MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

¿Al Estilo Wade?

 

 

 

 

DallasCowboys.com Report


Por Nick Eatman / Traducido por Victor Villalba
 

SAN ANTONIO, TX. – El tiene la experiencia como entrenador.
 

Tiene el talento por parte de sus jugadores.

Que no haya ninguna duda, la mesa esta servida para que Wade Phillips tenga éxito en su tercera temporada con los Cowboys. Conforme el club abre ya otro campamento de entrenamiento en San Antonio, hubo dos aclaraciones en la conferencia de prensa de apertura aquí en el Alamodome; Phillips está listo para regresar al juego, y el dueño Jerry Jones lo apoya.

"Yo estoy tan seguro en mi manera de pensar al tener a Wade Phillips como nuestro entrenador en jefe y lo que ofrece con su experiencia y lo que eso conlleva en esta temporada con su experiencia como el entrenador en jefe de los Dallas Cowboys", dijo Jones. "Yo sé que durante el descanso de temporada eso fue tema de muchas conversaciones, pero no hubo ningún titubeo porque yo sabía que era lo mejor para los Dallas Cowboys que Wade Phillips fuera el entrenador porque nos vamos a beneficiar de cosas que simplemente no se darían si fuera diferente".

Ni las palabras de halago de su dueño pudieron distraer el enfoque de Phillips. Cuando le tocó su turno ante el micrófono, hizo muy claro su punto de vista con un puñetazo sobre el podio mientras decía, "Estamos listos. Quizá nos tumbaron, pero nos tenemos que volver a levantar peleando".

Tal parecía que Phillips se había esperado meses para ahora decir esas palabras. ¿Y porque no lo estaría? Ha sido un descanso de temporada largo y desgastante. El prometió que habría cambios y ciertamente los ha habido. Y no solamente los más notorios como el quitar a Terrell Owens, Greg Ellis y Roy Williams, pero la manera que las prácticas han sido estructuradas.

Estoy seguro que hay muchos cambios tras bambalinas que Wade y su equipo de entrenadores han hecho durante este descanso de temporada. Algunos de estos cambios nunca los veremos.

Pero podemos estar sentados y hablar sobre "cambios" todo lo que queramos. El cambio más necesario es la marca de ganados y perdidos. Y todos lo sabemos, y también lo sabe Wade Phillips. El sabe que si la marca no cambia del 9-7 en algo que incluya victorias de doble dígito, una aparición en postemporada y probablemente una victoria en postemporada, pues entonces todos los cambios en realidad no tendrán ninguna importancia en lo absoluto.

Si esa victoria no cambia en este año, este apoyo que Jones le diera de manera pública este lunes en la tarde pudiera barrerse bastante aprisa. De hecho, cuando fuera cuestionado por un reportero a discutir el futuro de Phillips y el hecho de que entra al último año de un acuerdo de tres, Jones declinó comentario. El decidió evitar la estadía a largo plazo de Phillips y sin contestar de un lado u otro si el entrenador en jefe mantendría su trabajo el próximo año.

Honestamente, eso no debería ser gran cosa. Pudiera haber un encabezado en algún lado que sugiera que Jones no está interesado en extender el contrato de Phillips, pero eso sería solo para armar una discusión. No hay ninguna razón para ver camino abajo. El camino esta aquí, justo enfrente de todos nosotros.

Wade Phillips sigue siendo el entrenador en jefe de este equipo, y no solo le dio Jerry Jones un tercer año para comprobar su valía, tal parece que le está dando a su entrenador en jefe un poco más de libertad para construir "su equipo".

No nos olvidemos que no es fácil el entrar como entrenador en jefe y obtener todo de la manera deseada. Bill Parcells no lo hizo en el 2003, a pesar de que el equipo había tenido marcas de 5-11 en tres temporadas consecutivas. Ese equipo requirió de grandes cambios y aun cuando Parcells intentó controlar todo desde el plantel de 53 jugadores hasta el termostato en la sala de entrenamiento, no pudo hacerlo todo. El era un entrenador de la 3-4 pero no pudo hacer el cambio hasta la temporada 2006, tres años después de tomar el puesto.

A lo que voy es que no puedes simplemente entrar y hacer cambios, especialmente con un equipo con tanto talento como heredó Phillips en el 2007. Eso fue evidente por la marca. El equipo terminó 13-3 en esa primera temporada – eso ya lo sabemos. Algo de eso fue el talento que Parcells pudo reunir. Algo de eso fue el que Phillips creara un ambiente propicio para los jugadores. Y parte fue que Tony Romo llegará por sus fueros al tener la mejor temporada estadística que cualquier otro mariscal de campo de los Cowboys en su historia.

Así que no había una razón para hacer muchos cambios. No en el 2007, y no tanto en el 2008 luego de que ganaste 13 juegos.

Pero ese no es el caso en el 2009. Los Cowboys necesitan hacer cambios y lo han hecho. Y han podido hacer cambios que le asienta al entrenador. La frase "Romo-Friendly" o "A-La-Medida-Romo" ha sido usada y re-usada mucho durante el descanso de temporada. Hasta resurgió en la conferencia de prensa, y en realidad nadie sigue sin saber lo que esto significa.

Pero quizá, solo quizá, no estamos hablando lo suficiente sobre las cosas siendo "Wade-Friendly".

OK, vamos a hacer a un lado el movimiento de Owens. Eso no parece tener un gran efecto sobre Phillips, que lo manejó tan bien como lo manejara cualquiera de los entrenadores anteriores en el pasado. De hecho, Phillips en repetidas ocasiones dijo que era su labor asegurarse que la ofensiva le hiciera llegar el balón a sus mejores jugadores y vaya si lo hicieron con T.O. Entonces el haberlo soltado obviamente tenía que ver con otros aspectos. Y como eso es nota del pasado, démosle para delante.

Pero las adiciones de gente como el entrenador de equipos especiales Joe DeCamillis, quien trabajó con el en Denver y Atlanta, fue un movimientos Phillips. El sabe que los equipos especiales fueron bastante malos el año pasado y que esta en realidad es la última oportunidad de salvar su trabajo, y el debe rodearse con la gente correcta. Así que agrega a DeCamillis, uno de los entrenadores de equipos especiales mas respetados y trabajadores de la liga.

Cuando de agencia libre se trata, no es ninguna coincidencia que Phillips agregó gente como Igor Olshansky, Keith Brooking, Matt Stewart y Tim Anderson – todos habiendo sido parte de equipos anteriores de Phillips. Los Cowboys también firmaron a Gerald Sensabaugh, quien no jugara para Phillips, pero para Dave Campo y DeCamillis en Jacksonville, Y obviamente, Phillips le tiene mucho respeto a estas personas.

Todos sabemos la tirada. Los Cowboys tuvieron altas expectativas el año pasado – expectativas de Súper Tazón – y no llegaron siquiera a la postemporada. Y eso fue luego de una temporada de 13-3 en un año que también terminara de manera tan abrupta.

Entonces el estar de regreso como entrenador en jefe, Phillips sabe que su trabajo esta de por medio. Claro está, todos los entrenadores, en algún momento, tienen que pensar que su trabajo está de por medio.

Pero esto no parece ser un sobrepeso para Phillips. Aun cuando no se le preguntó sobre su futuro de manera directa, si comentó con respecto a la pregunta que se le hizo a Jones, de una manera medio simple.

"No estoy en el negocio de las predicciones, y en cuanto a mi trabajo se concierne yo no me preocupo por mi trabajo, me preocupo sobre el trabajo que estoy haciendo", dijo Phillips. "Ahí es donde pongo el énfasis, es que tan buen trabajo estoy haciendo para Jerry preparando a este equipo listo para jugar y luego el salir a jugar y haciéndolo bien durante la temporada. Esa es la manera que siempre ha sido conmigo, y no es nada diferente ahora".

La manera quizá no sea diferente, pero hay tantas cosas que son diferentes llegando al campamento de este año. Y para bien de Phillips, lo tienen que ser.