MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

La Campaña Católica para la Reforma Migratoria

La Campaña de Justica para los Inmigrantes

 

 


ANTECEDENTES DE LOS INMIGRANTES Y DE LA INMIGRACIÓN:


Una cifra récord de 34 millones de personas extranjeras residen en los Estados Unidos. En los últimos 20 años, cerca de 23 millones de nuevas personas han llegado. Este crecimiento de inmigración ha tenido un impacto profundo en la iglesia, con casi 300,000 católicos que llegan cada año de todas las regiones del mundo.
 

Al mismo tiempo, las leyes y políticas de migración de Los Estados Unidos están siendo cada vez más restrictivas e incluso dañinas para algunos inmigrantes y para aquellos que buscan asilo. Entre 8 y 10 millones de personas en Los Estados Unidos viven al margen de nuestra sociedad por carecer de la documentación migratoria apropiada. Los residentes de Los Estados Unidos que desean reunirse con su familiares más cercanos deben esperar entre 10, 15 o aún más años para que lleguen a estar disponibles las visas de sus familiares.
 

Las estrategias que se aplican a lo largo de la frontera sur han dado lugar a miles de muertes y aquellas personas que buscan asilo huyendo de ser perseguidos en su país de origen esperando de Los Estados Unidos un lugar seguro a menudo se encuentran detenidos como criminales por períodos del tiempo muy largos.
 

LA CONFERENCIA DEL EPISCOPADO CATÓLICO DE LA INMIGRACIÓN A LOS

ESTADOS UNIDOS:


Los obispos creen que la política migratoria de Los Estados Unidos debe proteger los derechos humanos y la dignidad de quienes llegan al país, así como proporcionar medios de entrada legales y seguros para los inmigrantes y los quienes buscan asilo. Los obispos también reconocen con preocupación que un sentimiento público cada vez mayor ha conducido a estas leyes y políticas de la inmigración más restrictivas. Además, los obispos reconocen que las condiciones que obligan a la gente a salir de sus hogares por desesperación y por falta de oportunidades para ellos y sus familias deben ser controladas si se espera una respuesta eficaz y exhaustiva a la migración a ser alcanzada.
 

Los Obispos católicos de Los Estados Unidos anunciaron en mayo del 2005 La campaña católica para la reforma migratoria, Justicia para los Inmigrantes: Un Jornada de Esperanza. Una de las metas es el intentar cambiar las leyes, según lo indicado por el Cardenal Theodore E. McCarrick, "los inmigrantes pueden apoyar a sus familias con dignidad, las familias pueden seguir unidas, y los derechos humanos de todos respetados".

Los obispos también reconocen que la campaña debe incluir no solamente una reforma legislativa sino también un esfuerzo educativo para reformar posturas públicas, incluyendo la de los Católicos. El Cardenal McCarrick dejó claro este punto, diciendo "antes de que podamos cambiar nuestras leyes debemos también cambiar actitudes, incluyendo los de muchas de nuestra propia gente.”
 

CONFERENCIA DEL EPISCOPADO CATÓLICO DE LOS ESTADOS UNIDOS

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA CATÓLICA PARA LA REFORMA MIGRATORIA.


Educar a los Católicos y a otros de buena voluntad acerca de las ventajas de la inmigración y las ventajas de los inmigrantes para nuestra nación;

Consolidar la opinión pública sobre las contribuciones positivas de los inmigrantes.

Abogar por leyes migratorias justas que promuevan el estatus legal y los caminos legales para que los trabajadores inmigrantes y sus familias emigren de manera ordenada, humana y segura;

Organizar redes Católicas de servicios legales para ayudar a los inmigrantes a tener acceso a los beneficios de las reformas.
 

ACTIVIDADES POTENCIALES:


Creación y desarrollo de redes a nivel local, incluyendo coaliciones de comités en las diócesis, parroquias y comunidades de manera que se comprometan al apoyo y a la educación pública;

Promoción de Medios;

Perseguir estrategias legislativas; y

Desarrollar una página Interactiva en Internet y material educativo y de apoyo.
 

ACTIVIDADES REALIZADAS HASTA LA FECHA EN CHICAGO:


A principios de mayo se realizó una rueda de prensa en las oficinas de la Arquidiócesis con los Obispos Auxiliares Juan Manz y Gustavo Garcia-Siller, donde se lanzó la campaña de inmigración de la Archidiócesis en coordinación simultánea con el aviso de la Conferencia del Episcopado Católico de Los Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés).

Envió de un paquete de información a todas las parroquias, qué incluía una carta con el detalle la campaña, pasajes de la Biblia y de la doctrina de la iglesia y oraciones para pedir por las intenciones de la gente.

Su participación como miembro principal de una gran coalición de socios, desde trabajadores, empresas, gobierno, y de fe, para coordinar con eficacia la campaña de reforma migratoria más grande de Chicago.

A principios de junio se invitó a líderes católicos en la Archidiócesis para escuchar una presentación de los representantes de Migración y servicios para los refugiados de la USCCB detallando el estatus de la campaña nacional y contestando preguntas sobre su estrategia local.

Se analizaron los mapas Vicarios con los de los distritos del congreso para determinar estratégicamente las parroquias y las áreas de las iglesias que serán las más eficaces de la campaña de apoyo para la reforma legislativa.

Se formó una fuerza de trabajo de la Arquidiócesis con varios representantes de instituciones, movimientos, redes y agencias de la Arquidiócesis.

Se inició el desarrollo de un plan de la Arquidiócesis para implantar estrategias de apoyo, medios y promoción de la parroquia.

Se inició la formación de una red de Sacerdotes que participarán en distintas iniciativas de apoyo y educación.

Para más información favor de contactar a Elena Segura al teléfono 312-751-5333 o al correo electrónico [email protected]