MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Donde musulmán es mala palabra

WASHINGTON,  (IPS)  – Desde que el senador por el opositor Partido Demócrata Barack Obama se postuló a la presidencia de Estados Unidos en 2007 debió afrontar ataques contra su nombre, raza y religión.

Por Khody Akhavi

Al convertirse en favorito en las elecciones internas de su partido, frente a su rival Hillary Rodham Clinton, volvió a ser blanco de destacados y anónimos enemigos de derecha, ansiosos por describir al
senador por el nororiental estado de Illinois como "musulmán encubierto", un verdadero "mensajero del miedo" en quien no se puede confiar.

   "Mensajero del miedo" hace alusión al título en español de la novela de suspenso de Richard Condon, de 1959, "The Manchurian Candidate", adaptada al cine en 1962 y 2004.

   Los ataques tomaron un giro sensacionalista esta semana tras la publicación de una fotografía del candidato demócrata, tomada en 2006, en la que aparece ataviado con el tocado y el chal tradicional de los ancianos somalíes en el popular blog Drudge Report.

   La imagen iba acompañada de la leyenda que indicaba que seguidores de la senadora Hillary Clinton habían entregado el archivo.

   La fotografía inofensiva, tomada durante una visita del senador a la
nororiental ciudad keniata de Wajir, desató la ira de los allegados de
Obama, que acusaron al entorno de Clinton de ser "los más vergonzosos
provocadores de odio".

   Clinton, esposa del ex presidente Bill Clinton (1993-2001), era
considerada la candidata "inevitable" en la lista del Partido Demócrata,
pero su campaña trastabilló en las últimas semanas por el impulso que
recibió Obama tras las 11 victorias consecutivas que obtuvo en las
primarias.

   Tras la votación que se realizará el 4 de marzo en los estados de Texas
(sur) y Ohio (noreste), según analistas, se conocerá finalmente quién será
el candidato demócrata que se enfrentará al del gobernante Partido
Republicano, el senador John McCain, en los comicios generales de
noviembre de este año.

   "Por cierto que no sé nada de eso y ya dejé bien claro que ése no es el
tipo de comportamiento que apruebo o espero de las personas que trabajan
en mi campaña. Pero no tenemos pruebas de su procedencia", respondió
Clinton en el último debate televisivo al ser consultada sobre la polémica
fotografía.

   En el mismo debate se le preguntó a Obama si "rechazaba el apoyo" del
líder de la organización política y religiosa Nación del Islam, Louis
Farrakhan, quien suscitó muchas críticas por calificar al judaísmo de
"religión inmunda", y quien el domingo señaló que el senador de Illinois
era "la esperanza del mundo entero".

   "No le puedo decir a alguien que no puede decir que yo soy un buen
tipo", respondió Obama. "Ustedes saben que fui bien claro y lo denuncié a
él y a sus declaraciones. Creo que eso indica al pueblo estadounidense mi
postura acerca de sus comentarios".

   Pero al parecer, miembros del Partido Republicano y sus aliados
propagaron rumores sobre la fe de Obama, tildándolo de amenaza para
Israel.

   En respuesta al apoyo de Farrakhan, republicanos del sudoriental estado
de Tennessee difundieron una declaración en Internet a principios de esta
semana titulada "Antisemitas por Obama", señalando que los estadounidenses
deben "preocuparse por el futuro de Israel" si ese candidato es elegido
presidente.

   El comunicado iba acompañado de la controvertida fotografía.

   Cuarenta y ocho por ciento de las personas encuestadas por el Centro de
Investigaciones Pew en febrero de 2007 señalaron que es "menos probable"
que respalden a un candidato musulmán. La misma proporción respondió que
el hecho no era significativo.

   Pero en el mismo estudio, 50 por ciento de los consultados señalaron
que es "menos probable" que respalden a un candidato de 70 años o mayor.
McCain tiene 71.

   Obama combatió una campaña de rumores y malentendidos en Internet que
sostenía que él era musulmán. Incluso se llegaba a comparar su apellido
con el nombre del líder de la red terrorista Al Qaeda, el saudita Osama
bin Laden. El difunto padre de Obama era originario del oeste de Kenia.

   Los rumores anónimos difundidos por correo electrónico, que circulan
por la red desde hace más de un año señalan incluso que si Obama es
elegido presidente prestará juramento sobre el Corán, libro sagrado del
Islam, en vez de la Biblia.

   Otros mensajes sostienen que cuando Obama era niño concurrió a una
madrasa (seminario islámico) en Indonesia y recibió formación de una
corriente islámica radical.

   "Obama pone mucha atención en disimular el hecho de que es musulmán,
atenuando ese dato desfavorable señalando que incluso fue dos años a una
escuela católica", indica uno de los mensajes.

   Pero destacados líderes judíos estadounidenses, incluido el presidente
de la Liga Antidifamación, Abe Foxman, suscribieron en enero una carta
abierta condenando los "mensajes de odio que emplean falsedades y rumores
a fin de descalificar las creencias religiosas de Obama".

   Mientras, la cadena local de noticias Fox News y otros medios
conservadores y de derecha sugirieron vínculos entre el segundo nombre de
Obama, Hussein, y su supuesta identidad musulmana.

   En un acto de campaña de McCain de esta semana, el presentador de radio
de derecha Bill Cunningham hizo insinuaciones de esta clase y se refirió
varias veces al candidato demócrata como "Barack Hussein Obama" haciendo
énfasis en su segundo nombre.

   McCain rechazó los comentarios y señaló que no iba a tolerar ataques
contra Obama o Clinton.

   "La cuestión solapada de la que nadie habla aquí es por qué mencionó
tantas veces su segundo nombre. La connotación es que Barack Obama es
potencialmente un musulmán. Su padre era musulmán", señaló la
co-conductora de Fox& Friends, Gretchen Carlson, al comentar los dichos de
Cunningham.

   Obama es miembro de la Iglesia Unida de Cristo de Chicago.

   Los últimos ataques contra el senador de Illinois parecen presagiar una
batalla retórica feroz y divisoria en materia de religión y raza en
Estados Unidos, en tanto expertos de derecha siguen difundiendo rumores
respecto de la religión, la raza y el patriotismo de Obama.

(FIN/IPS/traen-vf-rp/ks/ks/na ip/08)