MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

¿Qué le pasa a Chivas?


 

En la Opinión de Eduardo Camarena

 

Incapaz de generar futbol ofensivo con la frecuencia y claridad que le ha caracterizado, el Guadalajara dejó escapar la oportunidad de acercarse más a la Liguilla, tras empatar sin goles ante el Puebla en su más reciente partido, con una actuación que resultó deslucida y desteñida.

Ahora, necesita ganar el último encuentro del torneo regular en su visita a los Indios de Ciudad Juárez y su acceso a las finales dependerá de que Santos Laguna no le gane al Atlante en Cancún. La igualada ante los poblanos produjo que ahora dependa de un tercero para clasificar, obviamente con la condición de ganar a los juarenses.

¿Qué le pasa a las Chivas?. Ésa es la pregunta recurrente de los seguidores del Rebaño Sagrado, en estos momentos. Parece que esta interrogante tiene respuesta en los cambios de entrenadores que realizó la directiva cortándole continuidad a un trabajo que, aunque ha tenido marcada irregularidad en este torneo, apuntaba a mejorar y rendir frutos.

Primero, la salida de Efraín Flores generó desconcierto en el equipo, que había mostrado un estilo propio de juego y buen nivel de calidad, pese a los números desfavorables de tres victorias, tres empates y cinco derrotas, pues comenzaba a mostrar una tendencia ascendente, superando todas las circunstancias adversas que se presentaron en el inicio del torneo, como lesiones y baja de juego de algunos elementos. Particularmente nos dejó la impresión que esa decisión no estuvo respaldada por argumentos futbolístico sólidos.

Segundo, el relevo de Omar Arellano produjo un revulsivo, una sacudida en el plantel, que permitían pensar que la situación podía mejorar, reforzada por la tendencia mostrada en los últimos juegos dirigidos por Efraín. El hijo de la "Pina" dirigió sólo dos partidos en la liga, con triunfo ante San Luis y empate frente al Atlante en Cancún y un juego de Copa Libertadores con empate en casa ante el Lanús. No perdió y fue removido de su cargo, sin bases firmes para hacerlo. Otro golpe a la continuidad.

Tercero, la llegada de Paco Ramírez a la dirección técnica de las Chivas fue tan inesperada, que seguramente él fue el primer sorprendido por su designación. Inexperto en la dirección técnica, con un currículum en el que sólo resalta su trabajo en el banquillo como asistente en la atribulada gestión de Ricardo La Volpe en la Selección Nacional, Ramírez llegó al Guadalajara, con dudosos merecimientos.

Con el beneficio de la duda para el trabajo de Paco, legítimo derecho que no se le puede negar, los resultados no han sido mejores que los de sus antecesores, no sólo por lo que señalan las frías estadísticas- un triunfo y dos empates en la liga, y una igualada en la Copa Libertadores que le permitió avanzar a los octavos de final.

Más que eso, el desempeño del Guadalajara no ha sido mejor con Ramírez al timón, ya que ha sido irregular, inestable en su funcionamiento, dejando la impresión de jugar medroso, apocado, sin el atrevimiento que históricamente ha caracterizado a las Chivas.

 

Fuente: Guadalajara website