MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

México busca apoyo en la frontera para ayudar a los indocumentados

 

 

Tucson,  (EFE).- El consulado de México en Tucson prepara un directorio de personas que hablen algún idioma indígena de su país en Arizona para apoyar a los inmigrantes indocumentados no hablan español y que necesitan ayuda cuando intentan cruzar la frontera.

"Es un problema que se nos presenta ante el alto índice de flujo migratorio en la frontera de Arizona de inmigrantes indocumentados, algunos de ellos provenientes de estados sureños como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, donde se hablan lenguas indígenas como el Náhuatl, el Zapoteco y el Mixteco, entre otras", dijo hoy a Efe, Juan Manuel Calderón, cónsul de México en Tucson (Arizona).

Calderón explicó que el establecimiento de ese directorio fue un proyecto asignado a todos los consulados de México en América del Norte.

"El objetivo principal es dar atención a los inmigrantes indígenas, creando un mapa que permita identificar los asentamientos de grupos de comunidades indígenas mexicanas en los Estados Unidos y Canadá", afirmó Calderón.

El primer paso será crear un directorio de personas que hablen algún tipo de lengua indígena a través de la red consular y que se ofrezcan de forma voluntaria a colaborar, traducir y brindar apoyo a todas aquellos inmigrantes que no hablan español y que se encuentran en una situación "difícil".

"Para nuestro consulado es muy importante este tipo de ayuda, desafortunadamente hemos tenidos casos donde no hemos podido tener la comunicación que quisiéramos con el padre, la madre o algunos de sus hijos, porque no entendían español porque hablaban una lengua indígena", señaló.

"En esos casos hemos tenido que llamar a las municipalidades de sus pueblos de origen para buscar la ayuda de alguna persona que hable su lengua", explicó el funcionario.

Poder comunicarse correctamente con una persona puede ser fundamental, particularmente en casos cuando se encuentran hospitalizados tras sufrir algún accidente automovilístico o ser rescatados en el desierto.

Este tipo de comunicación es también necesaria cuando el inmigrante se enfrenta a algún tipo de proceso legal.

En enero del 2008, el Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza, que abarca el 90 por ciento de la frontera entre Arizona y Sonora (México), puso en marcha el controvertido programa conocido en ingles como "Streamline".

Por medio de este plan, un promedio de 80 inmigrantes indocumentados son llevados diariamente a la Corte Federal en Tucson donde un juez los sentencia por el solo delito de intentar cruzar la frontera de manera ilegal.

Las penas varían pero pueden ser de hasta 180 días de cárcel.

"Cuando tenemos el caso de un inmigrante indocumentado mexicano que solo habla una lengua indígena, la Corte Federal los ha dejado libres", dijo Calderón.

El cónsul de México en Tucson dijo que desde el pasado mes de enero y hasta la fecha ya se han inscrito seis personas en Arizona en este proyecto. Cinco de ellos viven en el Condado Maricopa y uno mas en el Condado Pima.

Uno de ellos es Venustio Mendoza Solano, de 24 años de edad, y residente de la ciudad de Phoenix en Arizona.

"Cuando fui al consulado y vi el anuncio me interesó mucho el proyecto, al tener la posibilidad de ayudar a uno de mis propios paisanos", dijo a Efe Mendoza Solano, quien trabaja en un restaurante.

Originario de la comunidad Lachixila en el estado mexicano de Oaxaca, Mendoza Solano domina la lengua "Nige" que es un derivado del idioma indígena Mixteco y del Maya.

"Para las personas que solo hablan una lengua indígena la vida en los Estados Unidos puede ser muy difícil, ya que es mas fácil que sean víctimas de abusos", finalizó el inmigrante, quien lleva cuatro años viviendo en Arizona. EFE

ml/esc