MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Tuvo Marcial Maciel amorío y procreó una hija: NYT

 

 

El Universal 

 

 

Antes de su muerte, el fundador de los Legionarios de Cristo había sido forzado por el Papa a dejar el ministerio, a raíz de acusaciones por abuso sexual 

 

El fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, fallecido el año pasado, tuvo un amorío con una mujer y procreó una hija, mientas se ganaba la aclamación del fallecido papa Juan Pablo II, publica hoy el New York Times.

Antes de su muerte, Maciel había sido forzado a dejar el ministerio, por órdenes del papa Benedicto XVI, tras constantes acusaciones de más de una docena de hombres que habían asegurado haber sido víctimas de abuso sexual cuando eran estudiantes del religioso.

Pero muchos miembros de la Legión siguieron defendiendo al padre Maciel, asegurando que las acusaciones nunca fueron probadas. Maciel murió en enero de 2008 a los 87 años, y fue enterrado en México, donde nació.

Ahora, según el diario estadounidense, el director general de la orden, reverendo Álvaro Corcuera, recorre, discretamente, las comunidades religiosas y seminarios de la Legión en Estados Unidos, y ha informado a los integrantes que el fundador llevaba una doble vida, según explican legionarios y ex legionarios.

La orden no ha confirmado estos detalles públicamente.

Jim Fair, vocero de los Legionarios, sólo afirmó: "Nosotros sabemos algunas cosas de la vida de nuestro fundador que son sorprendentes y difíciles de entender. Podemos confirmar que hay algunos aspectos de su vida que no son apropiados para un cura católico".

Algunos antiguos miembros de la Legión esperan que se borre a Maciel, pero Fair explica que él es el fundador y siempre será el fundador de la orden. Este es uno de los misterios que vemos en la vida, algunas veces las mejores cosas provienen de seres humanos imperfectos".

En las órdenes católicas se pide a los integrantes que se identifiquen con los valores y la espiritualidad del fundador. Eso fue llevado al extremo en el caso de los Legionarios, asegura el reverendo Stephen Fichter, cura en Nueva Jersey, quien abandonó la orden después de 14 años.

"El padre Maciel era este héroe mítico al que se le había colocado en un pedestal y que tenía todas las respuestas", dice Fichter. "Cuando uno se vuelve legionario, tienes que leer cada carta que el padre Maciel escribió, son como 15 o 16 volúmenes. Escuchar ahora que él llevaba esta doble vida, simplemente no sé cómo la Orden puede continuar".

El padre Fichter, alguna vez jefe de la Oficina de Finanzas de la Orden, dijo que informó al Vaticano hace tres años que cada vez que el padre Maciel dejaba Roma, "siempre tenía que darle 10 mil dólares en efectivo, 5 mil en billetes de dólar y 5 mil más en la moneda del país a donde iba".

"Como legionarios, se nos enseñaba a vivir en la pobreza; si yo salía y compraba una pluma y una barra de chocolate, tenía que entregar recibos. Y aún así el padre Maciel nunca estaba en los reportes de contabilidad. Siempre era en efectivo, sin ningún comprobante en papel. Y como él era este increíble héroe para nosotros, nunca lo cuestionábamos".

Los Legionarios de Cristo, fundada en 1941, han crecido en muchos países donde la Iglesia ha perdido presencia. Tiene 800 curas en 22 países, y 70 mil seguidores en el mundo.

Tom Hoopes, editor en jefe de la publicación The National Catholic Register, afiliada a los Legionarios, publicó una disculpa en la página web el martes pasado, por no haber atendido las acusaciones de abuso sexual, diciendo: "Me disculpo con las víctimas, que fueron víctimas dos veces".

mvc