MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Santa Sede acepta renuncia de encargado de investigar denuncias en Lumen Dei


Madrid,  (EFE).- El Vaticano ha aceptado la renuncia como comisario pontificio de Lumen Dei del arzobispo emérito de Pamplona-Tudela (norte de España), Fernando Sebastián, nombrado hace un año para investigar las denuncias sobre una supuesta malversación de fondos y presuntos abusos sexuales en esa asociación católica.

La Santa Sede, que comunicó la aceptación de la dimisión en una carta que ha hecho pública el prelado, ha nombrado al obispo de Jaca-Huesca, Jesús Sanz Montes, comisario provisional para investigar la situación que vive la asociación, fundada en Perú por el jesuita Rodrigo Molina Rodríguez.

En la actualidad, la Unión Lumen Dei, que dirige la labor pastoral en parroquias y cuenta con centros educativos, está presente en catorce países, entre ellos España, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.

Sebastián, a cuyo nombramiento se opuso un sector de Lumen Dei y que se ha encontrado con "dificultades" para desarrollar su labor, presentó el 6 de marzo pasado su renuncia, algo que no ha sido "inesperado", reconoce el cardenal Franc Rodé en la misiva, hecha pública este fin de semana.

En la carta de aceptación de la dimisión, el cardenal Rodé, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, añade, no obstante, que mantenían "la esperanza" de que el arzobispo "lo repensase o superase las dificultades encontradas".

"Nada ha sido suficiente, por desgracia, para romper la obstinada contumacia de la dirección de Lumen Dei en el rechazo del nombramiento" de Sebastián, que se ha visto "en la imposibilidad de ejercer su mandato", por lo que "ha considerado oportuno, por el bien del propio Lumen Dei, un cambio en el cargo", sigue la carta.

Ante las denuncias y los rumores que circulaban en Lumen Dei, la Santa Sede comunicó el 14 de mayo de 2008 al entonces responsable de la asociación, el padre Daniel Zavala Arévalo, el nombramiento de Sebastián como comisario pontificio para hacerse cargo de la investigación.

Un sector de Lumen Dei se opuso al nombramiento de Sebastián, que se encontró con impedimentos, incluso, para acceder a los centros de la asociación y fue fuertemente criticado.

Ante esa situación, el arzobispo dio un ultimátum para que los "disidentes" expresaran su obediencia al mandato del Vaticano, fecha que fue ampliada "sine die" por la Santa Sede, pero, finalmente, presentó su renuncia el pasado 6 de marzo.

En la carta, con fecha del 12 de mayo pasado, el cardenal Rodé explica que decidió el nombramiento de Sebastián "con la fundada confianza de confiar un asunto tan complejo a un prelado de gran competencia, de un profundo sentido eclesial y de probada experiencia".

"Y así se ha manifestado usted en el desempeño del encargo recibido", añade y destaca que el arzobispo, que "siempre ha tenido el apoyo de la Congregación y del Sumo Pontífice", "llegó a delinear un camino para orientar a la asociación, ayudándole a salir de las dificultades" en las que se encuentra. EFE

mvf/pv/ep