MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

El ‘TRI’ se hizo respetar en casa ante USA

 

 

por Luis DE LA TEJA 

 

 

MEXICO, D.F.– El cuadro de las barras y las estrellas quería sepultar el orgullo nacional, y durante unos pocos minutos dio la sensación de lograr el Aztecazo, cuando al minuto 18, Davis logró marcó el Gollllll que puso en silencio a más de 100 mil mexicanos que se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula, y elevando el nerviosismo con que se respiraba en el ambiente del sur de la Ciudad de México.

 

La jugadas se originó de un pase filtrado de Landon Donovan, los americanos se fueron al frente en el marcador. Sin embargo, la reacción de la afición no se hizo esperad para inyectarle a los pupilos de Javier Aguirre coraje y determinación para volver a levantarse de este golpe anímico y que fue el escenario menos esperado para los nuestros.

 

La esperanza gringa se diluyó en las piernas de Israel Castro, cuando con un potente disparo de fuera del areá consiguió un gol de campana que se fue a incrustar en la orquilla derecha de Howard, quien no pudo hacer nada para evitar la felicidad de los mexicanos quienes corearon el gollllll e incrementaron los decibeles del Coloso de Santa Ursula, para resplandecer en todo su esplendor.

 

El primer tiempo culminó con un combinado verde encima del once visitante, sin embargo no fue suficiente para encontrar el gol que los pusiera con la ventaja y así hacer más fuerte el domino que ya se veía en la cancha.

 

En estos primeros 45 minutos uno de los jugadores más valiosos fue sin duda, Cuauhtémoc Blanco, quien junto a Andrés Guardado y Giovanni, le dieron la fuerza al conjunto tricolor.

 

Pero la segunda mitad tendría toda la emoción para los nuestros. El ritmo de juego no cambio, los mexicanos atacando y los americanos defendiendo. Aguirre fue inteligente y muy paciente al momento de modificar a su escuadra, y sin duda al final fue parte importante del marcador.

 

La entrada de Carlos Vela acompañado de Miguel Sabah fueron suficientes para que al minuto 78, en un juego de rebotes, el campeón goleador de la Copa Oro, Sabah, se hiciera presente, y colocara el marcador a favor de los mexicanos.

 

Era el tiempo de Sabah y Miguel, el campeón de goleo de la Copa Oro recibió un pase de Efraín Juárez y en dos tiempos fusiló con un gollllll, a Howard.

 

La locura se desató en el Azteca. Volaron toda clase de objetos en señal de victoria y hasta Javier Aguirre dejó su nueva seriedad.

 

El estadio se volvió un manicomio, y no era para menos, los verdes volvían a hacer valer su poderío en casa