MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Murió Ted Kennedy

 

 


 

Antonio Cerda Ardura / Revista Siempre!

 

El senador estadounidense Edward Moore Kennedy, más ampliamente conocido como Ted, el último hermano que sobrevivía al asesinado presidente John F. Kennedy y el más joven del mítico clan familiar símbolo y pilar de la política en la Unión Americana durante los últimos 50 años, falleció este 26 de agosto, víctima de cáncer, a los 77 años de edad, en su residencia de Hyannis Port, Massachusetts.
 

Nacido el 22 de febrero de 1932 en Boston, Ted fue el menor de cuatro hijos varones y cinco mujeres en el hogar formado por Joseph Joe Kennedy y Rose Fitzgerald. Su padre, un banquero descendiente de una familia católica irlandesa, logró amasar una gran fortuna durante la década de los 30, pero siempre bajo la sospecha de que lo hizo mediante la venta de alcohol después de la prohibición y por sus relaciones con los jefes mafiosos Frank Costello y Sam Giancana. La posición de su madre, hija de John Fitzgerald, alcalde de Boston, le facilitó a su familia relacionarse en las altas esferas de la política y alcanzar una preeminencia envidiable en los círculos de poder.
 

Rechazado de la Universidad de Harvard por haber copiado un examen, Ted se tituló como abogado en la Universidad de Virginia, luego de haber servido en el ejército. Postulado por el Partido Demócrata, en 1962 se convirtió en senador por Massachussets, tras ser elegido para ocupar el escaño que dejó vacante su hermano John, al ganar los comicios presidenciales de 1960.
 

Ted ocupó siete veces una senaduría, pero, en 1980, sus aspiraciones presidenciales quedaron truncadas al competir por la candidatura contra Jimmy Carter, que lo hizo pedazos en la convención demócrata celebrada en Nueva York.
 

En el servicio público, Ted abanderó las causas de los menos afortunados y, como legislador, impulsó más de 2 mil 500 normas. Respaldó la histórica Ley de Derechos Civiles de Johnson, de 1964, la cual puso fin a la discriminación racial; fue partidario del aborto, a pesar de su religión católica; apoyó las campañas de despistolización, los matrimonios entre personas del mismo sexo, los diálogos de paz en Irlanda del Norte, las iniciativas que permitieran a los indocumentados salir de la ilegalidad, y se opuso férreamente a que George W. Bush lanzara su aventura guerrera en contra de Irak.

 

Dramas familiares

 

Los dramas de la familia Kennedy marcaron la historia de Estados Unidos. En 1941, la hermana mayor de Ted, Rosemary, fue internada en un sanatorio mental. En 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, el mayor de los hombres, Joseph, murió durante una arriesgada misión de bombardeo aéreo. En 1948, otra de las mujeres, Kathleen, se mató también en un accidente de aviación.
 

Una de las mayores tragedias que se recuerden en su país, fue el asesinato, el 22 de noviembre de 1963, de su hermano John, entonces presidente, durante su visita a Dallas, Texas, a manos de Lee Harvey Oswald. En 1964, Ted mismo sobrevivió a la caída de la avioneta en la que viajaba al lado del también senador Birch E. Bayh. El 6 de junio de 1968, cuando todo mundo creía que su hermano Robert iba a conquistar la Casa Blanca, éste también fue asesinado a balazos en plena campaña.
 

En 1969, Ted sufrió otro accidente, pero esta vez tuvo consecuencias nefastas para su carrera política. El 18 de julio, al cruzar un puente cuando se dirigía a la isla de Chappaquiddick, su automóvil cayó al agua y su acompañante, Mary Jo Kopechne, una auxiliar de su campaña, pereció ahogada. Ted fue responsabilizado del hecho, ya que desapareció durante algunas horas de la escena, y tuvo que cumplir dos meses de cárcel como parte de una sentencia que fue suspendida. A partir de ahí, lo persiguió constantemente una mala fama de Don Juan y de alcohólico.
 

En 1973, su sobrino, Joseph Patrick, hijo de Robert, resultó implicado en un accidente de aviación que dejó a su pasajera paralítica. 
 

Otros momentos difíciles en la vida de Ted fueron la amputación de una pierna a su hijo Edward, de doce años, a raíz de un cáncer, y la separación de su primera esposa, Virginia Joan Bennett, con quien convivió durante 22 años y procreó otros dos vástagos, Kara, que también sobrevivió al cáncer, y Patrick.

Otro hijo de Robert, David, murió de una sobredosis en 1984. En 1991, su sobrino William Smith, fue acusado de intento violación y, aunque el hecho daño también su reputación, Ted intentó rehacer su vida al contraer segundas nupcias con Victoria Reggie.
 

Jacqueline, su cuñada y viuda del presidente asesinado, murió de cáncer en 1994, y Michael, también hijo de Robert, pereció en un accidente, en 1998, cuando esquiaba.

Al año siguiente, John, hijo del ex presidente y de Jacqueline, se mató, junto con su esposa, en otro percance aéreo.
 

En mayo de 2008, Ted causó nuevamente impacto en el mundo político al ser hospitalizado con signos de haber sufrido un derrame cerebral. Fue sometido a una biopsia y le diagnosticaron un tumor canceroso en el cerebro, con la posibilidad inminente de perder la vida. El 1 de junio se sometió a una operación y recibió posteriormente tratamiento y quimioterapia.

 

La lucha de Ted por sobrevivir llevó nuevamente al senador a los titulares en los últimos meses. Su vigor y ánimo fueron reconocidos cuando reapareció, el 20 de enero pasado, durante la ceremonia de investidura de Barack Obama.
 

La partida de Ted Kennedy no sólo debilita a la mayoría demócrata en el Senado estadounidense, que pierde a un patriarca, sino que esa nación se queda sin una figura emblemática del liberalismo.
 

El propio Obama señaló al enterarse del fallecimiento, que al perder al mejor senador de la historia contemporánea, Estados Unidos ha perdido a un gran líder.

Descanse en paz.