MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Un cura, integrante de red de pornografía infantil

 


Por GLORIA LETICIA DíAZ / Revista Proceso



 MEXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) localizó y arraigó a presuntos pederastas y miembros de una red nacional de pornografía infantil, en la que participaba un sacerdote católico del estado de Veracruz.  

 

         Según la dependencia, la red podría tener ramificaciones en países latinoamericanos, Estados Unidos y Europa.

 

         El desmantelamiento de la red de pornografía infantil fue fruto de por lo menos un mes de trabajo por parte de elementos de la Unidad de Investigación Cibernética de la PGJDF, quienes con base en el Operativo Dinámico de Investigación por Red (ODINET), identificaron un correo electrónico "con imágenes de contenido pornográfico", en las que aparecen menores de edad abusados por adultos, dijo la dependencia. 

 

         Por medio de un comunicado, la PGJDF señaló que fueron arraigadas cinco personas de diversos estados, como Hidalgo, Puebla, Yucatán y Aguascalientes, así como el Distrito Federal. 

 

        Añadió que, en el caso particular del sacerdote Rafael Muñiz y su hermano Francisco, radicados en Jalapa, Veracruz, están pendientes de ser liberadas las órdenes de su aseguramiento, aunque ambos están detenidos. 

 

         Según las investigaciones, de la parroquia a cargo de Rafael Muñiz, San Pedro Apóstol, salieron los correos pornográficos, afirmó el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la dependencia, Luis Genaro Vázquez Rodríguez, durante la presentación de los presuntos delincuentes.

 

         De acuerdo con la PGJDF, el personal adscrito a la Unidad de Investigación Cibernética rastreó el origen de una página de internet dedicada a la exhibición de pornografía infantil. 

 

          Explicó que el correo de origen, en el que aparecen niños y niñas de hasta 10 años de edad, salió de un domicilio ubicado en la calle Dolores, en el centro de esa ciudad.

 

         De ahí, agregó, el personal siguió el rastro hasta llegar a Luis Alejandro Vergara y Torres, empleado del área Informática de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dependencia a la que se le solicitó el expediente laboral.

 

         Indicó que el domicilio de Vergara, de 32 años de edad, ubicado en la calle Comerciantes, número 137, departamento A-106, fue cateado debido a una orden librada por el juez 44 penal, solicitada por la Fiscalía Desconcentrada en la delegación Cuauhtémoc.

 

         Añadió que, al ingresar al domicilio, el empleado de la SRE "ocultó información que estaba consultando en su computadora personal", pero policías judiciales encontraron "numeroso material de contenido pornográfico infantil", por lo que quedó sujeto a una investigación, bajo arraigo, por los delitos de asociación delictuosa, pornografía infantil y lo que resulte.

 

         La PGJDF explicó que, al continuar las indagatorias, fueron detenidos y arraigados Miguel Ángel Rodríguez Sánchez García, en  Hidalgo; Miguel Ángel Sánchez García, en Puebla; Luis Abraham Portilla Ramírez, en Aguascalientes, y Edmundo Jesús Martínez Niño, en Yucatán.

 

         Dijo que en Jalapa fueron detenidos Rafael y Francisco Muñiz López, de quienes está pendiente la orden de arraigo. 

 

          Durante la presentación, Rafael Muñiz dijo se inocente de las acusaciones de delincuencia organizada y pornografía infantil. "Me involucran porque según sale de mi parroquia un correo electrónico", dijo el sacerdote católico.

 

         Sin embargo, el subprocurador Vázquez Rodríguez aseguró que el sacerdote sería el "principal suministrador de imágenes", y en los correos electrónicos se hacía llamar "Lobo Estepario".

 

         Añadió que, como organizador de la red, fue identificado Miguel Ángel Rodríguez Acosta, quien confesó su responsabilidad no sólo en la distribución de imágenes pornográficas, sino en los delitos de violación y abuso sexual.

 

         Vázquez Rodríguez dijo que se investiga la participación de los detenidos en los abusos sexuales que aparecen en las imágenes, así como la identidad de las víctimas.

 

         Añadió que hay indicios de que los correos electrónicos fueron enviados a Brasil, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, España, Bulgaria y Rusia, entre otros países.