MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Debut triunfal del cubano Rigondeaux, que batió por nocáut técnico a Noriega


Miami (EEUU),  (EFE).- Todo salió como se esperaba y el ex campeón olímpico, el púgil cubano Guillermo Rigondeaux hizo su debut profesional con un triunfo por nocáut técnico en el tercer asalto frente a Juan Noriega.

La pelea celebrada en el Fontainebleau Hotel and Resort, de Miami Beach, confirmó la gran forma física en la que se encuentra el dos veces medalla de oro olímpico y la poca clase de su rival.

Rigondeaux, de 28 años, que desertó el pasado febrero, no necesitó sacar toda su potencia para ganar a un rival que no respondió a ninguno de sus golpes, de ahí que el árbitro de la pelea, Sam Burgos, decidió pararla cuando faltaba 1:09 para concluir el tercer asalto después de conectar una buena derecha el púgil cubano a la cabeza de Noriega (3-4).

"Todo ha salido como esperábamos y estoy muy contento porque los golpes que coloque lo hice con la precisión que quería", declaró Rigondeaux (1-0).

La pelea, pactada dentro de la categoría supegallo, no tuvo más interés que ver como Rigondeaux imponía su clase y ritmo desde el inicio para conectar dos derechas claras a la cabeza de Noriega que sintió el efecto de los golpes.

Luego fue toda una exhibición de Rigondeaux, doble campeón olímpico en Sydney 2000 y Atenas 2004, que busca llegar también a la cima del boxeo profesional.

"Después de haber realizado más de 400 combates como aficionado, me considero a mi mismo como un profesional y eso lo he demostrado en el cuadrilátero", comentó Rigondeaux. "Ahora es el momento de comprobar que tipo de boxeador soy".

La cartelera también incluyó la pelea del local Antwone Smith que ganó por decisión unánime al colombiano Richard Gutiérrez, dentro de la categoría del peso welter.

Smith (16-1-1, 8 KOs), aunque sufrió, en el segundo asalto, un corte involuntario en la parte alta del ojo izquierdo, siempre estuvo en control de la pelea, pactada a 10 asaltos, y así lo reflejaron las cartulinas de los tres jueces (97-93, 96-94 y 100-88), todas favorables al púgil local.

La derrota dejó a Gutierrez con marca de 24-2-1 y 14 triunfos conseguidos por la vía rápida.

Anteriormente, habían subido al cuadrilátero instalado en el renovado hotel de Miami Beach, que registró una buena entrada, el también cubano y desertor, Erislandy Lara (6-0) que ganó por nocáut técnico, en el cuarto asalto, al puertorriqueño Edwin Vázquez.

Lara, que también había desertado el año anterior de Cuba, también dominó a su rival con una derecha bien trabajada y efectiva, que intercambio al colocar combinaciones de la mano izquierda.

El púgil cubano aseguró el triunfo y la superioridad ante Vázquez con varias combinaciones, en el cuarto asalto, sin respuesta del púgil boricua para que el árbitro de la pelea, Telis Assimenios, cuando aun faltaba un minuto y 13 segundos para concluir el episodio.

Lara, dos veces campeón del mundo aficionado, dejo su marca invicta con 6-0 dentro de la categoría del peso supewelter, mientras que Vázquez la bajo a 22-14-2.

Sin embargo, Lara estuvo a punto de ser descalificado en el primer asalto por tener en su esquina a cuatro cuidadores, en lugar de tres como establece la Comisión Atlética de Florida para una pelea en la que no esté un título en juego.

El director ejecutivo de la comisión, Tom Molloy, fue el que pidió a la esquina de Lara que se fuese uno de los cuatro cuidadores que había, si no querían que su pupilo quedase descalificado.

En otras resultados de la velada, el peso welter Ed Parades (22-3, 13 KOs) ganó por decisión unánime a Gilbert Venegas (10-7-3, 7 KOs).

Mientras que el superwelter Yudel Johnson también venció por nocáut técnico a Greg Weathers a los 52 segundos de haber comenzado la pelea y el peso crucero, el cubano Yordanis Despaigne, que también hizo su debut profesional derrotó por decisión unánime al estadounidense Robert Campbell.

La velada tuvo como invitados de honor a los legendarios ex campeones del mundo, el panameño Roberto Duran y Jake LaMotta, que recibieron un homenaje en el intermedio del programa.

Duran, de 57 años, y La Motta, de 87, recibieron las respectivas llaves de la ciudad de Miami Beach, en reconocimiento por las brillantes carreras que ambos púgiles completaron como profesionales.

"Siempre es muy agradable recibir el reconocimiento por todo lo que hice por el deporte del boxeo y más cuando llega de unos aficionados como los de Miami", declaró Durán. "Otro motivo de orgullo es el haber compartido este reconocimiento con una figura como La Motta".EFE

mjr/rm