MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Ocho iglesias católicas se fusionarán con otras por ‘necesidades económicas’


Miami, (EFE).- Un total de ocho iglesias de Florida, la mayoría ubicadas en el sur del estado, se fusionarán con otras debido a "cambios demográficos y necesidades económicas" experimentados recientemente, informó hoy el Arzobispado de Miami.

La Archidiócesis indicó en un comunicado que es incorrecto decir que estas iglesias cierran sus puertas, sino que, en realidad, se "unen" a otras vecinas debido a "ciertos cambios demográficos y necesidades económicas, pastorales y sociales" registrados en algunas parroquias.

Así, los cambios demográficos han impulsado la apertura de nuevas parroquias en la zona oeste de Miami, por ejemplo en el Doral.

Para José Espino, sacerdote católico de la parroquia de San Lazaro, en Hialeah, al norte de Miami, se trata no obstante de un "situación triste" porque afecta a "comunidades que son bastante antiguas y, aunque pobres, todavía viven", como la de Santa Cecilia y San Roberto Belarmino, dijo.

"Básicamente el problema es la falta de fondos. Algunas parroquias no se pueden sostener, aunque las decisiones finales no se ha tomado todavía", añadió el sacerdote.

Otras iglesias que podrían verse afectadas son San Vicente de Paul y San Felipe Neri, entre 117 parroquias que comprenden la Archidiócesis de Miami y atienden a 800.000 católicos practicantes, de un estimado de 1,3 millones de católicos en los condados de Broward, Miami-Dade y Monroe.

Espino explicó que en algunas parroquias "ha cambiado el barrio totalmente", en su aspecto demográfico, lo que obliga a que éstas se unan a las vecinas para "unificar" las comunidades.

A juicio de la Archidiócesis, una de las ventajas de la "fusión" es que los "grupos étnicos ahora serán parte de una comunidad parroquial extensa", algo que reflejará la "gran diversidad de la Iglesia Católica en el sur de Florida".

También es posible, explicó Espino, que las iglesias afectadas continúen abiertas como "capillas" de la parroquia y se reduzca el número de misas que celebrar para reducir los gastos.

"Es triste", reiteró, porque supone perder presencia en una zona, aunque, dijo, hay que esperar hasta agosto, cuando el Arzobispado de Miami tome la decisión final.

El plan de fusión de iglesias, según el Arzobispado, no responde a "un movimiento para restringir el culto de los católicos, sino para ampliarlo".

Además, esta reestructuración pude incluir el "establecimiento de una ermita al santo patrón de la antigua parroquia", agregó el Arzobispado.

En cuanto a los cerca de ocho colegios católicos que cerraron como consecuencia de la actual crisis económica, éstos reabrirán probablemente sus puertas como "escuelas charter", aquellas en las que el gobierno delega en empresas privadas su administración, apuntó el sacerdote. EFE

emi/esc