MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Aborto entre líneas

 

 

        Por Bill Berkowitz*


OAKLAND, Estados Unidos,  (IPS) .-  El problema

del aborto voluntario está muy presente en la

campaña presidencial de Estados Unidos, aunque de

manera implícita, mediante eufemismos.

 

   A menudo, la cuestión aparece entre líneas.

Por ejemplo, en referencias a la designación de

futuros miembros de la Corte Suprema de Justicia,

o cuando se usa la expresión "activismo

judicial", que alude al supuesto contenido político de las sentencias.

 

   En los centrales estados de Dakota del Sur y

Colorado y el occidental de California se

realizarán, simultáneamente con las elecciones

del 4 de noviembre, consultas ciudadanas cuyos

impulsores proponen poner fin o limitar el derecho al aborto voluntario.

 

   La gobernadora del noroccidental estado de

Alaska, Sarah Palin, candidata a la

vicepresidencia por el gobernante Partido

Republicano John McCain, no fue interrogada sobre

derechos reproductivos en el debate televisado

que la enfrentó con su rival demócrata, Joe Biden.

 

   Pero no perdió la ocasión de referirse al

asunto por su propia iniciativa. En un acto y en

una entrevista radial, Palin lanzó duras

acusaciones al respecto contra el candidato

presidencial del opositor Partido Demócrata, Barack Obama.

 

   "Como senador, Obama ni siquiera defiende los

derechos de los niños nacidos vivos tras un

(intento de) aborto. A estos niños, a menudo

bebés con necesidades especiales, simplemente se

los deja morir", dijo Palin en un acto en

Johnstown, en el nororiental estado de Pennsylvania.

 

   La revista Time advirtió que, "sin un

contexto claro, las declaraciones de Palin

parecieron sugerir que Obama apoyaba una forma de infanticidio".

 

   Palin, quien se opone al aborto en todos los

casos, incluidos los de violación e incesto, dijo

que "un voto por Barack Obama dará el poder

último sobre la cuestión de la vida a un político

que nunca hizo nada para proteger a los no nacidos".

 

   En otra ocasión, entrevistada por el

ultraconservador programa de radio "Show de Laura

Ingraham", Palin dijo que Obama había votado en

contra de brindar asistencia médica a bebés que

nacían vivos luego de intentos fallidos de abortos.

 

   "Es muy terrible. Si más estadounidenses

pudieran comprender cuán absolutamente extrema es

esa posición, vaya si habría mucha más

indignación que la que ya hemos visto", sostuvo Palin.

 

   Emily Douglas, editora de RH Reality Check,

servicio diario de noticias especializado en

salud sexual y reproductiva que se emite por

Internet, dijo a IPS por correo electrónico que

"McCain y Palin tratan de retratar a Obama como un extremista".

 

   "De hecho, sus políticas a favor de la

prevención del aborto atrajeron a numerosos

votantes que se definen como ‘pro-vida’, en

elecciones en las que los votantes evalúan mucho

más la capacidad del candidato de manejar la

economía que su posición sobre la interrupción del embarazo", agregó..

 

   McCain se opone al derecho al aborto y ha

votado en el Senado a favor de restricciones a

esta práctica, admitida por el fallo Roe versus

Wade, el histórico caso que en 1973 determinó a

la Suprema Corte su legalización en la mayoría de los casos.

 

   Desde el comienzo de la campaña, el candidato

republicano ha dicho que tratará de revocar esa garantía del derecho al 

aborto.

 

   Obama ha apoyado consistentemente el derecho al aborto voluntario.

 

   De todos modos, ambos candidatos se oponen a

la aprobación en el Congreso legislativo de una

enmienda constitucional que lo prohíba.

 

   Organizaciones antiabortistas contrataron

espacios en radio y televisión en estados

indecisos, para atacar a Obama.

BornAliveTruth.org, grupo presidido por Jill

Stanek, difundió avisos televisivos que acusan al

candidato demócrata de "apoyar el infanticidio".

 

   El aviso de BornAliveTruth es narrado por

Gianna Jesson, a quien se identifica como

"sobreviviente de aborto". "Si Barack Obama se

abriera camino, yo no estaría aquí", dijo.

 

   El anuncio se centra en la oposición de Obama

en el senado de su estado, el norcentral de

Illinois, al proyecto de ley denominado "de

protección a los niños nacidos vivos".

 

   Douglas comentó que el aviso falta la verdad.

 

   "La ley existente en (el central estado de)

Illinois ya protegía a los niños. Los proyectos

de ‘nacidos vivos’ fueron vinculados a otras

legislaciones que habrían interferido con la

legislación sobre abortos vigente en el estado y

aumentado la responsabilidad del médico" que los practica, agregó.

 

   A comienzos de este mes, Douglas informó que

el Comité Nacional por el Derecho a la Vida

preparaba un aviso radial denunciando que, por

haber votado contra el proyecto de "nacidos

vivos", Obama es "responsable de matar un

proyecto para cuidar y proteger a los bebés que

nacen vivos luego de abortos" y que "luego

tergiversó el contenido del proyecto".

 

   En Dakota del Sur, activistas contra el

aborto vuelven sobre un terreno arado hace dos

años, al reiterar una iniciativa que procuraba

ilegalizar todas las interrupciones voluntarias

del embarazo y que fue aplastada entonces por el electorado.

 

   Sin embargo, quienes se oponen al aborto

voluntario parecen en esta ocasión moderar su

discurso, pues incluyen excepciones en caso de

incesto, violación o riesgo para la vida y la

salud de la mujer, señaló un editorial de The New York Times.

 

   "Pero nadie debería ser engañado. Las

excepciones fueron proyectadas para volver casi

imposible practicar un aborto, incluso durante el

primer trimestre del embarazo", agrega la nota.

 

   "La iniciativa es claramente inconstitucional

bajo las determinaciones vigentes de la Suprema

Corte, y ése es precisamente el punto. La agenda

subyacente es proporcionar un vehículo para

desafiar (la sentencia del caso) Roe versus Wade", agrega el editorial.

 

   El proyecto de "enmienda 48" del estado de

Colorado, objeto de otra consulta popular,

propone que el término "persona" incluya "a

cualquier ser humano desde el momento de la

fertilización", con todos los derechos constitucionales que eso confiere.

 

   La iniciativa "conferirá a los óvulos

fertilizados, antes (incluso de) la implantación

en el útero y del embarazo, los mismos derechos y

protecciones legales que se aplican a las

personas una vez nacidas", observa el editorial de The New York Times.

 

   El proyecto de Colorado recibe poco apoyo,

incluso entre los tradicionales opositores al

aborto, entre ellos la Iglesia Católica y el

gobernador Bill Ritter, que se autodefine como un demócrata "pro-vida".

 

   En California, la batalla por el derecho al

aborto voluntario se centra en la "proposición

cuatro", una iniciativa que obligaría a las

adolescentes a notificar a sus padres si están

embarazadas y si desean quieren someterse a esa intervención.

 

   Ésta es la tercera vez que un proyecto así

será puesto a consideración del electorado

californiano, luego de dos derrotas en las urnas.

 

   "Lejos de proteger a las adolescentes

vulnerables, la ‘proposición cuatro’ dificultaría

a las mujeres jóvenes atrapadas en situaciones

abusivas practicarse un aborto sin notificar a

sus padres, incluso en casos en que el padre o

padrastro sea responsable del embarazo", advierte

el editorial de The New York Times.

 

   Las últimas encuestas muestran una leve

ventaja de la posición antiabortista.

 

   "Las iniciativas en Colorado y Dakota del

Sur, que funcionarían como prohibiciones casi

totales del aborto, revelan el extremismo del

movimiento contra la libertad de elección", dijo Douglas.

 

   "A la iniciativa de Colorado se opone hasta

su gobernador pro-vida. Mientras, la prohibición

de Dakota del Sur ilegalizará el aborto con

excepciones sólo para la violación, el incesto y

la salud de la mujer, tras un intento en 2006 de

ilegalizar el aborto sin excepciones", agregó.

 

   "Los votantes pueden ver que el movimiento

anti-opción, y no Barack Obama, es el que refleja

extremismo en materia de aborto", concluyó.

 

* Bill Berkowitz es un conocido analista y

observador del movimiento conservador

estadounidense. Su columna, Conservative Watch,

pasa revista a las estrategias, protagonistas,

instituciones, victorias y derrotas de la derecha estadounidense.

 

 

(FIN/IPS/traen-js-mj/bb/ks/na ip hd he sp wo fe/08)