MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

ONU invitada a crear un consejo ad hoc

MADRID,  (IPS)  – Los participantes de la Conferencia Internacional 

para el Diálogo, concluida este viernes en Madrid, propusieron a la 

Organización de las Naciones Unidas (ONU) la creación de un consejo 

interreligioso.

Por Tito Drago

 

El encuentro, que contó con 250 participantes que representan a todas las 

religiones, fue inaugurado el lunes por los reyes Abdalá de Arabia 

Saudita, y Juan Carlos de España.

 

  "El diálogo social no debe ser sólo interreligioso sino también 

intrarreligioso para lograr una convivencia pacífica en el mundo", dijo en 

su intervención el jueves Federico Mayor Zaragoza, presidente de la 

Fundación para una Cultura de Paz y de la agencia internacional de 

noticias IPS (Inter Press Service).

 

  Para trabajar en la búsqueda de la paz y la concordia internacional, se 

acordó formar un grupo de trabajo e impulsar la cooperación entre las 

instituciones religiosas, culturales, educativas y de información "para 

hacer frente al libertinaje, a la decadencia y la desintegración de la 

familia, y los diferentes vicios".

 

  También se acordó organizar encuentros y congresos, investigaciones y 

programas de información "para promover una cultura de diálogo, de 

entendimiento y convivencia pacífica" e introducir el diálogo entre los 

seguidores de todas las religiones.

 

  Asimismo se resolvió "invitar a la Asamblea General de las Naciones 

Unidas a respaldar las conclusiones de esta conferencia, y aprovecharlas 

para impulsar el diálogo entre los seguidores de todas las religiones, 

civilizaciones y culturas, organizando una sesión especial para el 

diálogo".

 

  En su intervención, Mayor Zaragoza puntualizó que se ha cometido un 

tremendo error "al cambiar los valores de la humanidad por las leyes del 

mercado", y para enfrentar el problema creado, añadió, hay que vivir 

compartiendo incluso el conocimiento de los demás.

 

  "Si aceptamos la igual dignidad de todos los seres humanos, si 

aceptamos al otro como igual, sea cual sea su sexo, raza o ideología, 

quedan resueltos los problemas a los que nos enfrentamos", sostuvo.

 

  "Para alcanzar estos objetivos hace falta voluntad política y el 

compromiso de los medios de comunicación", pues "comprensión, conocimiento 

mutuo, conciliación y reconciliación es el camino", concluyó.

 

  La Conferencia fue organizada por la Liga del Mundo Islámico, una 

organización civil con sede en la saudita ciudad de La Meca y que 

representa a los pueblos de las naciones musulmanas y a las minorías de 

esa fe en otros países, con más de 40 delegaciones en cinco continentes.

 

  El director adjunto de la Asociación Budista de China, Xue Cheng, 

manifestó que "todas las creencias tienen un valor común, que es la vida 

en armonía con el otro", basándose en ello se deben enfrentar con una 

ética común global los grandes problemas de la actualidad, como las 

guerras, la superpoblación y la degradación del ambiente.

 

  El rabino Claudio Epelman, director del Congreso Judío Latinoamericano, 

aseveró que Dios creó a los peces, las aves, las plantas, pero creó a un 

solo ser humano.

 

  Un árabe cristiano, el sacerdote Econos Nabbel Haddad, director 

ejecutivo del Centro Jordano de Investigaciones sobre Convivencia 

Interreligiosa, propuso que se propague una cultura religiosa basada en la 

tolerancia, para lo cual hay un solo camino, "conocer al prójimo" a través 

de la cultura y el intercambio cultural.

 

  Haddad subrayó que "los medios de comunicación desempeñan un papel 

crucial, reforzando la comunicación con el prójimo".

 

  La necesidad del diálogo global la fundamentó Nichiko Niwano, 

presidente de la Comisión Japonesa en el Consejo Internacional de Religión 

y Paz, al puntualizar que "los pueblos viajan en un único vehículo, la 

Tierra".

 

   Ese vehículo sufre problemas globales como los conflictos armados o el 

cambio climático, que no pueden ser afrontados por un solo país, por lo 

que se hace imperativo un diálogo interreligioso, argumentó.

 

  Todas las religiones no son sino la misma cosa expresada de distintas 

maneras, alegó Niwano.

 

  El legislador José de Venecia, ex presidente de la Cámara de 

Representantes de Filipinas, hizo suyas las palabras del teólogo y 

sacerdote católico Hans Küng: "No habrá paz entre las naciones sin paz 

entre las religiones y no habrá paz entre las religiones sin estándares 

éticos comunes".

 

  Para De Venecia la ética global "no sustituye a ninguna creencia", 

muchos conflictos que se presentan como religiosos en realidad son 

"políticos y sectarios", como los que afectan a su país, en la isla de 

Mindanao, y a Tailandia, Palestina, Nigeria, Sri Lanka, Cachemira, Líbano, 

Sudán, Etiopía y Somalia.

 

  De Venecia fue quien propuso la creación de un consejo interreligioso 

en el seno de la ONU, iniciativa para la que solicitó el apoyo de los 

reyes Abdalá y Juan Carlos.

 

  Redwan Naef Al-Sayyed, presidente del Instituto Internacional de 

Estudios Islámicos propuso "un documento fundacional para la creación de 

una secretaría que siente las bases de una institución que sea un factor 

positivo en la busca de denominadores comunes y de una nueva conciencia 

global", sugerencia que fue aceptada.

 

  En el marco de la conferencia, ampliamente dominada por hombres, se 

llevó a cabo una mesa redonda sobre la situación de las mujeres en las 

religiones, presidida por la teóloga española Margarita Pinto.

 

  Uno de sus participantes, el también teólogo español Juan José Tamayo, 

dijo a IPS que las mujeres deben recuperar el protagonismo que, "sin duda 

alguna", tuvieron en los orígenes de todas las religiones.

 

  Pese a ese hito histórico, "ellas han sido las grandes marginadas y 

olvidadas de todas las religiones, pues éstas están organizadas de forma 

patriarcal y jerárquica, excluyéndolas del saber y del quehacer 

religioso", admitió Tamayo. (FIN/IPS/td/dcl/wd eu cr ip/08)*****