MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Cae en picada la religión católica

 

 

Por Alicia Fraerman


MADRID,  (IPS)  – Solamente seis por ciento de los españoles son 

fieles a los dogmas de la religión católica, según una encuesta divulgada 

este viernes por el diario Público.

 

Once por ciento de los que se declararon católicos practicantes dijeron no 

creer en la existencia de Dios y siete de cada 10 adultos no asisten a 

ningún rito religioso en Navidad, afirma el sondeo realizado entre el 15 y 

el 18 de este mes y basado en 800 entrevistas telefónicas a otras tantas 

personas mayores de 18 años.

 

  En este contexto, sorprendente para un país donde el catolicismo es la 

religión oficial, se expresan las diferencias entre las distintas 

vertientes de la Iglesia: los conservadores que controlan la Conferencia 

Episcopal y una minoría progresista  que se compromete con causas 

sociales, como el "Padre" Ángel, fundador y presidente de la organización 

no gubernamental Mensajeros de la Paz, presente en países del Sur en 

desarrollo.

 

  Un ejemplo de la posición conservadora la dio esta semana el arzobispo 

de Valladolid, Braulio Rodríguez, quien criticó duramente la campaña del 

Ministerio de Sanidad que recomienda a los jóvenes usar preservativos en 

sus relaciones sexuales.

 

  El obispo se preguntó "¿cómo se pueden reunir tantos disparates juntos? 

¿Por qué tenemos que soportar semejante desmesura? ¿Quién es el gobierno 

para adoctrinar a los adolescentes, menores de edad, en áreas que competen 

fundamentalmente a los padres? ¿Por qué nuestros políticos no se dedican a 

resolver los verdaderos problemas de los ciudadanos en vez de tratar, con 

su supuesta progresía, de ganar votos de jovencitos burgueses 

proporcionándoles "sexo seguro", que es inseguro y que embrutece?".

 

  Consultado sobre estas afirmaciones, el ex secretario de Estado de 

Educación, Miguel Ángel Quintanilla, catedrático de lógica y filosofía de 

la ciencia en la Universidad de Salamanca, dijo a IPS que la Iglesia 

Católica española debería modernizarse tomando en cuenta lo enseñado por 

Tomás de Aquino (1225-1274) en su obra "Suma Teológica", considerada una 

joya de la teología.

 

  Santo Tomás, recordó Quintanilla, sostuvo que los niños de hasta 40 

días de edad no tenían alma y que quitarles la vida era pecado, pero no 

homicidio. Y, refiriéndose a la campaña de la Iglesia contra el aborto 

legal y las técnicas de reproducción asistida, afirmó que la religión 

tendrá que racionalizar su cultura, con más libertad, y teniendo en cuenta 

lo que se ha avanzado en los tiempos modernos.

 

  Un primer error es considerar a los embriones como si fueran personas. 

"Un embrión en sus primeros días, que es cuando resulta útil para la 

investigación con células madre o para la implantación en el útero 

materno, es un conjunto de células indiferenciadas", explicó el socialista 

Quintanilla.

 

  Éstas pueden transformarse en células de cualquier tipo, generar 

tejidos celulares diferentes o dar lugar a uno o varios individuos, "y no 

hay ninguna razón para suponer que los embriones son un ser humano en 

miniatura y que su manipulación equivale a un homicidio", argumentó.

 

  Quintanilla también considera "un error moral" ignorar el sufrimiento 

de las personas que buscan en la medicina científica ayuda para superar 

problemas de infertilidad.

 

  Por su parte, el Padre Ángel piensa que no se puede echar la culpa a 

Dios por los males de la humanidad. El religioso pasa estos días en un 

refugio en La Línea de la Concepción, al sudoeste de Madrid, sobre la 

costa del mar Mediterráneo, en el que están acogidos inmigrantes africanos 

supervivientes de viajes en frágiles embarcaciones procedentes de su 

continente.

 

  ¿A quién entonces hay que culpar?, le preguntó IPS por teléfono al 

sacerdote. Es responsabilidad de las personas, contestó, y en especial de 

los dirigentes "en quienes hemos confiado y a los que damos nuestro voto 

para que hagan cosas que conviertan en más fácil la vida de todos, y no 

que creen nuevas dificultades ni las permitan aparecer".

 

  El sacerdote, que vive con modestia aunque su organización recibe y 

gestiona millones de euros al año, consideró que, para evitar abortos, se 

debe apoyar a las madres para mantener a sus niños. En una de las casas de 

la entidad, en Madrid, están albergados  20 hijos de mujeres que no podían 

criarlos y a las que ayudaron para que no abortaran.

 

  La encuesta de Público expone una gran diferencia entre lo que opinan 

los más jóvenes (de 18 a 29 años) y los adultos mayores (de 60 años o 

más).

 

  Solo 26 por ciento de los jóvenes entrevistados dijeron creer que Jesús 

nació de una virgen, en tanto llegaron a 63 por ciento los mayores que sí 

se manifestaron por esta creencia y que admiten la resurrección de 

Jesucristo, un convencimiento que sólo tienen la mitad (32 por ciento) de 

los jóvenes encuestados.

 

  Algo parecido ocurre con las respuestas sobre si el mundo fue creado de 

la nada por un ser superior, como sostiene la Iglesia Católica. Solo 26 

por ciento de los jóvenes respondieron positivamente, en tanto fueron 51 

por ciento de los mayores los que lo hicieron.

 

  Otro dato proporcionado por el sondeo revela que las mujeres parecen 

aceptar mucho más la doctrina de la Iglesia, que los hombres. Apenas 40 

por ciento de los varones aceptaron que Jesús era hijo de Dios, mientras 

entre las entrevistadas, 54 por ciento dijeron creer en este dogma del 

catolicismo. (FIN/IPS/af/dcl/eu cr pr cs/08)