MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Houston celebra la victoria


 

Carlos Mojica / FutbolMLS.com


HOUSTON, TX. — Sin lugar a dudas, el Houston Dynamo volvió a retomar la senda de éxito. El pasado miércoles había caído derrotado en la casa del FC Dallas, en su primer revés ante su rival texano en tres años, y cuatro días después se redimió con una importante victoria sobre el Chicago Fire, uno de los mejores equipos de la MLS.

La victoria del domingo no sólo le permite al equipo Naranja ampliar la ventaja en la cima del Oeste, sino también solidificarse como el superlíder del campeonato emelesero 2009.

Rostros felices en el camerino denotaban la satisfacción del deber cumplido después de una lucha sin igual y en donde tuvieron que emplearse a fondo para alzarse con la victoria.

"Ganar siempre será felicidad, y me siento complacido de haber contribuido con el gol de la victoria, hicimos un excelente trabajo. No paramos de luchar para ganar y los goles llegan por esa constante lucha", expresó el volante Stuart Holden, quien luego del encuentro viajó a Miami para concentrase con la selección nacional de Estados Unidos.

Además de su destacada actuación en la cancha del Estadio Robertson, Holden también se mostró entusiasmado por un nuevo llamado al combinado estadounidense para el juego que disputará en México en el marco de las eliminatorias mundialistas.

"Junto a Brian Ching y Ricardo Clark vamos a concentrarnos con la selección y lo hacemos felices con esta victoria ante un equipo como Chicago, que es difícil".

Por su parte, el técnico Dominic Kinnear manifestó su complacencia por los tres puntos conseguidos, sobre todo por la forma en que se consiguieron.

"Volvimos a ser un equipo compacto y ordenado en defensa y ataque. Los dos goles de ellos nos sorprendieron pero logramos reaccionar y mejorar nuestra defensa. Ganamos, seguimos arriba en la tabla de posiciones, y desde ya comenzamos a pensar en Salt Lake, nuestro próximo rival".

A su vez, el entrenador del Fire Denis Hamlett conceptuó que el juego estuvo para cualquiera, pero que sus dirigidos lamentablemente no aprovecharon sus oportunidades.

"Yo pienso que ambos equipos tuvieron oportunidades para anotar, y el Dynamo aprovechó los suyos. Recibimos dos goles en la primera parte, pero en el segundo tiempo mejoramos igualando el marcador, pero no logramos aprovechar las otras oportunidades", dijo.

El técnico confesó también que vino a Houston a atacar al Dynamo, lo que justificó la inclusión de tres hombres en el frente.

"Yo sentí que teniendo a Lowry, Rolfe y (Cuauhtémoc) Blanco, tenían más oportunidades de anotar, y así fue, pero debimos hacer más. Uno siempre intenta colocar a los mejores once jugadores, pero a veces no se consigue todo", agregó.

Mientras, el arquero visitante Jon Busch no pudo esconder su molestia por los goles recibidos.

"Una derrota es una derrota por donde se la mire. Hoy nos tocó a nosotros y sólo queda levantarnos y buscar el camino correcto. Lo importante es que tenemos equipo para luchar y llegar lejos en esta temporada".

Obviamente, no podía faltar el comentario del mexicano Blanco, quien le restó importancia a la derrota.

"Esto no me afecta en lo absoluto. Nosotros jugamos bien, con algunos errores, pero tenemos equipo para llegar lejos en este torneo", declaró el Temo, que se las verá con Ching, Holden, Clark y el resto de los seleccionados el 12 de agosto en el Estadio Azteca.

Carlos Mojica colabora con sus artículos en FutbolMLS.com.