MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Draft Colegial Edición 2009 en los Libros

 

 

 

 

Victor VillalbaEmail

DallasCowboys.com Staff Writer

April 27, 2009 12:55 PM

 

 

IRVING, Texas – Desde un principio la cúpula vaquera secuestrada en Valley Ranch puso en relieve la tónica para el 2009. Sin una selección en la primera ronda, Jerry y Stephen Jones optaron por canjear su número 51 en la segunda ronda con Buffalo por otras selecciones más tardías.

En otras palabras, los Vaqueros se alejaron de la lumbre de las primeras dos rondas y en lugar de hacer contrataciones entre los universitarios más cotizados, se dedicaron a la busca de cuerpos y jóvenes cuyo potencial inmediato será contribuyendo en equipos especiales, en la mayoría de los casos.

Luego de un sábado donde la franquicia se fue en blanco por primera ocasión en su historia en los emparrillados profesionales, el domingo se jactaron con un total de 12 colegiales, ninguno con el mote de "qué bárbaro".

"Entramos a este draft con muchas selecciones y con el enfoque de adquirir hasta más selecciones si esto nos permitiera incrementar el valor en ciertas posiciones", comentó el dueño y gerente general Jerry Jones. "Sentíamos que era importante el poder hacernos de más elementos con el afán de crear mayor competencia en muchas áreas del plantel, específicamente con los apoyadores y la secundaria".

Y vaya si se pusieron a trabajar en lo dicho, incluyendo en los 12 a siete para el lado defensivo y otros cuatro para el lado ofensivo del balón. La suma se redondeó con la selección de un pateador, señal fiel del deseo de mejorar los equipos especiales de una buena ves.

"Durante este descanso de temporada tuvimos una prioridad, comenzando con la contratación de nuestro entrenador de equipos especiales (Joe DeCamillis)", dijo Jones. "Pero el juego de nuestros equipos especiales fue una parte importante de este draft.

"Cuando estás seleccionando jugadores en este nivel, es posible ponerle énfasis en esa área. Por supuesto, no pudiéramos ser más específicos con la selección de David Buehler, nuestro especialista en patadas de salida".

Buehler fue seleccionado en la quinta, la número 172 total, y representa la selección más alta en cuanto a rescatar un pateador de cualquier tipo desde 1986.

Alejados de la lumbre

Para los Vaqueros, el seleccionar en la posición número 69 representaba su participación más tardía desde aquella selección número 53 del 2001 al vestir de azul y plata al mariscal de campo Quincy Carter de la Universidad de Georgia. En esta edición 2009, la primera aparición fue temprano en la tercera ronda adquiriendo al apoyador Jason Williams de la Universidad de Western Illinois.

Williams, cuya carrera colegial comenzara como profundo, se desempeño como apoyador ‘híbrido’ compitiendo al nivel División -1A en la filas de la NCAA. Dentro del esquema 3-4 su lugar pudiera ser el interior, compitiendo con Bobby Carpenter, y buscando llenar el vacío dejado por Kevin Burnett que partió hacia San Diego.

"Jason Williams jugó apoyador interno y jugó cerca de la línea de golpeo en esta última campaña, pero hace dos años estuvo alejado de la línea de golpeo", comentó el entrenador en jefe Wade Phillips. "Su fuerte es el poder correr y golpear, y esa es su tendencia, el saber correr y golpear. Siento que tendrá un impacto inmediato en nuestros equipos especiales".

Dentro de esa misma tercera ronda, los Vaqueros optaron por el liniero ofensivo Robert Brewster, de la Universidad Estatal de Ball, que se desempeño como tackle en sus épocas colegiales. Tal parece que pasará a ser otro guardia más en el plantel, sin perder el mote de multi-usos en la línea de golpeo.

Ya para la cuarta ronda fue el mariscal de campo Stephen McGee de la Universidad de Texas A&M el que recibiera la llamada de los Jones para enfundar la casaca azul y plata. McGee tiene tamaño y brazo, pero su propio desarrollo en el juego universitario se vio truncado en un sistema de acarreo, como es el de los Aggies.

El mismo McGee recuerda sus días de pequeño y aquellos Vaqueros que echaron a andar su propia imaginación.

"Como no, recuerdo cuando tenía seis o siete años y tengo video de mi en la jardín de la casa con un casco y jersey de los Dallas Cowboys recibiendo pases de mi papá", dijo McGee al hablar de su afición al club. "Tenía posters de Michael Irvin, Troy Aikman y Emmitt Smith en las paredes de mi cuarto. Tenía la caja de cereal Wheaties autografiada de cuando ganaron el Súper Tazón.

"Yo me críe en todo eso, y ciertamente cuando te pones la estrella hay mucho más orgullo que va de por medio".

En esa misma cuarta ronda los Vaqueros rescataron a Victor Butler, una ala defensiva que seguramente dejará de tener la mano al césped y emigrará al puesto de apoyador externo, junto con DeMarcus Ware, Greg Ellis y Anthony Spencer.

Todavía en la cuarta ronda, la selección del apoyador Brandon Williams de la Universidad de Texas Tech fue seguida de la oportunidad de obtener ya en la quinta ronda al esquinero DeAngelo Smith de la Universidad de Cincinnati luego de un canje para entrar a la ronda. Smith seguro pasará a profundo para competir en un puesto determinado como prioritario.

Ya casi al final de la quinta ronda, fue el profundo Michael Hamlin de la Universidad de Clemson, que pasará a competir tanto con Smith como aprender del veterano Ken Hamlin en el proceso de ajuste a las filas profesionales. No hay parentesco entre estos dos, pero pudieran terminar siendo la dupla de profundos al abrir la temporada 2009 ante los Bucaneros de Tampa Bay en el Raymond James Stadium en septiembre.

De especial atención

La sorpresa para propios y extraños fue la selección en la quinta ronda del especialista Buehler de la Universidad del Sur de California, que de inmediato es considerado para las patadas de salida e intentos de goles de campo de largo metraje.

En el 2009 los Vaqueros no tuvieron ninguna patada de salida que allanara las diagonales contrarias, y el mismo Jerry Jones ya había confesado la decisión de tener a dos especialistas de goles de campo y patadas de salida en el plantel de 53.

En la sexta ronda fue el apoyador de la Universidad Cristiana de Texas (TCU) en Fort Worth, Stephen Hodge el seleccionado. Es muy probable verlo como otro profundo y otro cuerpo que contribuya de inmediato en estos tan comentados equipos especiales.

En esa misma sexta ronda, los Vaqueros rescataron al ala cerrada John Phillips de la Universidad de Virginia, que de inmediato competirá con Rodney Hannah como tercero detrás del astro Jason Witten y el jugador de segundo año Martellus Bennett.

Ya en la última ronda fue otro Bearcat de Cincinnati el rescatado, con el esquinero Mike Mickens, que cayera de las rondas medias con una lesión en la rodilla. Se espera su participación en los mini-campamentos de este mismo fin de semana en Valley Ranch.

La última selección fue la del ala abierta Manuel Johnson de la Universidad de Oklahoma, cuyas 24 salidas como titular junto con sus 42 recepciones y nueve anotaciones en el 2008 fueron alicientes para hacerlo el único receptor o corredor seleccionado en el draft edición 2009.

Para Stephen Jones la falta de estrellas dentro de los seleccionados pudiera confundir a los seguidores del equipo, pero el enfoque es diferente para la cúpula vaquera.

"Es difícil entusiasmarse como aficionado, nosotros no tenemos ninguna dificultad en estar emocionados", dijo Stephen Jones al respecto. "Estoy seguro que es difícil y sabemos que todos ustedes se enfocan en aquellas selecciones de la primera ronda, siendo las primera quince donde los aficionados ponen su entusiasmo.

"Quizá no sea tan emocionante para ellos pero nosotros estamos más que emocionados con este draft. Es igual de emocionante como si hubiéramos tenido selecciones en la primera y segunda ronda. No pudiéramos estar más felices con lo que hicimos".