trabaja con la batería del vehículo para separar las moléculas del agua en gases de oxígeno e hidrógeno por medio de electrólisis. La mezcla que resulta de estos gases, llamada “Oxyhydrogen” entonces es quemada como combustible junto con la gasolina o el diesel. 

 

La investigación de la Procuraduría General reveló que Siman-Tov no tiene estudios científicos competentes ni confiables para respaldar sus afirmaciones. Por ejemplo, los investigadores no han encontrado resultados confiables de pruebas de laboratorio concluyendo que los clientes experimentarán el mejor rendimiento del motor que describen los testimonios en la página Internet del demandado. 

 

La Procuraduría General intenta obtener una orden judicial para ponerle un alto a estas afirmaciones sin fundamento, al igual que sanciones civiles de hasta 20,000 dólares por violación a la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas y restitución para los clientes perjudicados económicamente. 

 

Los clientes que han sido defraudados por esta u otras prácticas similares pueden llamar gratis a la línea de quejas de la Procuraduría General al (800) 252-8011 o presentar una queja en línea en www.texasattorneygeneral.gov. La Procuraduría General cuenta con información y personal bilingue para atenderle.