MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Otro dedo en la llaga de la comunidad gitana

 

 

 


BRUSELAS,  (IPS)  – La vestimenta favorita del medio millar de 

participantes en la primera Cumbre Gitana europea, que se realizó esta 

semana en Bruselas, fue una remera blanca que tenía impresa una huella 

digital.


Por David Cronin

 

La imagen, acompañada por la leyenda "No al perfil étnico" –la política 

de basar investigaciones policiales sobre determinar la raza de los 

sospechosos–, llamaba la atención sobre el censo dispuesto por el 

gobierno italiano en barrios marginales en los que frecuentemente está 

condenada a vivir la comunidad roma, la más populosa minoría étnica de 

Europa.

 

  La decisión de las autoridades italianas de tomar las huellas digitales 

de los gitanos que viven en ese país se produjo tras una serie de delitos 

por los que se responsabiliza a miembros de esa comunidad.

 

  En uno de esos incidentes, una joven roma de 16 años fue acusada en 

mayo de tratar de secuestrar a un bebé en un suburbio de Nápoles, lo que 

desató una ola de violencia. Las precarias viviendas de los gitanos fueron 

incendiadas, mientras una multitud de observadores festejaba.

 

  En una visita a Bruselas, el 16 de septiembre, la viceministra italiana 

de Trabajo, Salud y Asistencia Social, María Roccella, dijo que la toma de 

huellas digitales era una medida necesaria para la "integración efectiva" 

de los gitanos.

 

  Sus comentarios fueron rechazados de plano por activistas de derechos 

humanos, quienes argumentan que se trata de una actitud discriminatoria.

 

  Aunque el Parlamento Europeo declaró que esa iniciativa es incompatible 

con la legislación de derechos humanos vigente en la Unión Europea (UE), 

mensajes poco claros han sido enviados por la Comisión Europea, rama 

ejecutiva del bloque regional y anfitriona de la cumbre de esta semana.

 

  A principios de septiembre, la Comisión señaló que estaba satisfecha 

por el hecho de que la toma de huellas digitales estaba dirigida sólo a 

quienes no podían ser identificados de otra manera y porque se había 

excluido la recolección de datos relacionados con la religión o el origen 

étnico.

 

  Pero el comisario europeo de Justicia, Jacques Barrot, prometió vigilar 

de cerca a las autoridades italianas. "Les hicimos saber que el censo no 

podría realizarse sobre una base étnica", afirmó en la cumbre de esta 

semana, que reunió a políticos, funcionarios y activistas.

 

  "Hemos visto sus propuestas y son aceptables. Pero no toleraré ninguna 

práctica incompatible con los derechos vigentes en Europa. Esto es una 

promesa personal", aseguró.

 

  Ivan Ivanov, de la Oficina de Información Europea de la comunidad roma, 

con sede en Bruselas, cree que Italia está sentando un precedente 

peligroso. "Si se tolera esta situación, puede ser un enfoque que luego 

adopten otros países", señaló.

 

  Ivanov se mostró especialmente preocupado sobre la posibilidad de que 

las medidas anunciadas por el gobierno italiano estimulen prejuicios 

existentes, e hizo referencia al aumento en la popularidad del primer 

ministro de Italia, el derechista Silvio Berlusconi, tras el anuncio de 

estos planes.

 

  La encuestadora Eurobarómetro calculó que la mitad de los ciudadanos 

europeos entrevistados no quieren tener a un gitano como vecino o que sus 

hijos asistan a las mismas escuelas que niños de esa comunidad.

 

  Según Ivanov, la hostilidad hacia los entre siete y nueve millones de 

roma radicados en Europa se alimenta de la ignorancia.

 

  "Quienes viven en contacto con los gitanos, sin serlo, saben muy poco 

acerca de la cultura roma. Si se quiere combatir la violencia extremista 

contra las minorías étnicas hay que elevar la toma de conciencia acerca de 

ellas", agregó.

 

  Un estudio de la Red Europea contra el Racismo reveló que los gitanos 

afrontan prejuicios en todas las áreas.

 

  En República Checa, el desempleo entre la fuerza de trabajo roma es de 

70 por ciento, cuando a nivel nacional es de apenas seis por ciento.

 

  En Hungría, los anuncios en la prensa sobre departamentos en alquiler 

indican en algunos casos que "negros, árabes y gitanos no deben llamar 

para pedir información". Los niños roma son víctimas de la segregación en 

escuelas de Bulgaria, Letonia, Rumania y Eslovaquia.

 

  El financista y filántropo George Soros, quien participó en la cumbre 

de Bruselas, dijo que el "perfil étnico" en Italia debe ser declarado 

ilegal por la Corte Europea de Justicia.

 

  La Coalición de Políticas Roma de la UE, que incluye a la organización 

de derechos humanos Amnistía Internacional y al Instituto Sociedad 

Abierta, fundado por Soros, hizo un llamado para que se adopte una nueva 

estrategia para la inclusión de los gitanos.

 

  El derecho de los roma a no ser discriminados está consagrado en una 

ley adoptada por la UE. Naciones de Europa central y oriental, donde vive 

una gran proporción de gitanos, fueron advertidas de que deben 

incorporarla a su legislación local para aspirar a ingresar al bloque 

regional.

 

  Activistas por los derechos humanos, sin embargo, se han quejado de que 

la implementación de esa ley ha sido muy despareja y que no existe en las 

capitales europeas o en los más altos niveles de la UE la voluntad 

política para atender las necesidades de los gitanos.

(FIN/IPS/traen-jsp/dc/ss/eu hd ip pr cs fe/08)