MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

300 mil en el Zocalo de Mexico con Alberto Mottesi

CIUDAD DE MÉXICO.-   Es la Plaza de la Constitución. Allí está la Catedral y las oficinas del Gobierno
nacional. Allí proceden concentraciones políticas, festivales musicales, actos gubernamentales;
es el lugar preferido de brujos que invocan a sus dioses en ceremonias indígenas y allí se vende todo lo imaginable, legal e ilegal.

Fue allí donde, después de una marcha festiva por Avenida Reforma (Marcha de Gloria), se congregaron unos 300 mil mexicanos. La primera parte fue evangelística donde el Dr. Alberto Mottesi presentó el Evangelio el sábado 7 de abril. Muchos miles indicaron que por primera vez, reconocían a
Cristo como Señor y Salvador.

Luego Televisa y Enlace se unieron para producir y trasmitir en vivo, dos horas de televisión para 57 países. Participaron entre otros el Dr. Noé Martínez, pastor de una de las iglesias más grandes de México, el Dr. Carlos Quiroa, organizador del evento y el evangelista Alberto Mottesi dando la palabra bíblica.

La música incluyó a dos de los más conocidos artistas mexicanos, recién convertidos a Cristo, Lupita D’Alessio y Ernesto, su hijo. “Es muy evidente -dice Mottesi- el cambio extraordinario en México y toda América Latina. Nuestro Continente masivamente está tornándose a Dios.”

El evangelista Alberto Mottesi, en el primer trimestre del 2007, realizó seis Celebraciones Evangelísticas (cruzadas): una en Tehuacán, estado de Puebla en México, cuatro en la Patagonia (Argentina y Chile) y recientemente en Acarigua, Venezuela.

El presidente de los pastores de Trelew, Argentina dijo: ”Me sorprendió la cantidad de gente que aceptó a Cristo. Volvían a sus asientos quebrantados y bañados en lágrimas.”

Un pastor venezolano, emocionado dijo: “Fue impresionante ver a más de 20 mil el último día, bajo agua, escuchando el Evangelio.”

Además de las Celebraciones Evangelísticas, Mottesi ha predicado en el primer trimestre del año en varios Congresos, incluyendo Transforma Corea a más de 15.000 pastores y líderes, en el Coliseo Olímpico de Seúl.

“Un nuevo y poderoso avivamiento –dice Alberto Mottesi- está levantándose como ‘un tsunami’ en toda la tierra. Es la hora de Dios y de volver a Él con todo el corazón.”