MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

EU: Nuevo trato ¿y nueva diplomacia?

Susan Rice ante la ONU



Por María Cristina Rosas / Revista Siempre!

 

El pasado 26 de enero, Susan Rice presentó sus cartas credenciales ante el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Ban Ki-moon, como jefa de la misión diplomática de Estados Unidos ante ese importante organismo internacional. En este sentido, Rice sigue los pasos de su mentora y protectora Madeleine Albright, quien, durante la primera parte de la administración Clinton ocupara esa posición para, de ahí brincar a la Secretaría de Estado.
Durante el gobierno de William Clinton, la entonces Secretaria de Estado Madeleine Albright abogó a favor de que Susan Rice fuera investida con el cargo de Subsecretaria de Estado para Asuntos Africanos. Su designación requirió que el Senado la confirmara, y durante las audiencias causó una grata impresión entre los legisladores. Rice estuvo en esa responsabilidad desde 1997 y hasta que Clinton pasó la estafeta a George W. Bush.
Su gestión en la Subsecretaría de Estado ya referida, recogió comentarios divididos. A Rice se le reconocen su visión e inteligencia personales, pero se cuestiona su falta de experiencia y el hecho de que es obstinada. África no fue precisamente el continente en que se anotó grandes éxitos la administración Clinton (aunque Rice no estaba a cargo de los asuntos africanos cuando se produjo la misión en Somalia -1993- ni cuando tuvo lugar el genocidio en Ruanda -1994-, puesto que su nombramiento fue posterior a estos hechos). Sin embargo, Rice hizo una declaración acerca del genocidio en Ruanda, cuando trabajaba en el Consejo de Seguridad Nacional, la cual fue muy desafortunada. Rice declaró que si se aceptaba que lo que ocurrió en Ruanda fue un genocidio, y que nadie hizo nada para detenerlo, ello tendría repercusiones en los comicios de noviembre (de 1994). Otra controversia se produjo con motivo de las acusaciones del ex Embajador estadunidense ante Sudán, Timothy Carney, quien afirma que Susan Rice, ya como Subsecretaria, desperdició la oportunidad de capturar a Osama Bin Laden cuando éste se encontraba, presumiblemente, en el país africano.
En este sentido, a pesar de las cualidades personales de Rice, quedan muchas dudas respecto a su conocimiento y visión en torno a otras regiones del mundo fuera del continente africano. La responsabilidad que tiene esta funcionaria, es la de promover los intereses de EU en Naciones Unidas y con ella México tendrá un contacto cotidiano considerando que el país es miembro no permanente del Consejo de Seguridad en el período 2009-2010.
Con todo, es refrescante ver un nuevo rostro de la diplomacia estadunidense ante la ONU. Rice podrá saber poco sobre regiones distintas de África, pero ese continente es el que concentra buena parte de la atención del Consejo de Seguridad de la ONU en razón de los diversos conflictos que se producen en su seno. Asimismo, es importante destacar que el cargo que ocupa Rice (quien no tiene parentesco alguno con Condoleezza Rice, a pesar de que ambas son afro-estadunidenses) fue incorporado al gabinete de seguridad del Presidente Barack Obama, lo que revela que esa investidura tiene una mayor importancia ahora que la que le prodigaron otros mandatarios. Ojalá que con el cambio de estafeta en el gobierno estadunidense haya una actitud más proactiva de Washington hacia la ONU, de manera que Estados Unidos ejerza un liderazgo responsable, en momentos en que el mundo más lo necesita.

[email protected]