MyCityLinked

Browse By

MyCityLinked

Acciones de Washington para Combatir el Narcotrafico con México

 

 

Descarta Calderón posibles operativos militares conjuntos con EU: En visita Oficial a Londres en presencia del primer ministro británico Gordon Brown, el Presidente negó participación conjunta en operativos.

 

La Secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano y coordinadora principal de la operación estadounidense, arribará a México, junto con el fiscal Eric Holder a México el  2 de abril al encuentro, que se realiza en el marco de la Iniciativa Mérida de combate al crimen organizado, indicaron William McMahon, directivo de la Oficina de alcohol, tabaco, armas y explosivos del departamento, y Joseph Arabit, jefe de la agencia contra las drogas (DEA) en El Paso, Texas (sur).

 

Por su parte el mandatario mexicano de gira por Londres, enfatizó que “México y Estados Unidos sí, debemos trabajar juntos, pero no implicaría tampoco la participación conjunta en operativos o incluso participación conjunta de elementos de fuerza pública”,

 

Aclaró que “cada país tiene suficientes tareas por resolver si lo hace en la parte del territorio que le corresponde, dijo, y aseguró que en las ciudades fronterizas se ha reducido la violencia.

 

Percepción diferente en Washington

 

En Washington, ya se encendieron los focos rojos, tras el anuncio la semana anterior por parte del secretario de Estado para asuntos interamericanos, Thomas A. Shannon, quién advirtió que en el Capitolio que ya se ha visto violencia de los carteles en 230 ciudades estadounidenses.

 

McMahon y Arabit advirtieron “durante una audiencia de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado en El Paso, frontera con Ciudad Juárez, la localidad más violenta de México, con más de 1,650 homicidios en 2008”.

 

Para la Casa Blanca, el plan Mérida, concertado entre Estados Unidos, México y varios países centroamericanos en 2007, "provee una oportunidad sin precedentes para una respuesta bilateral coordinada y efectiva a la actividad criminal" de los carteles de la droga, señalaron los funcionarios, según el texto enviado a periodistas.

 

Contenido del Plan

 

El plan incluye que el Pentágono colaborará con las Fuerzas Armadas de México "para aumentar el intercambio de información, la interoperatividad, la instrucción y el equipamiento de las unidades contra narcóticos".

 

En este sentido, además de un refuerzo de Coordinación General de tropas estadounidenses en la amplia frontera binacional, habrá más presencia de funcionarios de los departamentos del Tesoro, de Seguridad Nacional y de Justicia.

 

El Plan considera un refuerzo de Coordinación General de tropas estadounidenses en la amplia frontera binacional, en la que habrá más presencia de funcionarios de los departamentos del Tesoro, de Seguridad Nacional y de Justicia.

 

El Departamento de Seguridad Nacional desarrolla un plan que incluye doblar los Equipos de Tarea de protección fronteriza que, según el comunicado, incorporan agentes policiales y de inteligencia de ambos países.

 

Este departamento triplicará el número de analistas de inteligencia en la frontera, aumentará al doble los equipos de represión de criminales extranjeros y multiplicará por cuatro las oficinas de enlace que colaboran con las agencias policiales mexicanas. En los próximos 45 días, la Administración de Tabaco, Alcohol y Armas de Fuego enviará otros 100 agentes a la frontera suroeste de Estados Unidos para fortalecer su programa de interdicción del tráfico de armas.

 

 

Por su parte, el Departamento de Justicia seguirá cooperando con México, y el Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA), agregará 17 posiciones en la frontera suroeste. El 29% de los agentes de la DEA está asignado ya a esa región.

 

Oficialmente Estados Unidos anuncia plan para frontera con México.

 

El gobierno del Presidente Barack Obama informó que enviará más agentes y pertrechos a la frontera con México para combatir los cárteles de la droga.

 

La secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y el subsecretario de Justicia David Ogden anunciaron un incremento de los esfuerzos para impedir que la violencia del narco cruce la frontera de México a Estados- Unidos.

 

La guerra entre los cárteles ha estremecido a México en los últimos años, a la vez que provocado secuestros y otros crímenes en Estados Unidos.

 

Las autoridades dijeron que incrementarán el número de agentes de inmigración y aduanas, antidrogas y contra el tráfico de armas en la frontera.

 

Fiscales dijeron que harán mayores esfuerzos para reprimir el contrabando de armas y de ganancias del narco desde Estados Unidos a México.

 

Fuentes oficiales dijeron que Obama expresó una preocupación particular por los asesinatos en Ciudad Juárez y Tijuana y quiere impedir que esa violencia pase a Estados Unidos.

 

Detalles del Plan incluyen:

 

-Duplicar los equipos de seguridad en la frontera en los que participan agentes locales, estatales y federales.

 

-Agregar 16 puestos de la DEA en el suroeste, donde la agencia antidrogas ya tiene más de un millar de agentes.

 

-Enviar un centenar de agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) a la frontera en los próximos 45 días. Una ley aprobada recientemente por el Congreso proporcionó fondos a la ATF para contratar 37 agentes y personal de apoyo en la región para combatir el tráfico de armas.

 

El Gobierno destacó la aprobación por el Congreso de un fondo de 700 millones de dólares para apoyar la lucha de México contra los cárteles.

 

El Gobierno del Presidente Barack Obama anunció hace dos semanas,  la movilización de agentes, recursos tecnológicos y financieros y hasta perros olfateadores a ambos lados de la frontera sur, en el inicio de una participación masiva reclamada por México para compartir tareas en la lucha contra los carteles de la droga y la violencia que generan.

 

Como parte de esa movilización, el gobierno está autorizando por primera vez estrictas inspecciones de los servicios ferroviarios desde Estados Unidos a México, está trasladando equipos móviles de rayos X y movilizando decenas de personas especializadas en inspecciones de vehículos, contenedores y vagones ferroviarios en busca de armas de contrabando y dinero de los narcotraficantes.

 

En la campaña participan todas las dependencias federales que pudieran tener relación con actividades fronterizas, incluyendo los departamentos de Justicia y Estado, dijo Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior, la coordinadora principal de la operación estadounidense.

 

Indicó, sin embargo, que no estaba de momento contemplada la movilización de miembros de la Guardia Nacional, un proyecto que recibió ya apoyo de Obama. Dijo que éste era "un recurso todavía bajo consideración y análisis".

 

Napolitano anunció hace dos semanas de las acciones estadounidenses ante reporteros en la Casa Blanca y dijo que algunas de ellas habían sido ya ejecutadas en semanas recientes y otras "se están implementando hoy o se harán en el futuro inmediato".

 

Dijo que la movilización tenía dos propósitos. El primero, ayudar al gobierno mexicano a desmantelar "estos enormes carteles de la droga “ilegal" y, segundo, evitar que la violencia que estaban generando en México se extienda en niveles críticos a Estados Unidos, donde se han visto casos en las áreas de Phoenix y Houston.

 

El Saldo de la Guerra contra el Narcotráfico

 

La disputa de los carteles por territorio en México dejaron más de 5,300 muertos en 2008 y suman más de 1,100 en el transcurso de este año.

 

México ha demandado de Estados Unidos mayor control en la venta de armas, toda vez que el 90% del armamento que se incauta a los cárteles proviene del norte de la frontera.

 

Napolitano anunció la semana pasada un plan del gobierno estadounidense para reforzar la zona fronteriza con más de 300 agentes federales, ante el creciente temor del desborde de la violencia más allá de la frontera, y concentrarse en el flujo de drogas y armas.

 

La visita de Napolitano y de Holder se produce una semana después de que la secretaria de Estado Hillary Clinton viajara a México, país al que luego acudirá el presidente estadounidense, Barack Obama, el 16 y 17 de abril.